Empresa

5 motivos para rediseñar la web de tu empresa

Te damos cinco motivos para rediseñar tu web de empresa

Echando un vistazo a la red, ¿no has reparado en que existen páginas anticuadas, con un diseño que entorpece la visibilidad y provoca una mala experiencia de usuario? Nunca debes permitir que tu web de empresa se quede obsoleta. Te contamos cuando es buen momento para rediseñarla.

Contar con un diseño web sólido, limpio, en consonancia con la imagen de tu empresa y que ofrezca un menú de navegación cómodo e intuitivo para tus usuarios es fundamental. En muchos casos las pymes se sorprenden de lo rápido y mal que envejecen sus páginas web, a pesar de haber invertido una considerable suma de dinero.

Nueve tendencias en diseño web para 2016

Aunque parezca un proceso engorroso de pereza, es importante cuidar el diseño de tu página corporativa, tanto para mantener una reputación online positiva como facilitar la consulta, la interacción o la compra online de los usuarios, construyendo un espacio digital que identifique a tu marca y contribuya a una potente estrategia de marketing y comunicación.

Te damos a continuación cinco razones y momentos clave en los que debes apostar por rediseñar tu web corporativa. 

5 indicadores que apuntan al rediseño de tu web de empresa

  1. Si modificas en gran medida los productos o servicios, así como determinados aspectos del logotipo o la imagen corporativa, tu web está pidiendo a gritos un profundo lavado de cara.
  2. Si percibes una notable disminución de las ventas, o recibes protestas y quejas en el feedback de tus clientes con respecto a la estética o usabilidad de tu página, deberás modificar todos los aspectos posibles del diseño para favorecer una experiencia de usuario positiva.
  3. Si tus clientes no pueden acceder a la información que desean en tu nueva página web -ya sea el contacto, el número de teléfono, los gastos de envío, la descripción de los servicios o la política de devoluciones- puedes perder todo ese tráfico potencial. Es importante identificar qué contenido es más relevante y la distribución de las secciones antes de comenzar el proceso de rediseño.
  4. Si tu diseño no es responsive -es decir, adaptando el diseño a las pantallas de los diferentes tipos de dispositivos como tablets y smartphones, desde los que cada vez se consume más información-, soluciona este problema inmediatamente. También debes tener en cuenta la velocidad del tiempo de carga y el buen funcionamiento de las herramientas y plugins, que deben estar permanentemente actualizados.
  5. Si comenzaste de una manera más amateur tu andadura, tu ámbito geográfico era menor o desbordaste las expectativas de tu negocio, seguramente tu web necesite un rediseño para ser más potente y efectiva y tener una estrategia de contenidos más profesional y adaptada al rango de tu público.

7 consejos para incrementar tus ventas online

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.