Emprendedores

Ignacio Vilela (Startcaps Ventures): “España nunca será el próximo Silicon Valley”

ignacio-vilela-startcaps-ventures
Escrito por Esther Macías

Entrevistamos a Ignacio Vilela, fundador y socio director de la empresa de capital riesgo Startcaps Ventures, que ha llegado a coinvertir en ‘startups’ estadounidenses junto a pesos pesados como Google Ventures o Greylock Partners.

Es ingeniero de Caminos pero su pasión por la informática (programaba cuando era adolescente) le llevó a abandonar un puesto fijo en FCC y crear, junto con otros seis amigos, un fondo para invertir en startups tecnológicas: Startcaps Ventures, una SL que está a punto de convertirse en una sociedad de capital riesgo, “en cuanto la CNMV dé el visto bueno”, explica en una entrevista con TICbeat, aprovechando su paso por España antes de regresar a su ciudad de residencia actual: San Francisco.

Startcaps Ventures arrancó en 2011 con unos 300.000 euros. “Empezamos a ver que si queríamos montar una empresa dedicada a invertir en startups teníamos que dedicarnos 24 horas al día a este proyecto”. La compañía que dirige comenzó operando e invirtiendo en empresas en España pero rápido dio el salto a EEUU. En la actualidad, como adelantábamos, Vilela vive en San Francisco, cerca de Silicon Valley, el valle de oro para el emprendimiento digital. “Si ganas dinero invirtiendo en startups tienes suerte. Es complicado y, además, vimos que hay muchos más exits (ventas) en Estados Unidos y se mueven rondas de inversión más grande, así que en 2013 optamos por ir allí”.

Foco en realidad virtual y ‘wearables’

En su corta vida la compañía de capital riesgo ha logrado abordar operaciones de éxito en Estados Unidos, especialmente en los sectores más candentes como son el Internet de las cosas, la realidad virtual o los dispositivos ponibles o wearables. Y, lo que es más difícil, ha conseguido coinvertir en startups con pesos pesados del capital riesgo como Google Ventures o Greylock Partners. Altspace VR, dedicada a la colaboración virtual, Beyond Game, de juegos, o Sensoria, de wearables, son algunas de las empresas en las que han invertido. En total Startcaps Ventures lleva casi dos millones de dólares repartidos en 14 empresas en Estados Unidos. Sus participadas han captado 88 millones de dólares de financiación, con una media de 6,8 millones por cada una. Asimismo, el 100% de los proyectos participados han recibido financiación posterior de fondos de referencia en Silicon Valley y el 75% de las inversiones semilla han llegado a Series A. Su cartera de participadas dobló su valor el pasado año.

“No es tan fácil levantar dinero en Estados Unidos”, aseguraVilela. “El nivel A o B es hipercompetitivo. Pero vimos una oportunidad en las series Seed, aunque para destacar hay que aportar valor”, añade. Las primeras inversiones de Startcaps Ventures en Estados Unidos fueron las de Medwhat y Swivl. “Al principio inyectamos unos 40.000 dólares, ahora nuestras inversiones superan los 100.000 dólares”. La primera empresa en la que coinvirtieron con Google Ventures y Greylock fue Beyond Games. Las últimas inversiones han sido en la empresa de educación One Month, en la de logística Shipbob, en la app de taxis 99taxis y en la de seguridad Authy. En la actualidad, de hecho, hay unos 30 socios en el fondo, entre ellos inversores de Merrill Lynch y del Santander.

Startcaps Ventures se ha enfocado sobre todo en áreas punteras como la realidad virtual, el Internet de las cosas o los wearables porque “es más fácil entrar en estos terrenos, más nuevos. De hecho en el caso de Altspace, la startup entró en una valoración pero se generó tantas expectativas que en dos meses logró cerrar una ronda al doble”, asevera el director.

