Emprendedores

No existe la edad perfecta para emprender

Escrito por Redacción TICbeat

Un estudio del Founder Institute muestra que ser joven no equivale a ser buen emprendedor.

No existe una edad perfecta para emprender: aunque muchos medios se vuelquen hacia la idílica startup en un garaje con estudiantes de pelo largo y tez grasienta, muchos de los emprendedores que se están lanzando ahora al mercado tienen un largo historial profesional y unas cualidades completamente diferentes.

“No se tarda más que un minuto en mirar por todo el mundo y probar que es errónea cualquier tesis sobre la edad cumbre de un fundador. Existen incontables fundadores que superan la edad de los 30, incluyendo a Reid Hoffman (con 35 años en 2002), Evan Williams de Twitter (35 años en 2007), Mark Pincus de Zynga (de 41 años en 2007), además de Arianna Huffington del Huffington Post (con 54 años en 2005), entre otros”, apunta el blog oficial del Founder Institute, la incubadora de startups más grande del mundo.

Para poder identificar las características de emprendedores exitosos, el Founder Institute ha gestionado una serie de tests de personalidad y aptitud en más de 3000 solicitantes por todo el mundo, siguiendo además el progreso de los casi 1000 fundadores inscritos y 350 graduados. Los investigadores del Founder Institute han elaborado un estudio que muestra la tendencia de los emprendedores en estos últimos años.

La investigación que se muestra en este gráfico muestra que una edad más tardía predice mejor el éxito emprendedor y que tres otras características correlacionan con el éxito: inteligencia fuerte y fluida, gran apertura a nuevas ideas y conceptos y ser agradables. Cualquier persona a cualquier edad puede romper las barreras que ponen los expertos.

Hemos romantizado la idea de un fundador joven porque es una buena historia, pero estas historias no son la norma. Las ventajas de comenzar un nuevo proyecto emprendedor cuando uno es joven es fácil de entender: un mayor apoyo de familiares y la falta de personas dependientes, las mayores posibilidades laborales si el proyecto fracasa y la energía que puedan aportar los fundadores jóvenes pueden ser las cartas a su favor.

Los emprendedores mayores cuentan con más experiencia vivida, un mayor nivel de conocimiento en su área de interés y mayor número de contactos a la hora de crear un nuevo producto.

Foto cc dankos-unlimtd

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.