Emprendedores

Lukkin: ¿necesitamos una red social para el activismo?

lukkin0
Escrito por Marcos Merino

Lukkin es el proyecto de un emprendedor español residente en Chile, y pretende alzarse con ese puesto. Una idea aún verde, pero con potencial.

Las dinámicas de éxito y fracaso de las plataformas sociales en la Red se encuentra en constante tensión entre el riesgo de fragmentación (dedicar una red a cada tema termina por resultar poco práctico) y el de la invisibilidad de ciertas temáticas (y/o inadecuación a las mismas de los formatos y herramientas ofrecidos por las redes generalistas). De este modo, aunque el público de las ONG y entidades sociales se encuentra fundamentalmente en Twitter y Facebook, de vez en cuando surgen iniciativas para crear una red social específicamente dedicada al cambio social. Al fin y al cabo, si Linkedin fue capaz de labrarse con éxito un nicho de mercado centrándose en las relaciones comerciales, siempre existirá la posibilidad de repetir la jugada en el campo del activismo.

Y precisamente esto es lo que pretende conseguir Daniel Atik, emprendedor español residente en Viña del Mar (Chile) que ya creara la plataforma de microblogging geolocalizado Metaki, y que ahora es fundador de la red Lukkin, “un espacio que conecta a personas alrededor de causas comunes”. Atik no es de aquellos que piensa “que un like pueda salvar una vida” ni que “seguir una causa en las redes sociales cambie por sí solo el mundo.” Pero sí cree “en el poder de la gente, y su capacidad de crear cosas […] en el poder de la colaboración”.

Tras largos meses en beta privada, Lukkin está ya disponible para que cualquier usuario que lo desee se registre en la plataforma. Una vez dados de alta, lo primero que encontraremos serán las publicaciones de nuestros contactos (si acabamos de desembarcar, veremos contenidos generados por el propio equipo de Lukkin) estructurados en un diseño dispuesto en rejilla, al más puro estilo Pinterest. En otras secciones podremos navegar entre los contenidos públicos del resto de usuarios.

Tenemos a nuestra disposición un panel de publicación, que nos ofrece la posibilidad de crear 6 tipos de contenidos… en el futuro, porque desgraciadamente sólo encontraremos ya activo uno de ellos. El resto, como podéis ver debajo, llevan la etiqueta de ‘Próximamente’. Son los siguientes:

lukkin1

  • Historias y contenido: ya disponible, consiste en “contar y compartir historias que inpiren a otros, o simplemente compartir pensamientos, anécdotas o historias de tu vida”.
  • Desafío: disponible próximamente, propone “invitar a otros a generar y compartir buenas acciones para construir, entre todos, un mundo mejor”.
  • Financiación colectiva: disponible próximamente, plantea “difundir tu proyecto de financiamiento colectivo y reunir el apoyo necesario para la concreción de la iniciativa”.
  • Causas: disponible próximamente. “¿Tienes una petición, quieres alzar la voz o simplemente apoyar alguna postulación? Comparte tu causa y reúne las firmas necesarias aquí”.
  • Proyecto: disponible próximamente. “¿Tienes un proyecto personal? Utiliza las múltiples herramientas de Lukkin para lograr tus objetivos, sean éstos cuantitativos o cualitativos”.
  • Evento: disponible próximamente. Te da la oportunidad de “planificar tus acciones de acuerdo a tus objetivos, creando eventos para involucrar a todo el mundo. Hazlo social y genera el impacto que buscas”.

La idea de una red vertical que unifique todas estas funciones puede resultar, sin duda, interesante para activistas y organizaciones del tercer sector. ¿Podemos decir que Lukkin sea la red que están buscando? No. O, mejor dicho, aún no: gran parte de sus ideas aún no están disponibles para el usuario, y tanto el contenido y como la pequeña comunidad de usuarios transmiten una imagen de red exclusivamente chilena. Pero habrá que seguir de cerca la evolución de este proyecto.

Una última reflexión como usuario: ¿no sería mejor no tener que reinventar la rueda y que contenidos como las Causas y la Financiación Colectiva se gestionaran a través de una vinculación de cuentas entre la red social, por un lado, y plataformas del estilo de Change.org y Goteo.org -respectivamente-, por el otro? Eso sí que sería una caja de herramientas del activismo online.

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.