Emprendedores

La plataforma de salud Personas Que arranca su internacionalización

Captura de pantalla 2014-10-02 a la(s) 15.56.11
Escrito por David Bollero

El proyecto, 100% español, se alumbró en 2011 en el seno de la multinacional Publicis Healthcare Communications Group (PHCG) y, tras dos años funcionando en Internet, cerca de dos millones de euros de inversión y diversos premios a sus espaldas acaba de independizarse y operar como empresa independiente bajo el nombre de People Who Global.

Convencidos de que era posible abordar la enfermedad desde un punto mucho más cercano y humano, un grupo de españoles se lanzaron a la aventura de Personas Que, una plataforma que, en palabras de su CEO y director general, Tomás García, “busca tratar a los pacientes como personas”. Se trata de un proyecto que se presenta como punto de encuentro, no sólo de pacientes de determinadas enfermedades (diabetes, trastorno bipolar, trasplantes, Alzhéimer, artritis, epilepsia, psoriasis…), sino también de las personas que les cuidan o de su entorno más cercano como amigos o  compañeros de trabajo. Un espacio en el que poder informarse, compartir experiencias o, incluso, monitorizar las variables de su enfermedad concreta.

El proyecto, 100% español, se alumbró en 2011 en el seno de la multinacional Publicis Healthcare Communications Group (PHCG) y, tras dos años funcionando en Internet, cerca de dos millones de euros de inversión y diversos premios a sus espaldas (entre ellos varios galardones ASPID de la salud) acaba de independizarse y operar como empresa independiente bajo el nombre de People Who Global.

Tomás García no puede ocultar su satisfacción por la buena acogida que ha tenido en las asociaciones de pacientes y, de hecho, 13 de ellas colaboran ya con la plataforma y más de 50 participan de forma activa en las diferentes secciones. Este es el modo con que se han logrado ya más de 8.600 usuarios registrados y, sólo durante el pasado mes de septiembre, más de 35.000 visitas únicas y más de 100.000 páginas vistas.

Captura de pantalla 2014-10-02 a la(s) 15.58.01

Vocación global

La expansión internacional del proyecto ya es una realidad, habiendo arrancado la plataforma en Italia y Alemania y, antes de que acabe el año (presumiblemente en noviembre), con los ojos puestos en Reino Unido y Francia. Queda para el final EEUU, de cuyo mercado García apunta que “no le tememos, pero sí nos infunde respeto”. A fin de cuentas, se trata de un mercado con una legislación distinta a la europea –el cumplimiento con la legislación tiene un papel protagonista en este proyecto– y, tal y como apunta Baonza, “con una relación médico/paciente muy diferente”.

Lanzar la plataforma en otros países no resulta tarea sencilla, puesto que no sólo es preciso contar con un representante que desarrolle negocio (lo que en su caso es una búsqueda intensiva de patrocinios), sino que resulta crucial establecer relaciones con asociaciones de pacientes y contar con personal médico nativo que asesore. En realidad, apunta la directora de Innovación, “la única persona que sí está físicamente con nosotros en España es el community manager, que si bien ha de ser nativo y conocer la cultura local, ha de estar en contacto directo con el equipo español para empaparse bien de la enfermedad que se arranque.

Puestos en marcha otros países europeos como Austria, Bélgica, Holanda y Suiza (con 5 o 6 enfermedades por país), Baonza avanza que “nuestro objetivo es alcanzar los 50.000 usuarios registrados para 2015 y triplicar nuestra actividad actual”.

PWG_Coffee and Break_03

Privacidad y cercanía

Uno de los rasgos distintivos de Personas Que es su celo por la privacidad de los usuarios registrados, por lo que no se piden datos personales ni se permite la publicación de fotografías personales. “Algunas de las enfermedades, como el trastorno bipolar o la esquizofrenia – que arranca este mismo mes-, están muy estigmatizadas en la sociedad y requieren de este tipo de medidas para poder interactuar con total libertad”, señala Eva Baonza, directora de Marca e Innovación, que advierte que “quisimos prestarle atención a este tipo de trastornos porque, precisamente por lo que complican la integración social, son las que requieren de mayor apoyo”.

Además de la Comunidad en la que interactúan los usuarios, éstos también disponen de dos potentes herramientas: por un lado, el Centro de Datos, en donde pueden realizar un seguimiento de su enfermedad a través de las variables de control más importantes; y por otro, de aplicaciones móviles que extienden las bonanzas del Centro de Datos gracias a la incorporación de los dispositivos móviles. La aplicación para iPhone de trastorno bipolar ya está disponible y poco a poco se irán incorporando el resto, tanto para iOS como para Android. El paciente puede, incluso, confeccionar informes con gráficos del seguimiento de sus variables para compartirlo con su médico.

La tercera de las patas de Personas Que es la más informativa, articulada en Experiencias, contadas por los propios usuarios previa supervisión de los community managers y los asesores médicos (especialistas y de medicina general en activo que aparecen con su número de colegiado); y en la Revista, con artículos por enfermedad en un lenguaje claro y sencillo para cualquier nivel de usuario.

Independencia y patrocinio

La fórmula de financiación por la que ha apostado el proyecto es la del patrocinio de una enfermedad, evitando cualquier tipo de publicidad y con la máxima de mantener la independencia y la rigurosidad en el contenido. Este cuidado por la fiabilidad de los contenidos es tal, que incluso la plataforma está preparada para evitar la aparición de marcas comerciales. “En cada país”, explica García, “integramos la base de datos de medicamentos autorizados para que cuando alguien escriba una marca, ésta sea automáticamente reemplazada por el principio activo”.

Los promotores de Personas Que se muestran optimistas con su modelo de negocio, puesto que, según su director general, “todos los laboratorios que nos patrocinan -7 en total-, que firman por dos años, ya nos han pedido un tercero y dos de ellos quieren patrocinar otra enfermedad”. Algo básico, pues aunque un patrocinio no cubra íntegramente los costes de desarrollo y mantenimiento de una enfermedad (unos 100.000 euros anuales) sí es importante tener a alguien detrás. Además, con las políticas de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) los patrocinios pueden llegar más allá de la industria farmacéutica, saltando prácticamente a cualquier sector.

Con esta política, cabría pensarse que las denominadas enfermedades raras no tendrán su espacio en Personas Que. Sin embargo, a través de la propia RSC de People Who, cada año la compañía pondrá en marcha una enfermedad que no disponga de patrocinio externo. “La plataforma cobra especial interés para este tipo de enfermos”, explica el director general, “porque su número es muy reducido pero su dispersión geográfica es muy grande, por lo que es muy interesante ponerles en contacto”.

Personas Que conviven con una enfermedad from People Who Global on Vimeo.

Sobre el autor de este artículo

David Bollero

Periodista freelance todoterreno, con casi dos décadas de experiencia a sus espaldas, una corresponsalía en Londres y mil frentes abiertos. Ahora, de vuelta a las TIC, como editor de SinDominio.es y colaborador de TicBeat.