Emprendedores

iZettle levanta 60 millones de euros para transformarse en una empresa de servicios financieros

iZettle_Chip&PIN2_int_large
Escrito por Esther Macías

Con esta nueva ronda, liderada por Intel Capital y Zouk Capital, la ‘startup’ impulsará un servicio de préstamo llamado iZettle Advance con el que desafía a la banca tradicional.

Las startups europeas especializadas en ofrecer soluciones que permiten el pago con tarjeta desde dispositivos móviles, al modo de la popular Square en Estados Unidos, están en racha. Si ayer trascendía que la alemana Sumup acaba de cerrar una nueva ronda de financiación de 10 millones de euros en la que participaba (por tercera vez) el brazo de capital riesgo de la entidad financiera española BBVA, hoy la sueca iZettle, respaldada por el Banco Santander entre otras entidades, acaba de anunciar una inyección mucho más voluminosa que asciende nada más y nada menos que a 60 millones de euros.

Con esta nueva ronda de iZettle, liderada por Intel Capital y Zouk Capital y en la que han participado los inversores actuales de la empresa (además del brazo de capital riesgo del Banco Santander, llamado Innoventures, están 83North, American Express, Creandum, Dawn Capital, Index Ventures, MasterCard, Northzone y SEB Private Equity), la startup ya acumula casi unos 150 millones de euros de financiación obtenida hasta la fecha.

Un montante con el que la compañía impulsará un nuevo servicio que ha dado a conocer también hoy en el mercado: iZettle Advance, que facilita a las pequeñas empresas europeas la solicitud de préstamos, obteniendo un anticipo en base a las ventas con tarjeta que realicen en el futuro.

 

Un desafío a la banca tradicional

Con el nuevo servicio de préstamo iZettle va un paso más allá de su negocio de origen, facilitar el pago con tarjeta vía móvil, ofreciendo un servicio de financiación en toda regla compitiendo, de hecho, con la banca tradicional. Se trata de un paso importante para una startup que se ha propuesto seguir en Europa los pasos realizados en Estados Unidos por Square, la compañía que inspiró Jacob de Geer, el consejero delegado y confundador de iZettle, a crear la compañía en 2010, y que también dispone de un servicio de préstamo similar.

iZettle Advance irá poco a poco arrancando en los países de Europa donde opera la compañía (ésta tiene presencia en nueve países del Viejo Continente, España entre ellos, y dos de Latinoamérica, Brasil y México).  El servicio, asegura Carl-Richard Häggman, director de Riesgos de iZettle, se adecúa por completo a las necesidades de los pequeños negocios y les permite “realizar las inversiones necesarias para sus operaciones, por su cuenta y con una mínima gestión”. “Las pequeñas empresas han sido desatendidas de forma persistente por la industria financiera tradicional –defiende por su parte Jacob de Geer, el consejero delegado y cofundador de iZettle–. Queremos que las pequeñas empresas prosperen y con iZettle Advance estamos aplicando exactamente la misma lógica que cuando arrancamos iZettle hace cinco años, y revisamos por completo la aceptación de los pagos con tarjeta para los pequeños negocios”.

La petición del préstamo es un proceso sencillo y sin papeleo, según afirman desde iZettle. En pocos días el solicitante tendrá el dinero, que irá devolviendo mediante un porcentaje establecido (y que no aumentará con el tiempo como los intereses de los bancos tradicionales) y que la startup se quedará a medida que usuario vaya realizando ventas con tarjeta. Los usuarios del servicio de préstamo no tendrán, por otro lado, una fecha límite para realizar la devolución del dinero.

 

Square, un avanzado en estas lides

La idea de usar el smartphone como TPV (terminal de punto de venta), el negocio con el que se inició iZettle, la lanzó en realidad la firma americana Square hace más de un lustro. El propio De Geer reconoce que se le ocurrió crear un servicio similar en Europa cuando intentó sin éxito que su mujer, que comercializa productos asiáticos en ferias europeas, usara Square en el Viejo Continente (algo imposible pues en Estados Unidos las tarjetas de crédito funcionan con banda magnética y en el Viejo Continente con chip).

A medida que ha ido obteniendo financiación iZettle ha ido ampliando su oferta de servicios. Su último movimiento lo realizó el pasado mes de febrero con el lanzamiento de Lite, un lector de tarjetas bancarias que proporciona de manera gratuita a sus usuarios.

 

 

 

 

Sobre el autor de este artículo

Esther Macías

Periodista especializada en tecnología, innovación, economía digital y emprendimiento. Tras un largo paso por iWorld y ComputerWorld, desde 2013 estoy inmersa en la prodigiosa aventura de TICbeat como jefa de redacción.