Empresa

10 claves para maximizar tu productividad y motivación este verano

10 claves para maximizar tu productividad y motivación este verano

Para salir de tu forma de confort, ampliar tus expectativas de cara al próximo trimestre o sentirte más motivado, te damos algunas claves que deberías poner en práctica este verano.

En tu infancia, los meses de verano suponían un período novedoso y excitante, idóneo para romper con la rutina, jugar, viajar y descubrir constantemente cosas nuevas. Sin embargo, cuando nos hacemos adultos las tareas y responsabilidades se acumulan sumando una larga lista y nos olvidamos de las ventajas y posibilidades de este período del año para generar experiencias divertidas y motivadoras que nos ayuden a lograr nuestras metas.

Cómo ser más productivo en el trabajo con el Método KonMari

Para maximizar tu productividad e incrementar tu felicidad este verano, puedes poner en práctica ciertas claves y programar determinados hábitos que te ayuden a estar más activo durante los próximos meses y propiciar unos índices más elevados de motivación.

10 hábitos sencillos para poner en práctica este verano

  • Programa un equilibrio óptimo de la vida laboral y personal ayudándote de alguna app organizativa y de gestión del tiempo como Google Calendar, Workflow o Rescue Time. Si en verano tienes menos carga de trabajo, redistribuye tus tareas y gestiona tus responsabilidades con un nuevo horario.
  • Construye tu red y tómate tiempo para relajarte con personas que te aporten valor: El verano es un momento idóneo para beber del conocimiento ajeno y tomar contacto con personas que te beneficien tanto a nivel profesional como personal.
  • Realiza actividades que no puedas hacer durante otros meses para aumentar su energía y refrescar tu mente: Debido a los días más largos y el clima propicio, puedes realizar actividades creativas y de ocio, como la fotografía o la pintura al aire libre, las escapadas o el deporte exterior que no puedes realizar en otras épocas del año.
  • Empújate a salir fuera de tu zona de confort para propiciar tu máximo crecimiento: Como si de un campamento de verano se tratase, anota miedos que quieras superar, obstáculos a los que desees enfrentarte y fobias que quieres derribar. Puede que te lances a conquistar las alturas a pesar del vértigo o que te atrevas a participar en ese concurso de poesía. Recuerda que salir fuera de la zona de confort aumenta tu confianza y tu autoestima.
  • Valora tu salud a largo plazo y comienza a practicar una vida saludable: No te prives de disfrutar de unas tapas con tus amistades o disfrutar de una copa de vino en ese merecido viaje, pero no olvides seguir una dieta sana y variada y realizar actividad física con regularidad, como la natación, el yoga o el footing.
  • Regula tus ciclos de sueño para aumentar tu estabilidad emocional y tu equilibrio físico: El sueño es fundamental para obtener un descanso reparador y ser una persona más productiva durante el día. No olvides adoptar la postura correcta y seguir estas claves de los expertos de Harvard.
  • Dedica tiempo al juego creativo para usar diferentes partes de tu cerebro: Poner en práctica actividades artísticas, dibujar, escribir, realizar manualidades, practicar danza o dedicarle tiempo a la música es algo que no debería faltar en tu verano para desarrollar nuevas habilidades, potenciar tu creatividad y reducir las posibilidades de sufrir estrés.
  • Desconecta de la tecnología: Para “resetearte”, evitar el padecimiento de problemas como la nomofobia y la adicción a las nuevas tecnologías, puedes probar a comenzar los días sin aparatos electrónicos olvidarte de ellos por la noche o estar un fin de semana entero aislado de la pantalla de tu smartphone. Te permitirá ahondar en el autoconocimiento, repensar tus ideas y aclarar tus pensamientos. 
  • Revisa tus hábitos actuales para ver si están alineados con tus valores y objetivos a largo plazo: Una de las tareas más importantes del verano que puedes asignarte es medir tu progreso, modificar aquellas actitudes y costumbres negativas y reforzar los hábitos que sean más beneficiosos para tu salud, tu rendimiento laboral y tu felicidad.
  • Practica la gratitud por las pequeñas cosas que hacen que cada verano sea único: Entre tus rituales nocturnos, uno puede ser tu diario de gratitud, enumerando tres cosas por las que te sientes agradecido. Esto te ayudará a sentirte en paz y mejorar tu energía y optimismo día tras día.

Vía | Inc

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.