Emprendedores

Nace Shoppyo, una plataforma de compra online con descuento de grupo

Nace Shoppyo, una plataforma de compra online con descuento de grupo
Escrito por Manuela Astasio

Permite a los consumidores agrupar y organizar su demanda de productos para aumentar su poder de negociación con los comercios.

¿Qué pasaría si pudiéramos aplicar los descuentos de grupo a un abanico de productos que fueran más allá de los viajes, los museos y los restaurantes? ¿Qué pasaría si pudiéramos, además, hacerlo a través de la red y con gente que esté fuera de nuestro círculo? Probablemente, nuestra forma de comprar cambiaría. Y también lo haría la manera de vender. Eso es lo que propone la plataforma de compra colectiva Shoppyo, que acaba de nacer en España y combina economía colaborativa y comercio electrónico.

Shoppyo permite a sus usuarios conseguir mejores condiciones en las compras de distintos artículos de valor, tales como electrodomésticos, joyas, bolsos y dispositivos electrónicos, mediante la organización de su demanda. Los internautas que accedan a la plataforma en busca de un artículo podrán crear un grupo de consumidores interesados en el mismo objeto, por ejemplo, una televisión de plasma con determinado tamaño, o bien unirse a uno que ya exista. Los comercios, entonces, se dirigirán a ellos para realizarles ofertas condicionadas a un número mínimo de pedidos, en una especie de subasta online.

Nace Shoppyo, una plataforma de compra online con descuento de grupo

En una demostración del servicio a TICbeat, su fundador, Antonio Martínez, explica que lo que Shoppyo propone es invertir el que, hasta ahora, ha sido el proceso habitual de compra online y offline, en el que los consumidores se tienen que “pelear” con todo un stock de productos antes de decidirse. “Proponemos invertir ese proceso y dejar que sean las ofertas las que nos encuentren a nosotros, aumentando nuestro poder de negociación”, indica.

Así, quien acceda a la plataforma no se topará con un catálogo de productos, sino con uno de consumidores organizados que buscan artículos que satisfagan sus necesidades. Y si no encuentra a nadie que busque lo mismo que él, podrá crear su propio grupo, cuyos requisitos podrá ajustar en función de si busca un producto muy concreto o si está dispuesto a adaptarse a otras demandas para encontrar una buena oferta.

Entrar en el ‘top of mind’ de las compras de reflexión

Shoppyo, como indica su fundador, quiere especializarse en aquellas compras que requieren cierta reflexión. El proceso de compra en su plataforma lleva alrededor de una semana, el plazo establecido para recibir las ofertas de los comercios, escoger entre ellas y comprobar si, efectivamente, se alcanza el número mínimo de pedidos para conservar la oferta de grupo.

“Es el tiempo que se suele invertir en este tipo de productos”, asegura Martínez, en referencia al período que normalmente pasamos visitando, por ejemplo, varias tiendas de electrodomésticos para comparar precios. El objetivo de Shoppyo es, precisamente, “entrar en ese top of mind de los consumidores que se disponen a realizar en estas compras”, y posicionarse entre los lugares de referencia cuando buscamos una lavadora, un reloj de pulsera o una nueva tableta.

¿Qué otras ventajas ofrece Shoppyo para los comercios? Antonio Martínez explica que la plataforma, que ha empezado a trabajar prioritariamente con establecimientos de Madrid, se dirige, sobre todo, a pequeños y medianos negocios, y ya ha firmado acuerdos con 500 tiendas para que empleen sus servicios, a los que hay que sumar uno con la empresa de mensajería de MRW, para quien desee recibir sus pedidos en casa.

Martínez ve Shoppyo como una forma de ayudar a aquellas tiendas a las que les resulta complicado conseguir tanto demanda como tráfico online. “Es una herramienta para que el pequeño comercio pueda competir en igualdad de condiciones en la red. Internet prometía que iba a igualar la competición, pero sigues dependiendo de tus recursos para conseguir tráfico y posicionamiento en Google”, reflexiona.

El modelo de negocio de Shoppyo extraerá ingresos a través de dos fuentes. Por un lado, los comercios pagan por cada oferta que realizan a un grupo de consumidores, en un concepto parecido, según Martínez, a lo que conocemos como coste por clic. Por otro, cada vez que se cierra una venta, Shoppyo se lleva una comisión.

Shoppyo ha nacido con una financiación de 525.000 euros aportados por CDTI, ENISA y Murcia Emprende. Aunque la internacionalización está en el horizonte, de momento no entra dentro de sus planes. La modalidad de compra colectiva que propone está cada vez más extendida en países como los nórdicos y Japón.

Sobre el autor de este artículo

Manuela Astasio

Soy una periodista especializada en nada, que ha pasado por Deportes, Agroalimentación, Cultura y por la delegación de Efe en México DF. Ahora me toca hablar de nuevas tecnologías y redes sociales, cosa que hago con mucho gusto y un poco de cinismo.