Emprendedores

La Nevera Roja: dos años dando de comer a los internautas

Escrito por Manuela Astasio

La compañía acaba de formalizar una ronda de financiación por dos millones de euros con la que quiere afianzarse en España y dar el salto a Latinoamérica.

La idea de La Nevera Roja empezó a dibujarse en la mente de José del Barrio e Íñigo Juantegui, sus fundadores en las largas noches en las que ambos trabajaban como consultores y pedían comida a la oficina. La pereza de tener que buscar un restaurante que sirviera a domicilio, sumada a la difícil tarea de encontrar, entre los compañeros de oficina, a un voluntario que realizase la llamada les hizo suponer que tenía que haber una forma más fácil de saciar el apetito cuando uno no quiere o no puede cocinar. “Estaría fenomenal que una web permitiera acceder a la oferta de restaurantes a domicilio”, pensaron entonces.

Hoy La Nevera Roja da de comer cada mes a decenas de miles de usuarios en toda España. Presente en 300 localidades, la compañía acaba de formalizar ahora una ronda de financiación por valor de dos millones de euros, con la que, según cuenta a TICbeat Del Barrio, pretenden, entre otras cosas, multiplicar por dos el número de restaurantes con los que trabajan –ahora son 2.000–, aumentar su penetración en el territorio nacional y, además, preparar el salto a Latinoamérica.

Desde aquel primer día de funcionamiento, en el que, según recuerda entre risas José del Barrio, solo recibieron un pedido, hasta hoy ha llovido mucho, tanto, que la compañía trabaja ahora con “cerca del 60% de restaurantes que ofrecen comida a domicilio en España”. Su fundador cree que esto se debe a un modelo de negocio en el que los protagonistas son la ausencia de costes y la comodidad para el usuario.

En la variedad está el negocio

Además de eliminar las comisiones y los gastos en los pedidos que realiza, La Nevera Roja se perfila como una plataforma de búsqueda de comida a domicilio en la que deben de estar todos los restaurantes que la sirvan, trabajen con ella o no. Ése, cree Del Barrio, “es su gran diferencial”. “Le mostramos todo a los usuarios, no solo lo que a nosotros nos conviene”, cuenta, “y es eso lo que los atrae”.

En cuanto a los 2.000 restaurantes que sí tienen un acuerdo con la plataforma, ésta ofrece funcionalidades extra relacionadas con ellos que permiten al internauta realizar un pedido directamente desde su página. El modelo, señala Del Barrio, no supone riesgos ni inversión inicial para el establecimiento; La Nevera Roja sólo cobra si el local tiene más pedidos y, en ese caso, solo se queda con el porcentaje de los encargos que le ha generado directamente.

La Nevera Roja móvil

Además de por una mayor penetración nacional y por Latinoamérica, en La Nevera Roja, que ya funciona con apps para Android e iOS, tienen claro que el futuro pasa por los smartphones.  “Esto es así, básicamente, por el tipo de consumo que nosotros representamos: muy ligado a eventos deportivos, a ver películas… a estar en casa en el sillón”. Por eso, cree Del Barrio, el dispositivo móvil es la clave, porque genera “un mayor valor en el usuario” al ponerle las cosas tan fáciles que ya ni siquiera tiene que levantarse del sillón para acercarse al ordenador. “Es algo sencillo, rápido y con el pulgar”.

Adquisición de Entuboca.com

En los últimos meses La Nevera Roja ha emprendido otras acciones orientadas a expandir su oferta, como la compra del portal Entuboca.com, fuertemente posicionado en el sector de la restauración en Madrid. Del Barrio hace balance ahora y reconoce que han notado un fuerte incremento tanto de usuarios como de restaurantes en sus filas tras la adquisición. “No hay que olvidar que nuestro principal atributo es la variedad”, recuerda.

Sobre el autor de este artículo

Manuela Astasio

Soy una periodista especializada en nada, que ha pasado por Deportes, Agroalimentación, Cultura y por la delegación de Efe en México DF. Ahora me toca hablar de nuevas tecnologías y redes sociales, cosa que hago con mucho gusto y un poco de cinismo.