Empresa

Camino al turismo sostenible: 2.500 anuncios menos de Airbnb en Barcelona

Camino al turismo sostenible: 2.500 anuncios menos de Airbnb en Barcelona

Debido a un acuerdo pactado con el consistorio de la ciudad y las limitaciones de anuncios en Ciudat Vella, Airbnb ha retirado de su plataforma 2.500 anuncios de Barcelona, ciudad que aglutina 15.000 anfitriones.

Barcelona es una de las ciudades preferidas de Airbnb: según sus responsables, la cuarta del mundo. Tras firmar un acuerdo con el Ayuntamiento para retirar de su plataforma los apartamentos ilegales, ha retirado 1.200 anuncios, a los que se suman otros 1.300 por la limitación a un solo anuncio para los anuncios de casas enteras que puede tener un propietario en el distrito de Ciutat Vella.

Para lograr este último movimiento, la plataforma introdujo una nueva iniciativa para evitar que los propietarios pudieran compartir más de una vivienda completa en el distrito de Ciutat Vella. Tras la eliminación, el distrito de Ciutat Vella ha pasado de tener el 20 % de los anuncios de toda Barcelona al 16 % de las ofertas de la urbe.

Gentrificación 2.0 y turistificación, las consecuencias del “efecto Airbnb”

Con este movimiento se firma la paz entre los dirigentes de la ciudad y la plataforma de economía colaborativa. El director Airbnb para España y Portugal, Arnaldo Muñoz, asegura que la compañía trabaja a favor de un turismo sostenible y para con el fin de apoyar e impulsar marca Barcelona, de la mano de las administraciones.

Desde Airbnb están interesados en trabajar de forma coordinada con las instituciones de la Ciudad Condal, desempeñar un rol activo y aplicar medidas similares a las de Ciudat Vella en las zonas que padezcan saturación turística. En Barcelona se sancionaba el pasado año con 600.000 euros a los portales Airbnb y Homeway por tratarse de intermediarios para alquilar pisos no registrados como turísticos.

A la espera de regulación para el home sharing

Desde la plataforma siguen reclamando regulación para la actividad del home sharing, solicitando que la Generalitat desarrolle un decreto -por el momento paralizado-, que deberá aplicar a posteriori el Ayuntamiento de Barcelona.

Uno de los principales problemas a nivel legal de Airbnb es que gran parte de los alquileres turísticos no tienen la licencia correspondiente. Según un informe de comienzos de año en Madrid solamente están registrados 900 edificios, pero según las estadísticas de la web especializada AirDNA, existen más de 10.000 ofertas de alquiler en la plataforma, el 64% por la casa completa y el 34% para una habitación.

Mientras que en el ámbito internacional Londres, Amsterdam o Nueva York ya han decidido limitar la cantidad de noches al año que los propietarios de Airbnb pueden alquilar sus casas -90 en el caso londinense, 60 en el holandés y 30 en el neoyorquino-, Ayuntamientos como los Madrid y Barcelona buscan vías para solucionar el problema.

Fuente | La Vanguardia

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.