Emprendedores

Cuando el error en la ejecución es no saber explicar lo que se pide

Escrito por Oswaldo Álvarez

Muchas veces tenemos una idea tan clara que sentimos y pensamos que todo el equipo concibe la idea como nosotros y eso es un error inmenso

Muchas veces nos ocurre que mandamos hacer una silla y nos terminan haciendo una mesa. A muchos de nosotros nos ha pasado y normalmente decimos “no nos han entendido”. No obstante, invito a pensar si esto ocurrirá debido a que no nos hayamos explicado bien. En muchas ocasiones tenemos una idea tan clara que sentimos y pensamos que todo el equipo concibe la idea como nosotros y eso es un ERROR INMENSO.

Cada vez que tengamos alguna idea o la conceptualización de un proyecto es preciso preparar toda la documentación, reuniones y materiales que van a permitir explicar dicha idea. Algo muy importante es cerciorarse de que todas las partes del equipo hayan entendido correctamente las directrices. Ocurre muchas veces que por no estar seguro de esto se termina trabajando el doble: es decir, haciendo la SILLA, tumbándola y creando la MESA.

Algunas recomendaciones para que esto NO pase son las siguientes:

  • Dejar todo por escrito. Pero no solo escribir algo que solo tú vayas a entender sino ser lo más explícito que se pueda; lo ideal es poner ejemplos.
  • Ser lo más visual que se pueda. Ser excesivamente visual nunca es malo; la comunicación visual es muy poderosa y expresa a veces mucho más que lo escrito.
  • Trabajar por objetivos. Ser muy específico en lo que se pide y detallar objetivos claramente de tal manera que el equipo sepa que haga lo que haga el producto debe cumplir los objetivos planteados.
  • Enfatizar directrices importantes. Si hay algo que se quiere enfatizar o se quiere que se haga, hay que explicarlo claramente y, si es posible, generar toda la documentación que lo explique.
  • Confiar en el equipo. Quienes no son expertos no deben aprobar las especialidades, se debe trabajar bajo requerimiento, directrices y objetivos y se debe delegar y confiar en que el equipo va a realizar un producto que va a cumplir todo lo requerido. Muchas veces abusamos en revisiones y aprobaciones y el equipo pierde fe en sí mismo ya que todo queda a gusto de quien toma las decisiones.
  • Recomendar, recomendar y recomendar. Las recomendaciones son válidas y el que consiga una mejor manera de hacerla considerando lo mejor por consenso será la opción más adecuada.

En definitiva, la clave para la perfección es saber lo que se pide. Así que, volviendo al tema inicial, les invito a que antes de pensar “NO ME HAN ENTENDIDO”, pensemos “¿ME HABRÉ EXPLICADO BIEN?”.

foto cc Emubla

Oswaldo Álvarez (@ozalvarez) es cofundador y CTO de Wind2share, la red social de negocios. Es un emprendedor con más de diez años de experiencia en la web e Internet apasionado por las startups, siendo su especialidad el desarrollo de software, Internet marketing y la planificación estratégica.

Sobre el autor de este artículo

Oswaldo Álvarez

Oswaldo Álvarez es Co-Fundador y CTO de wind2share, la red social de negocios. Es un emprendedor con más de 10 años de experiencia en la web e internet apasionado por los Start-ups siendo su especialidad desarrollo de software, internet marketing y planificación estratégica.