Empresa

4 fórmulas para tener empleados productivos y satisfechos

4 fórmulas para tener empleados productivos y satisfechos

Si quieres que tus empleados sean a la vez más felices y productivos puedes poner en práctica las cuatro claves que esbozamos en este artículo y que ponen en práctica grandes empresas de la talla de Google o Facebook.

Como hemos subrayado en múltiples ocasiones, la felicidad y la productividad mantienen un estrecho vínculo dentro de cualquier proyecto profesional. Una persona satisfecha con su puesto y su entorno laboral, que disfrute de oportunidades de conciliación y equilibrio, que se sienta valorada y que pueda promocionar dentro de la empresa es más productiva, y a su vez, un empleado productivo se siente más feliz con sus logros y su desempeño. 

9 tácticas efectivas para aumentar la felicidad y la productividad en tu empresa

Desde arriba, existen tantas formas de contagiar e incentivar el rendimiento y la motivación como proyectos hay en el mundo: desde poner en práctica un liderazgo de servicio a cambiar el diseño de la oficina a apostar por los espacios de trabajo verdes, probar con las alternativas de gamificación o brindarles, como hace Google, puffs de descanso o videojuegos en las oficinas.

Otras posibilidades pasan por las clases de yoga gratuitas o los cupones descuento, así como los programas, cada vez más integrales y completos, de bienestar laboral. En todo caso, mantener felices a sus empleados siempre requiere compromiso, presupuesto y una pizca de creatividad. A continuación, te revelamos cuatro estrategias para satisfacer a tu personal y aumentar su productividad. 

Usa recompensas que no sean dinero

Aunque las pagas extra o las subidas de sueldo también deben ser iniciativas a contemplar, lo cierto es que el efectivo es demasiado genérico y no siempre resulta la mejor medida a la hora de motivar. De hecho, un estudio realizado por Maritz Institute y el Incentive Research Foundation, en el que los participantes se sometieron a una presentación virtual de premios, señala que la mayoría indicó una fuerte preferencia emocional por las recompensas que no sean en efectivo.

Charlotte Blank, directora de conducta de Maritz, afirma al respecto que los incentivos no monetarios son más memorables para los empleados de todas las generaciones. “Mi padre todavía recuerda la cantidad de equipaje que recibió por alcanzar su primer objetivo de ventas”, dice Blank. Por otra parte, una encuesta de 2016 elaborada por Aon Hewitt y O.C. Tanner reveló que una simple nota manuscrita era la forma de reconocimiento más valorada por los millennials.

Aboga por una comunicación directa y transparente

Numerosas investigaciones como esta han demostrado que la transparencia es un factor superior en la felicidad de los empleados, que desean ser informados con periodicidad y de forma honesta sobre toda clase de asuntos fundamentales de la empresa. El estudio TINYpulse de 2017 descubrió que la transparencia y el crecimiento profesional de los empleados estaban vinculados, así como que las empresas que carecían de la misma lastraban la promoción y el desarrollo de su plantilla.

Tienes a tu disposición numerosas herramientas para dar y recibir feedback de tu equipo, como las reuniones, la técnica del sándwich o la técnica de la transparencia. También es importante proporcionar a los empleados un sentido de propósito y pertenencia. 

Organiza experiencias culturales y de ocio para tus empleados

Un estudio de Harris Group descubrió que los millennials, que actualmente ya constituyen la fuerza de trabajo más abundante en Estados Unidos valoran mucho más las experiencias que el efectivo. Llevarlos a una exhibición cultural como un concierto o una obra de teatro, reservar una cena en un delicioso restaurante, planificar una partida de paintball o invitarlos a una competición deportiva son algunas de las alternativas. Lo importante es que se ajuste a las personalidades y gustos de los miembros del equipo.

Impulsa el desarrollo de sus trayectorias profesionales

Si tus empleados consideran que su trabajo es únicamente un medio para pagar las facturas, es probable que no encuentren mucha satisfacción en sus tareas diarias.  Para incentivar su motivación, es fundamental que puedan desarrollar una carrera dentro de la empresa, promocionar en su puesto y mejorar sus habilidades, así como adquirir nuevas competencias a través de formación especializada.

La capacitación y el desarrollo son excelentes maneras de unir los intereses de cada empleado con un rol único en su empresa. De lo contrario, es probable que lo busquen en otro lugar, especialmente en el caso del sector millennial.

Fuente | Inc

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.

1 Comentario

  • También una de las mejores ideal es gestionar y administrar el trabajo de una forma suave. Las metodologías ágiles incorporan de modo creativo al trabajador en el proceso de planeamiento. Esto resulta en lo que la productividad no es solo un objetivo del líder sino también de los mismos trabajadores.