Emprendedores

La innovación como palanca del emprendimiento, a debate

Escrito por Iván Durán

¿Cuáles son los principales retos que encuentran los emprendedores españoles del sector científico tecnológico? Sobre esta temática ha versado un encuentro organizado por Cotec con jóvenes empresarios en el que han relatado sus experiencias los fundadores de las ‘startups’ Mobbeel y Valres

Con el fin de analizar la situación del ecosistema de las startups en España, sobre todo las relacionadas con el área científico tecnológica, la Fundación Cotec ha organizado esta mañana un encuentro con jóvenes emprendedores innovadores. En el evento han participado José Luis Huertas, fundador de la aplicación para smartphones Mobbeel, y Pablo Bordils, socio-fundador de Valres, un gestor de residuos hospitalarios, los emprendedores que fueron seleccionados para la segunda edición de la iniciativa Generacción, puesta en marcha por Cotec junto a la consultora Deloitte con el objetivo de impulsar el espíritu emprendedor a través de las redes sociales.

En el evento Juan Miguel Villar Mir, presidente de Cotec, destacó el trabajo de los jóvenes que deciden ponerse en marcha con proyectos innovadores y que trabajan mucho para que sus aspiraciones se hagan realidad: “La única manera de mejorar el nivel de vida de la sociedad española es la innovación. Innovar significa crear productos, cuyo valor añadido sea superior a los que están ahora en el mercado”.

Mobbeel, una ‘app’ que sirve para proteger a los usuarios

Mobbeel es un proyecto que se puso en marcha en 2009. Cinco fueron los socios extremeños que, debido a la necesidad que vieron de proteger la información de los móviles, tuvieron la gran idea de crear una aplicación que verificase la identidad del usuario del dispositivo. Esta constatación se hace gracias al uso de una o una combinación de varias de las características únicas de cada persona mediante sensores estándar de un smartphone, como pueden ser el iris de los ojos, la voz, la cara o su firma manuscrita. “Para poder usar Mobbeel no es necesario la utilización de un accesorio adicional. Es un producto de software que solo utiliza los sistemas del smartphone, como puede ser la cámara, el micrófono, etc.”, según José Luis Huertas.

Huertas hizo hincapié en los principales retos que él y su equipo han tenido que superar para poner en marcha su proyecto. En este sentido, indicó que la financiación “no ha sido el mayor obstáculo que ha tenido el proyecto, ya que todas las personas mostraban un gran interés por el servicio que ofrecemos”. Tampoco lo ha sido la ubicación de la empresa, situada en una ciudad pequeña como Cáceres. De hecho, la compañía crece gracias a que sus principales clientes los tiene en Estados Unidos y en Corea. “A día de hoy contamos con partners repartidos por todo el mundo”, según el portavoz, quien destacó, por otro lado, que es ahora cuando tienen que aprovechar el auge de la tecnología de reconocimiento del usuario de los smartphones. De hecho, las empresas más influyentes de este sector, como Apple y Samsung, ya incluyen tecnologías de este tipo en sus últimos dispositivos (ambas permiten el reconocimiento de la huella dactilar en sus últimos móviles y Samsung, además, permite el reconocimiento de la voz o la cara del usuario).

Sin embargo, el mayor reto de Mobbeel ha sido el tecnológico. La idea del equipo siempre ha sido crear un sistema de seguridad que permitiera al usuario estar satisfecho con el producto en un margen de tiempo mínimo, y esto es algo complejo. “La primera tecnología que desarrollamos para el reconocimiento del iris era lenta, el proceso duraba unos 14 minutos. Ahora, después de cinco años investigando, el dispositivo lo reconoce en menos de un segundo”, explicó Huertas.

Valres, un gestor de residuos sanitarios

Pablo Bordils, por su parte, explicó en el encuentro las claves de la creación de Valres, un proyecto que él mismo fundó en 2009 y que cuenta con Mercadona como principal socio. La empresa, situada en Valencia, se dedica al tratamiento de residuos sanitarios. Gracias a su labor los hospitales y las clínicas ven garantizada una correcta gestión final de sus residuos, independientemente de los operadores intermedios contratados.

Bordils, ingeniero Industrial por la Universidad Politécnica de Valencia, empezó a formar esta idea tras ver un dossier en el cajón de un jefe suyo que había fallecido en un accidente. Poco a poco fue consiguiendo objetivos y tras cuatro años de intensa búsqueda logró encontrar una ubicación para su establecimiento cerca de un núcleo urbano. Tras firmar varios convenios, en septiembre de 2013 terminó firmando la licencia que consagra a su compañía como establecimiento legal de residuos sanitarios. Ahora es el único gestor que posee una incineradora en España, tratando 15 millones de toneladas al día. “A día de hoy tenemos permisos para formar cuatro plantas más en toda España”, reveló Bordils.

Los mayores proveedores de España en sistemas sanitarios cuentan con Valres para llevar sus residuos, además la empresa también posee plantas en Galicia y Madrid. Pablo Bordils piensa que el crecimiento de la empresa será cada vez mayor debido a las ventajas que su servicio proporciona a los centros tanto en eficacia como en el ahorro de costes en la gestión de los residuos. “La clave de dicho crecimiento vendría de que los operadores cerrasen sus plantas y vinieran a la mía. Esto les saldría hasta un 40% más rentable”. Sin embargo, el progreso que ha tenido la empresa hasta ahora ha sido más lento del esperado: “Mi objetivo era ser un operador global y de momento no lo soy. Veremos en unos años”.

Pablo Bordils destacó, por otra parte, a Mercadona como empresa ideal en cuanto a innovación, ya que “en ella, los conceptos de mejora de los cajeros llegan a los máximos mandatarios y viceversa”. Y es que muchas veces el miedo a exponer una idea o el no escucharla directamente hace que empresas queden estancadas.

Sobre el autor de este artículo

Iván Durán

Nacido en Madrid allá por el 1992. Periodista formado en la Universidad Rey Juan Carlos de Fuenlabrada. Aprendiendo a redactar y especializándome en contenidos tecnológicos en TICbeat