Empresa

5 pasos clave para eliminar el ambiente tóxico en tu oficina

Entorno de trabajo toxico

Empleados desmotivados, gestión poco eficiente y ausencia de un auténtico líder son señales de un lugar de trabajo tóxico. Esto no solo es dañino para los trabajadores, sino también para los resultados de la empresa. Hoy te traemos 5 pasos para cambiarlo.

Basta con observar como llegan y se marchan los empleados de la oficina para detectar un lugar de trabajo tóxico. Cara larga al entrar y al salir, solo que en este último caso hay un atisbo de alivio en su rostro por haber superado un día más de trabajo.

Un ambiente tenso y la falta de compañerismo que se manifiesta cuando un trabajo es tóxico provoca que los empleados estén desmotivados, empeorando notablemente los resultados de la compañía – trabajadores felices equivalen a empresas exitosas.

Así, un trabajo tóxico también suele carecer de un auténtico líder. Por supuesto que hay jefes, tiene que haberlo, pero no ejercen un verdadero rol como líder.

La diferencia entre tener una cultura positiva en la oficina y tener un ambiente tóxico es abismal. Un claro ejemplo es el de Campbell’s Soup, relatado en Inc por Justin Bariso, fundador de Insight.

En 2001 las cosas no iban bien en Campbell’s Soup, las acciones caían en picado y no lograban hacer frente a la competencia de ninguna manera…Hasta que se incorporó un nuevo CEO, Douglas Conant. Gracias a sus esfuerzos como auténtico líder, en menos de una década la compañía mostraba resultados triunfantes.

4 preguntas para abordar un problema con inteligencia emocional

Pero ¿cómo lo hizo? Lideró con inteligencia emocional. El jefe ya no era una autoridad para los empleados, sino un apoyo. Interactuaba con sus trabajadores, reconocía sus logros y les motivaba.

Afortunadamente, todo el mundo puede hacer lo que hizo Conant. Bariso explica que la clave para eliminar un ambiente tóxico en una oficina está en seguir estos 5 pasos:

  • Bájate del trono: Ponte al mismo nivel que tus empleados, acércate a ellos para escuchar sus problemas y afróntalos con ellos. Tu misión es transmitirles confianza, que sepan que estás ahí para ayudar, no para asustar.
  • Valórales: Y hazles saber que les valoras. Cuando hagan algo bien, asegúrate de decírselo, saca un hueco para reunirte con cada uno de ellos y darles feedback positivo, o mandar una circular a cada equipo reconociendo su esfuerzo. Si saben que les aprecias, se esforzarán mucho más y lo notarás.
  • Se un ejemplo a seguir: Cada día debes reflejar valores de honestidad, confianza y gratitud. Te sorprenderá lo rápido que los adoptarán el resto.
  • Se humilde: Que seas el jefe no quiere decir que sepas más que el resto. Puede que seas más joven que tus empleados, aprovecha su experiencia y sabiduría. O puede que seas más mayor, pídeles que te enseñen a usar las últimas técnicas o tecnologías. Busca y escucha la opinión de tus empleados. Pide perdón si te equivocas, reconocer tus errores no te hace más débil, sino más sabio. Si tú eres transparente y sincero fomentarás que el resto también lo sea.
  • Realiza críticas constructivas: Una vez hayas dado los 4 pasos anteriores, es hora de ayudar a tus empleados como líder. Tu rol es ayudarles a avanzar, y esto puedes hacerlo dándoles críticas constructivas. El feedback – positivo y negativo – es esencial, y si aprendes a darlo con inteligencia emocional tus empleados te lo agradecerán.

Sobre el autor de este artículo

Christiane Drummond

Graduada en Periodismo y redactora en TICbeat. ¿Qué me interesa? La innovación, la actualidad, la tecnología y, sobre todo, las personas.