Empresa

10 señales de que no van a llamarte para ese nuevo empleo

10-senales-de-que-no-te-van-a-llamar-para-nuevo-empleo
Escrito por Lara Olmo

El famoso “Ya te llamaremos” tras una entrevista de trabajo puede ser muy revelador y significar precisamente lo contrario. Hay algunas señales con las que podrás identificar si de verdad piensan hacerlo o si no tienes ninguna posibilidad.

Más de una vez te habrás preguntado por qué no te acabaron eligiendo para ese empleo cuya entrevista te preparaste tan bien. No hubo nada que te saliera mal y el reclutador se mostró muy satisfecho con tu perfil, lo que te hizo creer que tenías todas las papeletas para que te llamaran.

El error está en creer que todo el peso de la responsabilidad de ser o no elegido recae sobre el candidato. Aunque en gran medida depende de él, hay otro factores que escapan a su control y que pueden determinar su elección o su descarte.

Por eso es factible que te salga una entrevista de trabajo perfecta, que seas el candidato ideal para el puesto y no resultar elegido. Ya no sólo porque haya habido otro profesional mejor que tú, sino porque la intención de la compañía al llamarte no tiene por qué ser siempre la de seleccionarte (ni a ti ni a nadie).

A veces la empresa sabe de antemano la persona que va a contratar, pero se ve obligada a realizar un proceso de selección para demostrar que ha sido equitativa; en el peor de los casos la oferta de empleo ni siquiera existe y la lanzan para agregar personal cualificado a su base de datos o incluso obtener feedback interesante de los mismos para después coger esas ideas y usarlas por su cuenta.

Quienes llevan tiempo trabajando en el sector de Recursos Humanos y captación de talento saben identificar a la perfección cuando una organización, y el concreto el reclutador, está verdaderamente interesado en nosotros y cuando se está marcando un farol, por mucho que te diga que “ya te llamará”. Aquí van las diez señales más comunes:

1. Nos falta el ‘Ok’ del presupuesto

Han pasado varios días, incluso semanas, desde que hiciste la entrevista de trabajo y sigues sin recibir noticias de la empresa. Decides llamarles y te aseguran que eres perfecto para el puesto pero que aún no han recibido la aprobación del nuevo presupuesto para personal. Desengáñate, no van a llamarte.

2. La oferta de trabajo eterna

Si sigues viendo la misma oferta de trabajo semanas después de hacer la entrevista, olvídate de que te llamen

3. Referencias que no llegan

Si dicen que han pedido referencias tuyas pero que aún no las han recibido.

4. Salario cambiante

Si durante la entrevista de trabajo acordaste con el reclutador un salario anual y después por teléfono te dice que no pueden permitírselo y lo rebajan considerablemente.

5. De imprescindible a colaborador

Si en la entrevista te dijeron que la empresa necesitaba urgentemente a alguien con tu perfil pero días después rebajan tu responsabilidad y te sugieren que colabores puntualmente con ellos.

6. El proceso de selección interminable

Cada vez que parece que ya has pasado todos los filtros, a la empresa se le ocurre un paso nuevo o un nuevo requerimiento. Están alargando el proceso inútilmente y te están haciendo perder el tiempo.

7. Los “roba-ideas”

Te dijeron que eras el candidato perfecto para el puesto pero aún así vuelven a llamarte para otra entrevista más. Si empiezan a plantearte posibles situaciones problemáticas que podría atravesar la empresa y te piden soluciones, mosquéate (sobre todo si no dejan de anotar todo lo que les dices).

8. Excusas

Si te han llamado varias veces y siempre parece la definitiva, pero en el último momento siempre hay algún problema o inconveniente que les “impide” contratarte. A veces serán motivos internos y otras veces porque te falte algo, pero siempre habrá una excusa.

9. La falsa oferta de empleo

Si después de un arduo proceso de selección y semanas de espera, te dicen que al final han elegido a alguien interno.

10. Proceso estancado

La entrevista de trabajo te salió perfecta pero cuando preguntas en la empresa, el reclutador te dice que desde dirección no han vuelto a mencionarle el tema.

Si te han dado algunas de estas respuestas desde la empresa a la que te postulas, no sólo te está dando largas sino que no te interesa que te seleccionen.

 

Vía | Forbes

Sobre el autor de este artículo

Lara Olmo

Periodista 2.0 con inquietudes marketeras. Innovación, redes sociales, tecnología y marcas desde una perspectiva millenial. Vinculada al mundo startup. Te lo cuento por escrito, en vídeo, con gráficos o como haga falta.