Emprendedores

Un estudio de la Spain Business School reivindica la figura del intraemprendedor

1388229568_96e4cbb405_o
Escrito por Marcos Merino

Emprenden dentro de la empresa en la que trabajan, siendo su función la de innovar e identificar nuevas oportunidades. Tendrán un papel importante en el futuro.

La escuela de negocios Spain Business School (SBS) presenta los datos de su primer estudio (“Estudio sobre el nuevo Líder Digital”), realizado por profesores de la institución que ostentan diferentes perfiles laborales (directores, chief marketing officers, strategic partner leaders, abogados, emprendedores…) y en el que, además de analizar las tendencias sobre los directivos digitales del futuro, se aborda con detalle la figura del intraemprendedor.

Intraemprendedor vs. emprendedor

A los intraemprendedores (término acuñado en 1976 por el periodista de The Economist Norman Macrae, en uno de sus artículos) se les conoce también como ‘emprendedores corporativos’: emprenden dentro de una empresa ya formada, siendo su función la de identificar nuevas oportunidades, innovar y crear valor en el seno de la empresa para la que trabajan. Cumplen un papel capaz de aportar mucho valor a sus organizaciones… siempre y cuando éstas sean capaces de identificarlos, apoyarlos y ofrecerles un entorno en el que puedan desarrollarse.

Las opiniones de los docentes de la SBS recogidas en su estudio indican que se atribuye, a corto-medio plazo, un mayor peso a la figura del intraemprendedor sobre la del emprendedor (40 % vs. 35 %). En cuanto a los obstáculos a los que se enfrentan, existe una división de percepciones (igualadas al 40%) entre los que entienden que los intraemprendedores parten con la ventaja de no tener que enfrentarse a los mismos impedimentos burocráticos que quien intenta montar su propia empresa desde cero, y los que plantean que el gran obstáculo compartido lo constituye el hecho de sacar adelante una idea “desde cero”.

Los directivos digitales

Las empresas y sus directivos, con respecto a lo digital, deberían tener en cuenta la siguiente máxima: “Todas las empresas del siglo XXI deberán ser digitales o morirán” (Rodolfo Carpintier). Por lo tanto, hay que abordar y ejecutar el proceso de digitalización de la empresa (en términos de procesos, productos, servicios, estructura…), para posicionarla en lo que ya está siendo el siglo XXI.

Los directivos son piezas clave del entramado de cualquier empresa pero la mayoría de los directores que trabajan en el ámbito digital siguen manteniendo las mismas características que los directores tradicionales. Sin embargo, se empieza a apreciar una nueva tendencia: cada vez más las escuelas de negocios, sobre todo las especializadas en el sector digital, están comprobando que los Master Digital Business tienen una demanda superior a la de otros cursos: los usuarios demandan temáticas que muy pocos directivos dominan y que son esenciales para planificar los presupuestos de las empresas. En la actualidad los directores tratan de combinar las capacidades de gestión convencionales con las nuevas habilidades requeridas por el mercado; las opiniones recopiladas por el estudio señalan ésta como la mejor opción frente a quienes piensan que tienen que ser diferentes ya que las formas de trabajar también lo son.

| Imagen | Kimia Solutions

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.