Empresa

Las 15 cualidades necesarias para trabajar en un servicio de atención al cliente

Las 15 cualidades que necesitas para trabajar en un servicio de atención al cliente

No todo el mundo vale para trabajar en un servicio de atención al cliente y por eso, recopilamos 15 cualidades fundamentales que debes cumplir si quieres dedicarte profesionalmente a este ámbito.

Hay que tener madera para trabajar en el departamento de atención al cliente de una empresa, ya que en muchas ocasiones estarás sometido a presión, requiere elevadas capacidades comunicativas y sociales, habilidad para sortear las crisis y una buena dosis de empatía. Por parte de las marcas, es fundamental encontrar buenos profesionales que ejerzan esta labor y aporten a sus consumidores una atención amable, personalizada y resolutiva.

Cómo crear un servicio de atención al cliente en Twitter

Échale un vistazo a la siguiente lista de cualidades y averigua si reúnes el perfil más adecuado para un puesto de empleo relacionado con la atención al cliente.

15 cualidades clave para trabajar en atención al cliente

  1. Grandes habilidades comunicativas: Si no eres un buen comunicador, es probable que no valgas para este puesto. Es preciso manejar los problemas con fluidez, expresarse adecuadamente, ser persuasivo y contar con un amplio vocabulario.
  2. Autocontrol: Ya que te encontrarás con clientes problemáticos, irascibles o incluso maleducados, deberás tener autocontrol para sortear con éxito las situaciones difíciles.
  3. Ética profesional: Como en cualquier empleo, debes tener ciertos valores de respeto, compañerismo, cooperación y amabilidad para poder brindar un servicio de atención al cliente excepcional.
  4. Paciencia: Es importante tenerla para abordar a los clientes más complicados y ser capaz de resolver sus problemas, fidelizarlos y que se queden con una buena imagen de la empresa.
  5. Sociabilidad: Para trabajar de cara al público, es importante tener habilidades sociales, muy valoradas por los clientes ya sea la comunicación en situ o por vía telefónica.
  6. Ser una persona cuidadosa: Los clientes suelen buscar a alguien que se preocupe por su problema y muestren una actitud de cuidado. 
  7. Sensibilidad: Ser sensible y compasivo es valorado por los consumidores y las empresas contratantes de forma muy positiva.
  8. Disponibilidad y predisposición a la resolución de problemas: Estar dispuesto a ayudar en lo que sea necesario y esforzarte por ofrecer buenas soluciones también te abrirá paso a este tipo de trabajo.
  9. Experiencia en el trato con el público: Especialmente si desempeñas alguna función superior y también a la hora de realizar una entrevista, se valorará con creces que tengas una experiencia previa tratando con el público.
  10. Conocimiento del producto o servicio en profundidad: Si trabajas para una empresa que vende, comercializa u ofrece algo, debes conocer el producto al dedillo, tanto por dentro como por fuera, algo que te permitirá ofrecer un servicio más rico a los clientes. 
  11. Habilidades telefónicas: A nivel técnico, es muy importante que tengas conocimiento del funcionamiento de las líneas multiteléfono. 
  12. Trabajar bien en equipo: Un buen servicio al cliente requiere coordinación y esfuerzo colectivo. por lo que trabajar bien con los demás es una habilidad esencial para tener éxito.
  13. Acatar decisiones: Si te gusta ser tu propio jefe, no te recomendamos trabajar en este campo, ya que la atención al cliente requiere obediencia, subordinación a mandatos bastante rígidos y conocimiento exhaustivo de la normativa.
  14. Deseo de complacer a los clientes: Ya se sabe lo que dice el dicho, que el cliente siempre tiene la razón, por lo que debes ser capaz de tragarte tu propio orgullo y
  15. Apreciar y valorar al cliente: Sin ellos, tu trabajo no sería necesario, por lo que mostrarte agradecido y valorar a cada usuario con el que te comuniques es fundamental. 

Vía | Business 2 Community

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.