Empresa

Si quieres mejorar como líder, abandona estos 4 hábitos

Si quieres mejorar como líder, abandona estos 4 hábitos

Son muchos los ingredientes que se deben cocinar a fuego lento para un potente liderazgo: carisma, empatía, motivación, autocrítica, delegar responsabilidades, tolerar errores o captar talento y fomentar la creatividad. Hoy hablamos de cuatro hábitos nocivos que debes desechar si quieres ser un mejor dirigente.

Existen diversos estilos de liderazgo que se asocian habitualmente a determinadas virtudes o prácticas. Sin embargo, también debes cuidar el apartado de los errores y defectos, intentando tomar conciencia de aquellas costumbres y hábitos que pueden enfurecer y molestar a tus empleados, propiciar un mal ambiente de trabajo y reducir los niveles de motivación en la plantilla.

9 tácticas efectivas para mejorar la felicidad y la productividad en tu empresa

Si quieres mejorar y convertirte en un jefe más completo y preparado, puedes optar por renunciar a una lista de pequeñas cosas y cambiarlas por otras costumbres nuevas que te ayudarán a alcanzar de forma óptima tus expectativas –y las que tus empleados depositan en ti-, retener el talento en tu proyecto y ser un mejor comunicador, un rasgo de gran utilidad para las reuniones con tu equipo. ¡Anota cuatro puntos que puedes considerar!

4 cosas sencillas que debes evitar para ser un mejor líder

  • Pasarte demasiado tiempo en Snapchat: Obsesionarte con las redes sociales para detectar opiniones sobre tu negocio, contactar con influencers o aspirar a convertir tu proyecto en un caso de éxito como otras marcas y estrellas de la plataforma es un error. Por supuesto, es importante que realices un seguimiento y te nutras del contenido útil de la red, pero es fundamental que delegues responsabilidades a especialistas en la materia, te empoderes a través de otras vías como los libros y las charlas TED y mejores la versión de ti mismo con experiencia y formación.
  • No buscar fuentes nuevas de inspiración: En el mundo de la cultura, del ocio, del deporte o de la ficción puedes encontrar ejemplos de líderes y personajes carismáticos con cualidades, estrategias o comportamientos -tanto negativos como positivos- de los que aprender. No es preciso que centres tu atención únicamente en genios y visionarios de la actualidad en carne y hueso, sino que viendo tu serie o película favorita también puedes tomar nota.
  • Desperdiciar el trayecto de camino al trabajo: John Eades relata en Inc cómo pasaba sus viajes a la oficina escuchando música hasta que un amigo le envío un episodio de Tim Ferriss Podcast y su entrevista con Seth Godin, cambiando su percepción del liderazgo para siempre. Tras ello se centró en escuchar podcasts valiosos para emprendedores y absorber buenas prácticas para llevar a cabo. Finalmente, lanzó su propio podcast centrado en el liderazgo y titulado Follow My Lead Podcast. 70 entregas después, ha podido entrevistar a algunos de los mejores CEOs, líderes de pensamiento y autores de su país.
  • Obsesionarte con ser el héroe: Sitúate lejos de mitificar la figura del líder y despojarla de la importancia del trabajo colectivo: tu equipo y su talento, la coordinación, la disciplina, las buenas ideas y el ambiente colaborativo serán tus máximos aliados. Un dicho popular reza aquello de “si quieres ir rápido, vete solo, si quieres ir muy lejos, ve acompañado”. No pienses que vas a salvar a nadie ni cargues todo el peso de la responsabilidad: aprende a pedir ayuda, a buscar los perfiles profesionales que necesitas, a escuchar y aprender del resto, desprendiéndote de la presión individualista de ser un líder en solitario.

Vía | Inc

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.