Empresa

4 preguntas para abordar un problema con inteligencia emocional

4 preguntas para abordar un problema con inteligencia emocional

Si en tu empresa aparece una situación problemática, repasamos cuatro preguntas esenciales que todo buen líder puede hacer para gestionar y resolver el conflicto haciendo uso de la inteligencia emocional como principal herramienta.

La inteligencia emocional es una importante habilidad de liderazgo en el lugar de trabajo, la cual alude a la capacidad de percibir y controlar los propios sentimientos y saber interpretar los de los demás. Los jefes y responsables deben poseer esta virtud, entrenarla y potenciarla para comunicarse adecuadamente con su equipo, alcanzar objetivos comunes, transmitir una cultura corporativa positiva y generar confianza y comprensión.

7 rasgos de un gran líder según la neurociencia (además de la inteligencia emocional)

A la hora de abordar los posibles conflictos y malestares que surjan en el entorno laboral, la empatía y la inteligencia emocional son los principales atributos que un líder puede desplegar para afrontar un problema antes de que escale, manteniendo la calma y fomentando el entendimiento mutuo. Esta capacidad sirve para cualquier momento, desde la preparación de una presentación a un despido, una contratación o

Cuando un empleado o miembro del equipo tenga un problema, manifieste una frustración, se muestre preocupado o mantenga un conflicto con otra persona de la compañía, cuatro sencillas preguntas pueden ayudarte a poner en práctica la inteligencia emocional con éxito.

4 preguntas clave para resolver situaciones problemáticas como líder

  • ¿Cómo te está afectando esta situación?: Es fundamental manifestar interés por el estado de la persona con la que estás hablando, revelando que te tomarás en serio su punto de vista, que quieres conocer a fondo su versión y que puede revelarte los detalles acerca de las causas, el contexto o las circunstancias de dicha frustración o problema.
  • ¿Cómo te impide esta situación trabajar o tener éxito?: Cuando una persona se muestra preocupada y existen obstáculos que se interponen en su camino, suelen querer expresarse y desahogarse. Es importante que se sienta valorada por sus contribuciones para tener más comodidad de explicar las causas de su falta de motivación o de sus problemas de concentración o productividad. Incita a ese trabajador a que desglose los lastres que tuercen su camino hacia el éxito.
  • ¿Cuál crees que sería el resultado ideal?: Incluso cuando todo un equipo u organización trabaja para lograr un objetivo común, las personas tienden a cultivar sus metas y expectativas propias, como un cambio de departamento, crecimiento y promoción profesional, cambio de rol, ascenso, flexibilidad horaria… Sin embargo, cuando existe tensión o malos resultados es importante preguntar a cada persona cómo reconducir la situación, qué caminos son los más adecuados y qué resultados se esperan. 
  • ¿Qué aprendiste del último gran obstáculo que eliminaste?: Esta sencilla pregunta se trata de una excelente manera de pedirle a alguien que se vuelva a conectar con sus propias habilidades para resolver problemas y hacer frente a las discusiones o disidencias.

¡No olvides aliñar estas preguntas con un lenguaje corporal adecuado, altas dosis de escucha activa, paciencia y atención consciente!

Fuente | Inc

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.