Empresa

5 cosas que te hacen parecer desesperado ante los reclutadores

como no parecer desesperado ante reclutadores

Estas son las 5 acciones que debes evitar cuando buscas empleo. Te hacen parecer desesperado ante los reclutadores y es posible que por ello no te den el trabajo.

Cuando estamos buscando trabajo es normal encontrarnos muchas veces en una situación algo desesperada. A veces queremos conseguir esa oferta laboral que nos haga ascender o cambiar de puesto, o quizás sólo buscamos un salario con el que poder vivir.

Sea cual sea la situación, el caso es que a veces mostrarse demasiado entusiasta puede hacernos parecer a los ojos de los reclutadores  desesperado. La forma de comunicarse con las empresas durante una búsqueda de trabajo es todo un arte…y debes aprender a dominarlo.

Si ser considerados para un puesto sólo depende de esas personas encargadas de llevar a cabo las entrevistas, es muy frecuente que tengamos ciertas tentaciones de entablar contacto con ellas o demandarles acerca de información sobre nuestra situación en el proceso de selección.

Pero ten cuidado, puedes hacer que en lugar de interés la empresa solo sienta agobio por tu parte. Para no caer en errores, te mostramos las cinco cosas que debes evitar para no parecer desesperado ante los reclutadores.

  • Deja pasar al menos dos días tras el proceso de selección para demandarles información. Piensa que un único reclutador seguramente tenga que ver un buen número de candidatos antes de tomar una decisión. Si has escrito para interesarte y no te han respondido sé prudente a la hora de volverlo a hacer. No añadas más estrés a su trabajo.
  • Respeta la fecha marcada para saber sobre tu situación. Si te dijeron que no te dirían nada antes del viernes, no les preguntes el jueves o el viernes al mediodía. Puedes parecer desesperado o agresivo. Los expertos dicen que dejes pasar un día, y después envíes un correo amable demandándoles si necesitan más información para el proceso o si pueden adelantarte algo.

5 consejos para conseguir el trabajo de tus sueños

  • Otro acto que te hará parecer desesperado ante los reclutadores es volver a optar a un proceso de selección que no superaste anteriormente. Si te han rechazado deja pasar al menos 6 meses para volver a solicitarlo. Es el tiempo mínimo para haber adquirido nuevas habilidades o experiencia y que te tengan en consideración esta vez.
  • Contactar con un reclutador por varias vías nunca dirá nada bueno de ti. Hay una delgada línea entre ser proactivo  y ser molesto. Y al bombardearlo con mensajes vía mail, LinkedIn y Facebook con la misma pregunta estás muy cerca de resultar lo segundo.
  • Si te responden el clásico “ya nos pondremos en contacto con usted” es seguro que, por el momento, no están interesados.  Responde con un mero agradecimiento y nada de insistir. Aunque seas idóneo puede que no cuenten con un puesto que ofrecerte. Si les has gustado es seguro que te tendrán en cuenta en futuros procesos de selección.

En resumen, respetar los tiempos establecidos y ser prudente con las formas y vías en las que entramos en contacto con una empresa son trucos que nos ayudan a no parecer despesderados ante un reclutador y perder el trabajo ansiado.

Vía| Business Insider

Sobre el autor de este artículo

Cristina Fernández Esteban

Licenciada en periodismo. Entusiasta de la tecnología, la literatura y el café.