Empresa

5 negocios rentables que puedes empezar hoy con poco dinero

Negocios con poca inversión para emprender en 2018
Escrito por Business Insider

Son muchos los que renuncian a emprender y tener su propio proyecto por la falta de capital. Sin embargo, existen algunos negocios que puedes empezar con poco dinero. La rentabilidad fruto de una inversión pequeña sí es posible, te dejamos algunas ideas.

¿Bueno, bonito y barato? Desconfía. ¿Negocios fáciles que nadie conoce? Pues tres cuartos de lo mismo. Las ideas geniales para ganar dinero sin esfuerzo en un abrir y cerrar de ojos son una quimera la inmensa mayoría de las veces. Con contadas excepciones —que las ha habido—, simplemente son una estafa, una exageración o la ilusión de algún iluminado. Muchas personas piensan lo mismo de los negocios fruto de una inversión pequeña. Sin embargo, existen opciones que ofrecen rentabilidad tras un desembolso humilde.

No obstante, hay que permitir de una premisa. Evidente, eso sí. De la misma manera que cada persona es un mundo, cada inversor también lo es. Es decir, que cada cual tiene una perspectiva de lo que es una rentabilidad aceptable, en la que se siente cómodo, y una percepción intransferible de lo que es arrancar con poco dinero.

¿Cuánto es esa cantidad, 30.000 euros, 20.000, 10.000 o menos? Aunque depende de las expectativas que tenga cada uno, se necesita un mínimo de capital para empezar un negocio.

Pero ¿puedes montar un negocio sin dinero? La respuesta es que sí, pero se tratará, en principio, de iniciativas modestas y partiendo de un conocimiento, habilidad o disponibilidad previos. Por ejemplo, impartir clases de idiomas, pasear perros o arreglar dispositivos tecnológicos. Aunque hay quien considera esas actividades como lucrativas, pero no exactamente como invertir en un negocio, sino, más bien, como desarrollar una capacidad.

El método tres ‘T’ para saber si un negocio tendrá éxito

Así que, partiendo de un mínimo desembolso, ¿qué posibilidades tienes? Pues la gran baza es aprovechar el potencial de Internet, si es que la actividad que tienes en mente te lo permite. Las ventajas son de sobra conocidas: ahorro de costes, posibilidad de llegar a clientes estando frente al ordenador, evitar pagar por una oficina física, etc. Aunque, eso sí, trabajar desde casa por Internet tiene sus pegas y sus aspectos positivos.

1. Iniciativas relacionadas con Internet

uso ordenador

¿Qué negocios pueden encajar en ese sentido, que puedan verse amplificados por la Red? Pues desde los más sencillos —como montar un blog, vender cursos online o crear un canal en youtube— hasta afiliarte a productos de terceros o desarrollar aplicaciones para móviles. En estos casos prácticamente no necesitarás realizar desembolso alguno, sino más bien una inversión de tiempo.

2. Pequeñas máquinas de ‘vending’

maquina vending

Por otra parte, la variedad de dispositivos instalados en diversos lugares públicos, que suministran refrescos, snacks o sándwiches, entre otros productos, no son generalmente un negocio barato, pero sí puede resultar más asequible si optas por la gama más baja, por pequeñas máquinas de vending

El coste de entrar en este sector es muy variable: depende, sobre todo, de si las máquinas son en propiedad o de alquiler, de la ubicación de las mismas y del producto de que se trate. En todo caso, la clave de la rentabilidad del vending está en el volumen. Según los expertos, 4.000 euros puede ser una cifra razonable para empezar.

3. Las franquicias ‘low cost’

El Registro de Franquiciadores se suprime por problemas técnicos

Las marcas franquiciadas aglutinan un negocio descomunal, particularmente fructífero en España. No en vano, el sector cerró 2017 con una facturación de 27.600 millones de euros y con cerca de 1.350 enseñas. El aspecto positivo para un inversor modesto es que hay para todos los gustos —descubre aquí los tipos de franquicia que más venden— y bolsillos.

De hecho, hay un buen puñado de franquicias en el que puedes invertir por menos de 10.000 euros. Es más, la inversión mínima de la inmobiliaria Alkila2 es de sólo 99 euros; la de MiAppMovil, de 249 euros y el desembolso de Asociación Inmobiliaria alcanza los 1.200 euros, por citar tres de los ejemplos más asequibles.

4. Un food truck

food truck

La gente anda siempre con prisa en la ciudad. Como consecuencia, cada vez se invierte menos tiempo en comer, especialmente de lunes a viernes. Tan es así, que la estampa de alguien comiendo casi en cualquier lado resulta de lo más habitual: en el metro, en un parque, en cualquier lugar de la calle…

En este contexto, los food trucks se están multiplicando, tanto en iniciativas de cocineros de prestigio —siendo una especie de extensión del restaurante tradicional— como de comida rápida de lo más variados.

Necesitas una furgoneta con una cocina adaptada, elegir el tipo de comida, contratar a una persona, como mínimo, y los permisos correspondientes. En este último apartado se incluye la documentación que te permite ubicarte en un sitio propicio, cuestión que, como es lógico, resulta crucial para que el negocio funcione. La inversión inicial puede rondar los 25.000 euros.

5. Hacer realidad tu propia idea

emprender con exito

Business strategies for creative expression with a light bulb idea.

Si tienes poco dinero y siempre has querido montar una discoteca o un gran restaurante, en principio, lo vas a tener complicado porque no te va a llegar la financiación. Sin embargo, existen ciertos sectores y proyectos que no requieren una gran inversión, sobre todo aquellos que no necesitan una estructura física y se apoyan el ámbito online.

También puedes decidir dedicarte a lo mismo que has estado en una compañía como asalariado. Por poner un ejemplo, como consultor. La ventaja de esta opción es que ya tienes conocimiento y experiencia, y ya tienes clientes que confían en ti. Así que, si estás en una de estas situaciones, tal vez sea hora de hacer realidad esa idea de negocio que lleva rondándote la cabeza desde hacer años e invertir tu propio capital en ello.

*Artículo original publicado en Business Insider España. Autor: Javier Moronatti.

Sobre el autor de este artículo

Business Insider