Empresa

3 claves para estar comprometido y feliz en el trabajo, según un estudio de Harvard

3 claves para estar comprometido y feliz en el trabajo, según un estudio de Harvard

Expertos en psicología positiva como Richard Davidson, Shawn Achor o Barbara Frederickson confirman el hecho de que las personas felices son mejores trabajadores, algo que se traduce en mejores resultados y en un entorno laboral óptimo y motivador.

La psicología positiva -definida en 1999 por Seligman- se trata del estudio científico de las experiencias positivas, los rasgos individuales positivos, las instituciones que propician su desarrollo y los programas que contribuyen a la mejora de la calidad de vida de los individuos. Sin embargo, son muchas las personas que en el ámbito laboral huyen de los sentimientos y emociones, escondiendo las negativas y ocultando el estrés, la ansiedad o los conflictos.

9 tácticas efectivas para aumentar la felicidad y la productividad en la empresa

Sin embargo, y tal y como revela un nuevo trabajo publicado en Harvard Business Review por Annie McKeee, los sentimientos positivos en el trabajo conducen a un aumento de la creatividad, la resistencia, el optimismo, la motivación y la participación de los empleados. McKee señala que “la ciencia del cerebro y nuestra investigación organizacional están de hecho desacreditando los viejos mitos: las emociones son importantes en el trabajo, la felicidad es fundamental”

En su artículo, titulado”Being Happy at Work Matters”, la autora y su equipo de investigación, tras décadas de experiencia con los líderes, concluyen cuáles son los principales factores para que los trabajadores estén totalmente comprometidos y felices. Son los tres siguientes:

  • Visión de futuro: La mayor parte de la gente quiere tener visión del futuro de la empresa y saber cómo encajan en ella, lo que requiere líderes que vinculen la misión corporativa con las visiones individuales de las personas. Solamente de esta manera podrá retenerse el talento y lograr que las personas estén emocionalmente comprometidas y conectadas con los objetivos de la organización.
  • Sentido de propósito y pertenencia: McKee escribe que “la gente quiere sentirse valorada en el trabajo y saber que sus contribuciones ayudan a lograr algo realmente importante”. Esto no solamente mejora la felicidad, sino que aumenta la productividad, sobre todo si permitimos a los empleados conectar con los clientes o usuarios finales para ver el impacto humano de su trabajo.
  • Relaciones fuertes de confianza y apoyo:  McKee afirma que las relaciones cercanas, de confianza y de apoyo son aquellas que propician una fuerte colaboración, algo de vital importancia para generar un estado de ánimo positivo de los empleados, independientemente de su nivel, estado o posición en el organigrama de la compañía. También cabe destacar el estudio de Olivia A. O’Neill sobre el “companionate love” -algo así como “amor compañero” en la empresa, que concluye que las compañías que construyen una cultura emocional basada en los elementos relacionales de calor, afecto y conexión logran un mejor desempeño.

Vía | Inc

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.