Empresa

5 formas de ahorrar dinero cuando vas a comer fuera

7 formas de ahorrar dinero en restaurantes caros

Si quieres disfrutar de comida de calidad y darle un capricho a tu paladar sin que tu cartera se quede temblando, recopilamos algunas de las mejores recomendaciones para ahorrar dinero cuando visitas un restaurante caro.

No es preciso dejarse un riñón para pagar un menú degustación ni tampoco pasar hambre cuando vas a comer fuera en una ocasión especial, pero es importante tener a mano algunas recomendaciones que te resultarán especialmente útiles para ahorrar dinero en restaurantes caros o de gama media alta. 

Las comidas más caras del mundo

Cabe destacar que una de las claves fundamentales es consultar previamente el rango de precios del establecimiento, buscar ofertas en la red y delimitar un presupuesto máximo y mínimo que deseas gastarte y el cual no permitirás superar. Una vez te encuentres en el restaurante, estas son algunas de las claves para reducir la factura.

5 trucos para ahorrar dinero en restaurantes

  • Vale la pena decantarte por un menú en el que predominen los vegetales: Además de las razones medioambientales, deberás tener en cuenta que una buena carne o productos como el marisco encarecerán considerablemente el precio final de lo que pidas. Si pides carne, recuerda que la carne magra y las aves suelen ser más económicas, mientras que la ternera o el buey las de mayor precio.
  • Al mediodía suele ser más barato: Los menús del día se sirven a la hora de comer y no suelen tener validez para la cena, por lo que tendrás esta opción de ahorro a tu disposición si no te importa el momento de darte un capricho al paladar.
  • Compartir es la clave: Compartir postres y entrantes y pedir un plato principal por persona es una manera no solo de ahorrar, sino de disfrutar de un espectro más amplio de texturas y sabores y comentar vuestras opiniones culinarias sobre el local. Presta atención a los menús a precio fijo, útiles para ahorrar o a los platos de autor con descuentos puntuales.
  • Elige el mejor día de la semana: Existen determinadas épocas -temporada baja- o días de la semana en la que podrás encontrar ofertas especiales, especialmente en aquellos en los que tienen menos clientela.
  • Cuidado con las bebidas: Junto a los postres, las bebidas como el vino son un producto peligroso que puede subir con creces el importe final de tu cena o comida. Consulta los precios previamente y si precisas recortar algún gasto, suprime lo más superfluo del menú, comparte postre o pide vino de la casa para acompañar.

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.