Emprendedores

Profesionales señalan la falta de diversidad de un sector tecnológico sin mujeres

Profesionales señalan la falta de diversidad de un sector tecnológico sin mujeres
Escrito por Redacción TICbeat

Los participantes en el panel “Mujeres Tech: Liderazgo Femenino en el Mundo Tecnológico” destacan la importancia del papel de la educación para fortalecer un vínculo entre mujeres y tecnología que suele romperse en la adolescencia.

Cinco profesionales hispanoamericanos del mundo de la tecnología han debatido esta tarde sobre el papel de la mujer en este sector en el panel “Mujeres Tech: Liderazgo Femenino en el Mundo Tecnológico”, organizado por Avaya, América Economía e Intuic a través de Google Hangout.

Han sido cinco puntos de vista distintos, tres femeninos y dos masculinos; uno europeo y cuatro latinoamericanos; pero todos han coincidido en algo: las mesas de los despachos y las salas de reuniones siguen estando por detrás de una realidad que es mucho más diversa, y la solución a esa brecha está en la educación.

El moderador del debate, el vicepresidente de marketing de Avaya para América, Roberto Ricossa, ha citado datos que afirman que solo el 14% de las empresas de la lista Fortune 500 o Riqueza 500 cuentan con mujeres en sus puestos ejecutivos, y que un 25% de las mismas no tienen ninguna presencia femenina en su plana directiva.

Sin embargo, como ha destacado Patricia Araque, cofundadora de Ellas2, una plataforma de apoyo a mujeres hispanas emprendedoras, las mujeres se están acercando a la tecnología “en masa”. “Somos mayoría de usuarias en todas las tecnologías, como las redes sociales, que tienen que ver con la conversación. Pero éstas están creadas por hombres, blancos y norteamericanos, lo que significa que los problemas que solucionan están sesgados”, ha explicado. El sector de la tecnología renuncia, así, a su juicio, a la diversidad.

La directora de comunicación de Google en Latinoamérica, Ana Paula Blanco, ha insistido también en la importancia de la diversidad. Las mujeres aportan diversidad a las empresas: “diversidad de ideas, de proyectos y de capacidades”. Lo ha comparado con la eficacia de trabajar con un equipo cuyos miembros tengan distintas carreras, bagajes socioculturales y niveles socioeconómicos.  “Si todos tus trabajadores han estudiado lo mismo en la misma facultad, al final obtienes casi lo mismo de todos ellos”, ha afirmado.

Un vínculo que se pierde en la adolescencia

Su compañía, Google, está “trabajando durísimo en distintos países”, ha señalado, para que las mujeres en el sector tecnológico “sean más”. Y no lo está haciendo con aquellas que ya han elegido carrera o que ya la están cursando, sino con las adolescentes y con las alumnas de Primaria, esas mujeres a las que la sociedad no ha terminado de condicionar en su elección, que todavía no han perdido el interés en la tecnología por la “ratificación cultural de que las materias complicadas están enfocadas al género masculino”.

Porque –su colega, Patricia Araque, lo tiene muy claro- las mujeres son iguales a los hombres en su relación con la tecnología hasta la adolescencia, cuando pierden el interés en ella o abandonan estas asignaturas por considerarlas demasiado difíciles.

Silvina Moschini, de Cloudsourcing.us, va aún más allá, y señala la importancia de la educación no solo en las aulas, sino también en el hogar y la familia. “Nos preparan para ser princesas, para estar en casa, ponernos la corona y esperar a que venga un príncipe a rescatarnos. Hay que enseñar a las hijas, sobrinas, ahijadas que ellas pueden construir su propio castillo”, ha subrayado Moschini, que se ha lamentado de que la mayoría de los proyectos de emprendimiento dirigidos por mujeres son todavía humildes, artesanales, a pequeña escala. “Hay que enseñar a las chicas a soñar a lo grande”, ha dicho.

“Marissa Mayer está equivocada”

Tanto ella como Pablo Albarracín, subeditor de AETecno.com, coinciden en las ventajas del teletrabajo y el trabajo flexible. “Marissa Mayer (Yahoo) está equivocada”, asegura Moschini, “el trabajo flexible sí funciona”. Su compañía, Cloudsourcing.us, lo apoya, porque la empresaria se dio cuenta “de que tener una carrera profesional se podía compaginar con tener una familia”. Albarracín, por su parte, lamenta que, “pese a que la tecnología ya permita” el trabajo flexible, en Latinoamérica el patrón vigente sigue siendo el antiguo, el de trabajar de 9 a 5.

Los participantes han destacado, además, la importancia, tanto para hombres como para mujeres, de contar con redes de apoyo, dentro y fuera de la vida profesional, y de aprender a delegar, a partir, como ha dicho Ana Paula Blanco, el esfuerzo en pedacitos y repartirlos. La directora de comunicación de Google en Latinoamérica ha bromeado con la tendencia de las mujeres a querer echarse todas las responsabilidades sobre los hombros, y ha dicho que no hay cosa más parecida al cerebro femenino que un smartphone: “Es capaz de hacer cuarenta cosas a la vez”.

Foto cc:  amsfrank

 

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.