Empresa

3 cosas que deberías hacer la primera semana en un nuevo trabajo

nuevo trabajador bienvenida

Jenny Blake, mentora profesional, experta en negocios y cofundadora del programa de mentoring de Google, revela 3 cosas que debes hacer la primera semana en un nuevo trabajo para bordarlo y ser más exitoso en un futuro. Di adiós a los nervios y ¡hola al éxito!

Empezar un nuevo trabajo, en un entorno distinto y rodeado de gente desconocida, puede parecer complicado; no obstante, solo es cuestión de acostumbrarse a la dinámica de trabajo de tu nuevo empleo y conocer a tus nuevos compañeros.

No obstante, según Jenny Blake, mentora profesional, experta en estrategia de negocios y cofundadora del programa de mentoring de Google, adaptarse a un nuevo empleo es más fácil de lo que parece.

Según explica Blake en su libro ‘Pivot: the only move that matters is your next one’, hay 3 cosas que deberías hacer la primera semana en tu nuevo empleo para tener éxito en un futuro, además de causar una buena primera impresión.

  • Averigua que quiere tu nuevo jefe de ti: No te andes con rodeos, y pregúntaselo directamente. En tu primer día en un nuevo empleo deberías intentar reunirte con tu jefe para que te deje claro cuáles son tus objetivos profesionales: dónde quiere que estés en 3 meses, dónde espera que llegues en 6 y cómo busca que evoluciones en el próximo año. También debería quedarte claro qué impacto quiere que tengas sobre tu equipo y la empresa en sí.
  • Elabora un planning: Además de hablar con tu jefe sobre tu rol en la empresa en términos generales, también tienes que saber cuáles son sus prioridades: qué tienes que aprender antes, que proyectos son prioritarios, etc. No te quedes con  ninguna duda, es mejor que esté todo claro. Así, asegúrate de apuntarlo todo y de incluir cualquier fecha límite en tu calendario.

Todo lo que debes evitar decir el primer mes en un nuevo trabajo

  • Conecta con tus nuevos compañeros de trabajo: No te avergüences de acercarte a hablar con ellos; sentirte cómodo con la gente que te rodea te ayudará a trabajar mejor. De hecho, estudios demuestran que tener amigos en el trabajo mejora la productividad, así que no te saltes la comida o el descanso por trabajar más: conocer a tus compañeros de trabajo y ganarte su respeto también es muy importante.

Vía | CNBC

Sobre el autor de este artículo

Christiane Drummond

Graduada en Periodismo y redactora en TICbeat. ¿Qué me interesa? La innovación, la actualidad, la tecnología y, sobre todo, las personas.

  • Victor Córdoba

    Pues mira.
    Dado que el empleo más popular es el de servicios, porque es el qué más abunda por mano de obra, estoy hasta las narices de que cada vez que se elabora un estudio sobre mejoras en tu puesto de trabajo soléis mencionar cosas como “de vuelta a la oficina”, “trazado de objetivos”, etc. “Consejos” que no se pueden aplicar a millones de personas, y una inmensa mayoría, por tanto.

    Vamos a ver, señorita. Para el currito que está repartiendo publicidad, picando piedra en la cantera, levantando ladrillo a ladrillo una muralla o el que está 16 horas en una fábrica montando mocasines, es más que obvio que lo que empieza a hacer el primer día es lo que va a estar haciendo todo el tiempo que trabaje en dicha empresa. Por lo tanto, no sirve para nada tanta tontería de ” averigua lo que tu jefe espera de ti,o lo que quiere que hagas en 3 meses, trazar objetivos, y burradas que a nadie interesan o ayudan…

    Menciona comportamientos que realmente sean efectivos para toda esa clase de trabajadores que no pueden trabajar desempeñando un puesto de asesor financiero o ejecutivo de una empresa.

    Recuerda que la mayor parte de la población trabaja en condiciones lamentables en puestos de gran esfuerzo físico, desagradables y que no solo no contemplan la posibilidad de ascenso, sino que, o lo haces tú, o hay 50.000 que pueden hacerlo igual.

    A ver cuándo lo tenéis en cuenta, y dejáis de publicar chorradas que solo interesan a unos pocos, o que no va a corresponderse con la realidad de los millones de parados que buscan un trabajo y que no van a encontrar uno en el cual su jefe no espere de ellos más que que se parta la espalda picando o sirviendo cubatas toda la noche.