De cara a este año 2015 Vilela confía en que Startcaps Ventures siga invirtiendo en una media de 10 empresas al año. “Además estamos creando otro fondo, algo más grande, pero con tickets de medio millón de dólares, para volver a inyectar dinero a las ya invertidas”.

“No tiene ningún sentido invertir en España”

En estos tres años el fondo ha pasado de invertir en startups españolas a hacerlo en estadounidenses. “Dejamos de invertir en España por el coste de oportunidad que conlleva, no porque la tecnología que desarrollan las startups de aquí no sea buena. No tiene ningún sentido invertir en España”, sentencia Vilela. En la actualidad, las participadas por la compañía son seis empresas españolas –“entre ellas Sentisis, la que mejor va”, según el responsable de Startcaps Ventures– y 14 americanas.

Lo difícil para un fondo como este es lograr invertir en Silicon Valley. “Muchos inversores españoles, de hecho, prefieren no ir allí, al ‘barro’. Hay que tener en cuenta que allí los propios emprendedores te preguntan que por qué quieres invertir en ellos, sobre todo siendo un fondo español. La manera de convencerles es hacerles ver que les puedes aportar valor, que te interesa su producto, que tienes contactos en Europa y que, en definitiva, puedes ayudarles”.

Lo que Vilela tiene claro es que “España nunca será el próximo Silicon Valley. Allí hay inversores, partners, muchas más startups y, sobre todo, muchos early adopters. En España no. Es cierto, no obstante, que hay startups muy potentes en España, como CartoDB o Sentisis, pero si quiero invertir, prefiero hacerlo fuera. De hecho, la evolución de una startup tecnológica pasa por ir a Estados Unidos”.

En España, dice, podría haber oportunidades en el sector del turismo. “Podríamos ser la Florida de Europa y ofrecer servicios turísticos a través de las herramientas tecnológicas, pero hay mucho que hacer en este sentido”. En cualquier caso, a pesar de todo, Vilela confía en que la situación en este país está mejorando: “Habrá más exits y las rondas ya son de mayor tamaño. Además, hay startups que lo han hecho muy bien logrando exits cuyos emprendedores ya están involucrados en otros proyectos, como es el caso de los de Tuenti, que luego han montado Job&Talent, Cabify… Estos emprendedores de segunda generación lo harán mejor que los de primera y, por otro lado, los inversores tendrán más dinero para inyectar”. Impulsar las ventajas fiscales de los business angels es clave, asegura el experto, para incentivar la inversión en España, además de evitar normativas como la llamada ‘exit tax’ y fomentar la colaboración entre la universidad y la empresa. “Las startups deberían ser en gran parte spinoffs de universidades”, asevera.

Consejos para invertir y emprender

Vilela se atreve además a aportar algunos consejos a los inversores de startups. “Muchos dedican mucho tiempo a pedir información sobre los proyectos y a hacer pactos legales cuando en lo que tienen que poner el foco es en conseguir clientes para su participada, dar consejos, en suma, aportar valor, sobre todo en las etapas iniciales”. Vilela recomienda también estar atentos a las plataformas de crowdfunding. “Nosotros hemos invertido en tres empresas que han salido de Kickstarter”, revela.

Respecto a la otra cara de este mercado, los emprendedores, Vilela afirma que no todo el mundo está preparado para crear una empresa. “Además, hay que cambiar muchas concepciones erróneas que tienen los emprendedores. Por ejemplo la de no compartir su idea con nadie. Deben hacerlo, la idea no es nada, el éxito está en la combinación de varios factores como la ejecución, el equipo… por otro lado, deben comprobar, antes de lanzar el proyecto, si alguien estaría dispuesto a pagar por sus servicios o productos, es decir, si habría clientes”.

 

 

 

 

 

 

 

Sobre el autor de este artículo

Esther Macías

Periodista especializada en tecnología, innovación, economía digital y emprendimiento. Tras un largo paso por iWorld y ComputerWorld, desde 2013 estoy inmersa en la prodigiosa aventura de TICbeat como jefa de redacción.