Emprendedores

Zerintia, una empresa española que “respira” la tecnología ‘wearable’

Escrito por María Almerge

La ‘Wearable technology’ o tecnología inteligente para “llevar puesta” como gafas o relojes de nueva generación protagonizará los próximos años. Algunas empresas españolas, como es el caso de Zerintia, ya están diseñando aplicaciones para dar un valor añadido a estos dispositivos del futuro

En la actualidad, la llamada wearable technology, es decir, la tecnología inteligente que se puede ‘llevar puesta’, como las gafas, relojes, joyas, ropa, etc., está empezando a irrumpir con fuerza en el mercado. Muchas empresas ya están diseñando, de hecho, diferentes aplicaciones para darle un valor añadido a este nuevo paradigma. Es el caso de Zerintia, una empresa tecnológica española que trabaja en el desarrollo de numerosas soluciones para compañías como Google o ThalmicsLabs.

Zerintia, que cuenta con el asesoramiento y financiación de la incubadora de negocios Grupo Kebalaestá formada por un equipo de profesionales que lleva casi dos décadas dedicado al desarrollo del software. Al principio, cuando apenas existía Internet, la empresa estuvo más orientada a crear aplicaciones y juegos para Amstrad. “Todavía guardo los disquetes de mis desarrollos con cariño”, recuerda Pedro Diezma, CEO de Zerintia, a TICbeat.

La llegada de Internet provocó que la compañía diera el salto al desarrollo web y el comercio electrónico y, aunque la manera de desarrollar software ha cambiado, los procesos, métodos y enfoques se mantienen en esencia y, como afirma Diezma, tan sólo es cuestión de adecuarlos a los nuevos tiempos.

Tras percibir el previsible lanzamiento de una gran cantidad de dispositivos wearable para el año 2014 como las famosas Google Glass, las gafas inteligentes de Google, los smartwatches que aún están por llegar (Apple está preparando su reloj inteligente y lo podría lanzar el próximo año, aunque firmas como Samsung ya han lanzado sus propuestas) o la banda inteligente MYO, el equipo de Zerintia vio una oportunidad de negocio y se especializó cien por cien en esta innovadora tendencia. “Nuestro día a día es pensar, sentir y respirar en esa tecnología, por lo que tenemos los procesos de negocio e ideas adecuadas a estos dispositivos. Además, mantenemos una estrecha relación con los fabricantes, lo que nos permite retroalimentarnos en avances y novedades”, indica el CEO de la compañía.

Pedro Diezma

Propuestas tecnológicas

Así, a pesar de que este nuevo fenómeno todavía no ha cobrado fuerza, Zerintia ya está diseñando diferentes aplicaciones para hacer que esta tecnología sea útil en la vida diaria de millones de personas. “Nuestro objetivo es revolucionar la manera de hacer y pensar en todos los sectores. Por eso, tenemos planificados varios desarrollos. Ya hemos lanzado Madrid Tour para Google Glass, que permite realizar una visitar guiada por la capital. Pero estamos desarrollando aplicaciones para el deporte, eventos y juegos”, comenta Diezma. Aunque el proyecto más ambicioso de la compañía será crear una plataforma de rescate y emergencias del futuro, que combine varias tecnologías wearable. Para ello, están contando con el asesoramiento de Cruz Roja. Una vez terminado, el desarrollo estará disponible y gratuito para que cualquier entidad en cualquier parte del mundo pueda utilizarla o adaptarla a sus necesidades.

¿Cuál será el dispositivo rey?

Por el momento, algunos estudios reflejan que, a priori, los relojes tendrán más acogida que las gafas. Así lo demuestran algunas cifras que se desprenden del informe Next Generation Smart Watches: Market Prospects 2013-2018 de la consultora Juniper, donde se asegura que la venta de relojes inteligentes, capaces de ejecutar aplicaciones al modo de los smartphones se incrementará de 1 millón de unidades vendidas este año 2013 a unos 36 millones en el año 2018.

Para Pedro Diezma los relojes ganarán la batalla, puesto que son un dispositivo más común en nuestra vida y las gafas necesitarán un poco más de tiempo. A pesar de ello, el experto reconoce que todavía es muy pronto para decidir si las aplicaciones de estos dispositivos tendrán más éxito que en los smartphones, puesto que cada gadget tiene una utilidad y unas funciones y durante un tiempo convivirán ambos dispositivos. “La wearable technology, a diferencia de los smartphones, evita que tengamos que poner toda la atención en un móvil de modo que no estamos limitados a realizar otras acciones. Es tecnología que llevamos puesta y nos aporta la información cuando y donde queremos. Por lo que tiene que diseñarse y programarse con un enfoque totalmente diferente a los móviles”, explica.

Un mercado en auge

Según los datos que maneja Zerintia de algunas consultoras americanas, se estima que el valor del mercado de la wearable computing podría alcanzar los 12.000 millones de dólares en el año 2018. Como indican estas fuentes, el número de ventas globales de este tipo de dispositivos podría alcanzar hasta los 485 millones de unidades en todo el mundo.

En el caso de España, aún no se registra un gran potencial y tardará en llegar, aunque muchas empresas ya han visto en este tipo de tecnología una oportunidad y están empezando a probar y experimentar con esos dispositivos.

Droiders es otra empresa española que también está trabajando en el desarrollo de aplicaciones y servicios para dispositivos inteligentes, en su caso para Google Glass.  Hace tan sólo unos meses, Julián Beltrán, CEO de Droiders, confesaba a TICbeat que había sido “muy difícil” convertirse en desarrollador de Google Glass.

Sobre el autor de este artículo

María Almerge