Emprendedores

La incubadora Y Combinator se expande al ámbito biotecnológico

Escrito por Marcos Merino

Consideran que “las cosas han cambiado” en estos 9 años y que su modelo ahora es aplicable a las empresas de biotecnología, no sólo a las de software.

Y Combinator, compañía fundada en 2005 por Paul Graham, y una de las incubadoras de empresas más reputadas de Silicon Valley, ha anunciado que a partir de ahora dejará de trabajar en exclusiva con startups de software para pasar a trabajar también con otras biotecnológicas.

Recientemente esta compañía fichó a Sam Altman y a Elizabeth Iorns, ambos exbiólogos especialistas en cáncer reconvertidos a emprendedores tecnológicos (son los CEO de Loopt y de Science Exchange, respectivamente) que declaraban lo siguiente a la revista científica Nature:

Hace seis años, los costes iniciales para las empresas de biotecnología no hubieran funcionado con nuestro modelo: les hacían falta millones de dólares para llegar a alguna parte. Pero el panorama ha cambiado y nos hemos dado cuent de que en este último cada vez más empresas prometedoras de biotecnología preguntan por Y Combinator.

Creo que hay una tendencia visible de crear startups biotecnológicas cada vez más parecidas a las de software. En diez años, eso no será inusual […] y nosotros queremos estar a la vanguardia de esta tendencia”.

Y Combinator ya ha financiado a día de hoy iniciativas emprendedoras como Project Immunity (para desarrollar una vacuna contra el VIH/SIDA), Benchling (herramienta de análisis e intercambio de información genética o Experiment.com (una plataforma de crowdfunding científico con sede en San Francisco). Todas ellas “parecidas a empresas de software tradicionales”, según Elizabeth Iorns. Pero entre la nueva hornada de proyectos empresariales vinculados con la biotecnología que ya están colaborando con Y Combinator cabe destacar OncoSynergy (dedicada al desarrollo de una cura para el cáncer cerebral) y Perlstein Labs (que desarrolla curas para enfermedades raras).

¿Cómo ayuda Y Combinator a las ‘startups’?

El sistema de trabajo de Y Combinator consiste en ofrecer a las startups capital semilla y trabajar con las mismas durante tres meses en torno a los proyectos que éstas desean convertir en productos rentables. A la largo de ese tiempo, Y Combinator facilita a los emprendedores el contacto con abogados, empresarios y especialistas en comunicación, para llegar -al final del tercer mes- al Demo Day en el que los proyectos finales son presentados a los inversores invitados.

Entre las startups que han alcanzado el éxito gracias a este sistema de trabajo nos encontramos, por ejemplo, a Dropbox, Reddit o Airbnb.

Imagen | De Steve Jurvetson

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Diseñador web y docente de educación no formal, imparte cursos de informática en el medio rural porque las brechas están para cerrarlas. Desde que le nombraron director de la revista de su colegio, no ha dejado de escribir.

1 Comentario