Empresa

10 cualidades que jamás debes mostrar en una entrevista de trabajo

hombre en una entrevista de trabajo

¿Quieres impresionar al reclutador en tu próxima entrevista de trabajo? Empieza por asegurarte de no mostrar estas cualidades, estarás descartado de inmediato.

Sin duda hay muchas habilidades que te ayudarán a encontrar un empleo, intereses que llamarán la atención el reclutador, y decenas de trucos para dar una buena impresión. No obstante, antes de nada tienes que encargarte de no mostrar ninguna cualidad que disguste al entrevistador.

De nada sirve tener una gran capacidad comunicativa si apareces media hora tarde a la entrevista y demuestras no tener ni idea sobre lo que hace la compañía.

A veces incluso puedes demostrar tener una cualidad personal o profesional negativa para las empresas sin darte cuenta. Puede que la confianza que tienes en ti mismo este cerca de convertirse en una actitud arrogante, y no hay cosa que más desencante a un entrevistador que la arrogancia.

La próxima vez que tengas una entrevista de trabajo asegúrate no solo de mostrar las cualidades que conquistarán al reclutador, sino también de ocultar los atributos por las que te descartarán por inmediato en una entrevista revelados por la plataforma de empleo Glassdoor:

  • Ambigüedad: El reclutador no quiere saber que eres una persona proactiva, quiere que se lo demuestres – y tienes menos de 30 minutos para hacerlo. Asegúrate de acompañar todas las habilidades que alegas tener con ejemplos de tus anteriores trabajos o proyectos.
  • Falta de lealtad: Jamás hables mal de tu anterior jefe o empresa. Puede que la realidad sea que dejaste tu anterior trabajo porque tu jefe te amargaba la existencia, pero el reclutador no quiere saber eso. En cambio intenta dar razones positivas por las que te cambiaste de empleo, como por ejemplo que buscabas una empresa con una cultura empresarial más consolidada, más posibilidades de crecimiento profesional, entre otros. De esta manera también puedes aprovechar para mencionar los aspectos que más te gustan de la empresa que ofrece el puesto.
  • Indiferencia: Los reclutadores quieren sentirse halagados, tienes que demostrar que te encanta la empresa y el puesto y vas a por todas. Ningún entrevistador quiere ver que simplemente buscas un trabajo para comer todos los meses; muestra entusiasmo y transmíteles que no quieres cualquier empleo, quieres ese empleo.
  • Demasiado complaciente: No asientas con todo lo que diga el reclutador. Buscan a gente con opiniones que pueda pensar y ayudarles a mejorar. Da tu punto de vista siempre con respeto y con cabeza, no tienes por qué estar de acuerdo con todo.
  • Desorganización: Primera regla: jamás llegues tarde a una entrevista de trabajo, y asegúrate de llegar con suficiente antelación – pero no demasiada. Una entrevista exige mucha preparación, y los reclutadores quieren verlo. Empieza por imprimir una copia de tu CV y prepararte respuestas para las preguntas más comunes.

Cómo redactar el email perfecto tras una entrevista de trabajo

  • Ser desagradable: Tienes que ser lo más educado posible. Piensa que los trabajadores representan a la empresa, y no querrán tener a nadie que no sepa tratar con la gente. Adopta estos trucos para caer bien a todo el mundo y asegúrate siempre de dar las gracias, pedir por favor y escuchar siempre atentamente.
  • La arrogancia: Una cosa es tener confianza en ti mismo, y otra es no tener ni una gota de humildad. Cuando alegues ser bueno en algo, justifícalo con ejemplos. Y ante todo, no seas un sabelotodo.
  • Verborrea: Ve al grano, el reclutador no tiene todo el tiempo del mundo y no necesita saber hasta el más mínimo detalle. Cíñete a las experiencias y habilidades que sean realmente relevantes para el puesto.
  • Falta de interés por la compañía: ¿No sabes nada sobre la empresa? Olvídate del puesto. Es importante que muestres interés por la compañía haciendo preguntas relevantes al final de la entrevista. Anotar detalles que te interesen también impresionará al entrevistador.
  • Falta de profesionalidad: Da igual que la empresa tenga el ambiente más relajado del mundo, en la entrevista debes mostrar únicamente tu mejor cara. Cuida tu apariencia física y jamás uses palabrotas o hables de temas inadecuados. Si tienes duda sobre si algo es apropiado o no, mejor no lo menciones.

Sobre el autor de este artículo

Christiane Drummond

Estudiante de Periodismo y Derecho en la Universidad Rey Juan Carlos, realizando una beca en Axel Springer conectada siempre con la actualidad e innovación!