Empresa

5 buenas razones para escuchar música en tu espacio de trabajo

5 buenas razones para escuchar música en tu espacio de trabajo

Escuchar música en la oficina no exclusivo de melómanos ni tiene relación con la improductividad, sino que puede ser una útil aliada para desempeñar mejor las tareas diarias y realizarlas con mayor satisfacción y niveles más altos de motivación.

Aunque no existe un consenso científico absoluto en torno a este tema, son varias las investigaciones que destacan los beneficios de escuchar música en la oficina -algo extrapolable a cualquier tipo de espacio de trabajo, como un coworking o el propio domicilio en el caso de los freelance-. Algunos estudios vinculan la música con el multitasking, otros ahondan en la importancia de que esta sea de carácter instrumental y otros hacen hincapié en que es el estado de ánimo positivo que induce la música el encargado de mejorar la productividad y el desempeño.

Cómo la naturaleza y las oficinas “verdes” pueden revolucionar tu empresa

Si eres una de esas personas a las que la música puede echar un cable para trabajar mejor y de forma más eficiente, destacamos en el presente artículo cinco grandes beneficios de apostar por esta práctica en tu cubículo, oficina o espacio laboral.

Efectos de escuchar música en el cerebro

Vía | The Year in Cognitive Neuroscience

5 ventajas de escuchar música en el trabajo

  • Relajación: Muchos trabajadores consideran a la música en el trabajo como una herramienta tranquilizadora y un instrumento para canalizar las emociones negativas y reducir el estrés. Además de generar bienestar en el ambiente y poner a los empleados de buen humor, las piezas musicales pueden proporcionar un mini-descanso.
  • Concentración: La música contribuye a suprimir distracciones laborales, tanto a la hora de ejecutar tareas más simples como de realizar trabajos más complejos, reemplazando las interrupciones externas con sonidos previamente seleccionados, algo similar a lo que sucede con el ruido blanco para dormir.
  • Positividad y manejo emocional: La música puede ser inspiradora, motivacional e impulsora de ideas creativas. Cuando el espacio de trabajo está demasiado tranquilo o vacíom la música instrumental también contribuye a generar un sentido de pertenencia a la empresa y al proyecto.
  • Mejora el control sobre el entorno: Al bloquear las distracciones, reducir el ruido ambiental y aislar al usuario del despiste, la música -especialmente con auriculares- envía señales para que los empleados no sean interrumpidos.
  • Incrementa la productividad: La música te ayuda a continuar con tu flujo de trabajo, no entretenerte navegando en redes sociales o usando apps de mensajería, así como a sentirte con un estado de ánimo positivo que contribuya a la eficiente realización de tus tareas.

Cabe destacar que el contexto es fundamental y que la música no es buena en todas las situaciones: si el volumen es muy elevado puede resultar irritante para los compañeros de trabajo, mientras que los auriculares pueden aislar a una persona del equipo. Sin embargo, cuando los empleados pueden tener control sobre cuándo, dónde y qué escuchan, la música puede reportar claros beneficios a los empleados de forma individual y, en última instancia, también a la empresa.

Fuente | Total Jobs

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.