Emprendedores

Pivotta, el Ebay de los activos digitales de las ‘startups’

shutterstock_258927446
Escrito por Esther Macías

Nueve de cada diez ‘startups’ fracasan antes de los cinco años de vida pero… ¿alguien ha pensado en todo el trabajo que se queda por el camino? ¿Y las plataformas utilizadas, las webs, las apps desarrolladas, las bases de datos de clientes, estudios de mercado elaborados…? ¿Dónde acaban todos estos activos intangibles? En Pivotta tienen la solución.

Es una realidad ya conocida que nueve de cada diez startups fracasan antes de los cinco años de vida pero… ¿alguien ha pensado en todo el trabajo que se queda por el camino? ¿Y las plataformas utilizadas, las webs, las apps desarrolladas, las bases de datos de clientes, estudios de mercado elaborados…? ¿Dónde acaban todos estos activos intangibles? ¿Simplemente se pierden? ¿Se tira a la basura el trabajo realizado durante tanto tiempo?

A muchos emprendedores les vendría bien poder comercializar estos activos en el mercado. Algunos, de hecho, logran hacerlo. Ya existen en el mercado determinadas plataformas digitales destinadas a tal efecto, como es el caso de The Assets en Francia u otras plataformas en Estados Unidos. Construir un marketplace centrado en la compraventa de activos digitales de startups que no hayan seguido adelante y dirigido en primera instancia al mercado hispanohablante pero con ambiciones globales es el objetivo de los creadores de Pivotta.

 

Un desguace de ‘startups’

Pivotta, como definen esta propuesta sus impulsores, el nicaragüense Denis Salamanca y la española Natalia Rodríguez, es “un desguace de startups, un sitio donde los emprendedores pueden comprar y vender activos digitales de este tipo de empresas”. “En realidad –apunta Salamanca–, nos gusta más el término ‘autopsia’ que el de ‘desguace’, aunque quizás lo más adecuado sea llamarlo ‘el Ebay de los activos digitales de las startups porque la idea es que el valor de cada activo lo determine el propio mercado”.

La plataforma, en todo caso, está aún en desarrollo, pues nació solo hace dos meses, en pleno mes de agosto. “Por el momento los emprendedores pueden publicar su activo y se inicia la subasta, que ahora se hace offline; en noviembre lanzaremos la plataforma de subasta en línea”, explica el cofundador. El modelo de negocio descansa en la comisión (de un 25%) que Pivotta se queda y que se cobra al vendedor sobre el valor del activo.

Desde su lanzamiento la plataforma ha recibido más de 15.000 visitas de emprendedores. “Por el momento nuestros activos estrella son las bases de datos de los clientes de las startups”. Salamanca asegura que el proceso de transferencia de la propiedad de estos activos se realiza dentro del marco absoluto de la legalidad pues uno de los socios de la compañía (aún en fase de constitución) es una firma española de servicios legales. “Todo el proceso sigue los requisitos máximos de calidad y cumplimiento de la normativa de protección de datos”, añade.

 

pivotta

 

A por la primera ronda de financiación

Una vez que Pivotta se constituya como compañía y se lance la plataforma de subasta en línea Salamanca confía en cerrar una primera ronda de financiación para impulsar el proyecto en el segundo trimestre de 2016.

Aunque en un principio el marketplace se dirija a un público masivo de emprendedores, el fin último de Salamanca es “llegar a un segmento premium de startups”. El cofundador reconoce que uno de los retos del proyecto es “normalizar el proceso de ‘desguace’ de una startup”. “En Estados Unidos que una startup fracase se ve con absoluta normalidad. Es más, los emprendedores que no hayan fracasado en proyectos anteriores tienen más dificultades en encontrar inversores en proyectos futuros”, afirma. De ahí que el mensaje que quieran transmitir los impulsores de Pivotta sea positivo: “Pivotta no solo será un sitio donde vender los activos digitales de startups sino también un espacio donde puedan aportar conocimiento a la comunidad de emprendedores, aportar valor”. De hecho, a partir de este mes de octubre Pivotta lanzará una serie de contenidos que giren alrededor de las lecciones aprendidas por las startups que se han visto obligadas a cerrar.

Origen del proyecto

Pivotta nació gracias al programa YUZZ, organizado por el Centro Internacional Santander Emprendimiento (CISE) y que cuenta con el respaldo de Banco Santander. De hecho, la startup ganó el pasado mes de julio el primer premio del V Encuentro Nacional YUZZ. “Al principio yo presenté un proyecto para ayudar a los emprendedores y Natalia un marketplace para compraventa de materiales reciclados; pero nos unimos para hacer un compendio de ambos y así surgió Pivotta”.

Salamanca confía en que su reciente participación en el programa Talentum Startups de Telefónica, por el que ha trabajado en una startup acelerada por Wayra (la aceleradora de la telco), le dé empujón al proyecto. “En Wayra he podido conocer a muchos emprendedores y startups que podrían llegar a ser potenciales clientes nuestros. Por otro lado el programa Talentum Startups es una buena cantera para encontrar personal para nuestra empresa pues precisamente el talento es lo más difícil de encontrar en el ecosistema emprendedor”, apunta.

El nicaragüense, que llegó a España en 2013 como jefe de proyectos de TI de una empresa de trading de café que abandonó después de que al acudir al foro 4Y4N se “enamorara” del emprendimiento, no solo ha cofundado Pivotta. “Junto con otro socio creé Wearning, para el uso de wearables en la gestión de incidentes, un proyecto de momento estancado pues estaba muy centrado en las Google Glass, cuyo programa ha parado de momento Google”. Salamanca lo tiene claro: “Si podemos, lo retomaremos también en el futuro”. Y si no, de todas formas, quién sabe, quizás podría ser un potencial usuario de Pivotta.

Sobre el autor de este artículo

Esther Macías

Periodista especializada en tecnología, innovación, economía digital y emprendimiento. Tras un largo paso por iWorld y ComputerWorld, desde 2013 estoy inmersa en la prodigiosa aventura de TICbeat como jefa de redacción.