Emprendedores

Helpling: una ‘startup’ que quiere formalizar la limpieza a domicilio

Helpling: una ‘startup’ que quiere formalizar la limpieza a domicilio
Escrito por Manuela Astasio

La compañía berlinesa no tiene ni un año pero ya ha limpiado miles de hogares europeos. Acaba de estrenar aplicación móvil en España.

Aunque nació el pasado mes de marzo, sus limpiadores ya han puesto a punto más de 10.000 hogares en Europa. La startup berlinesa Helpling, una plataforma para la reserva online de servicios de limpieza a domicilio, ha cerrado su primera ronda de financiación por valor de 13,5 millones de euros, entre cuyos participantes figuran Mangrove Capital Partners, los primeros inversores de Skype, y acaba de estrenar aplicación móvil. TICbeat ha hablado con su director en España, Manuel Arauco.

La clave de Helpling, asegura, está “en la conveniencia y flexibilidad” que ofrece para contratar a un limpiador online “de forma rápida, cómoda y segura”. “Hasta ahora”, señala, hacerlo “suponía tener que preguntar a amigos y conocidos, buscar referencias o perder horas estudiando anuncios”.

Helpling: una ‘startup’ que quiere formalizar la limpieza a domicilio

Dicha tarea puede resolverse con Helpling “en menos de un minuto”, según su director en España. Los clientes introducen su dirección, el día y la hora deseados para el servicio, sus necesidades de limpieza (la plataforma sugiere tareas específicas más largas, como limpiar el interior del horno, los armarios, las ventanas o el interior de la nevera) y la duración de ésta, sin adquirir ninguna obligación contractual ni en las reservas puntuales ni en las periódicas. “El cobro del servicio se realiza siempre transcurridas 72 horas desde la realización de éste”, añade.

Aunque todavía hay áreas en las que Helpling no está disponible en España (el servicio lo comprueba mediante la verificación del código postal), la aplicación ofrece gran comodidad en el proceso de reserva, cerrando, por ejemplo, la manera en la que el limpiador accederá a la casa: mediante llaves propias, recibido por el cliente o de otra forma.

Un mercado “dominado por la economía sumergida”

Helpling: una ‘startup’ que quiere formalizar la limpieza a domicilio

Manuel Arauco, director de Helpling en España.

“La acogida del servicio es excepcional, tal y como esperábamos. Aun así, somos conscientes de que el reto en España es enorme, al tener que consolidarnos en un mercado dominado por el sector informal, o por la llamada economía sumergida”, cuenta Arauco, que explica que la compañía cree que puede “mejorar las condiciones de este sector, tanto para clientes como para limpiadores”.

Todos los limpiadores que trabajan para Helpling deben estar dados de alta como autónomos, y son sometidos, según la compañía, a un proceso de selección que consta de varias pruebas, entre ellas, un test de limpieza. “Creemos que este sector puede ser tan transparente y formal como cualquier otro, para, así, beneficiarnos nosotros como empresa, los clientes y los limpiadores”, afirma Arauco, que agrega que el servicio cuenta, además, con “un seguro que garantiza la cobertura por daños ocasionados durante cualquier servicio reservado a través de la página”. Los usuarios pueden valorar también, a través de la plataforma web, los servicios recibidos por parte del limpiador, una funcionalidad que llegará “muy pronto”, a la app móvil.

Helpling cuenta con un precio cerrado para todos sus servicios, de 10 euros por hora en el caso de los servicios periódicos y de 12 euros por hora en el de aquellos que sean puntuales. La plataforma se lleva una comisión del 20% del precio total del servicio, con la que financia, explica Arauco, su servicio de atención al cliente y el de los colaboradores, entre otros aspectos.

“El precio que establecemos se basa en un estudio de mercado que proporciona el mejor balance posible para todos los actores. Por supuesto, los limpiadores saben de antemano cuáles son nuestros precios y ellos como autónomos independientes acuerdan trabajar con nosotros. Igualmente los clientes saben en todo momento cuánto deberán pagar antes de confirmar la reserva”, comenta.

Los usuarios de Helpling se sitúan en un rango de edades entre los 24 y los 50 años y son personas acostumbradas a la tecnología y al uso de Internet, indica Arauco. Entre ellos hay “jóvenes profesionales que llevan un ritmo de vida exigente”, pero también “familias que pueden beneficiarse de no tener que preocuparse de la limpieza”. La meta de esta compañía es “llegar cada día a un público más amplio, ofreciendo tiempo libre a precios accesibles a todos los bolsillos”.

 

 

Sobre el autor de este artículo

Manuela Astasio

Soy una periodista especializada en nada, que ha pasado por Deportes, Agroalimentación, Cultura y por la delegación de Efe en México DF. Ahora me toca hablar de nuevas tecnologías y redes sociales, cosa que hago con mucho gusto y un poco de cinismo.

  • Carla Maria

    Me parece un servicio espectacular, además que brinda la posibilidad de trabajo a sobretodo mujeres garantizándoles un trato justo y seguridad de empleo