Emprendedores

Atención startups: aprender de la experiencia ajena no siempre es una ciencia exacta

Escrito por Oswaldo Álvarez

En las ciencias no exactas, cuestiones vivenciales y en muchas estrategias de startups y negocios la información basada en la experiencia ajena no siempre es aprendizaje

Muchos métodos de aprendizaje se basan en enseñar sobre experiencias que han tenido otras personas. Este principio es muy válido pues de eso se trata la evolución del ser humano o lo que se conoce como el aprendizaje de la humanidad, que se va transmitiendo de generación en generación. No obstante, en las ciencias no exactas, cuestiones vivenciales y en muchas estrategias de startups y negocios la información basada en la experiencia ajena no siempre supone aprendizaje. Muchas veces existen patrones o modelos mentales impuestos que se conocen como la mejor manera de hacer algo hasta que alguien piensa distinto y lo hace mejor o simplemente lo aplicamos y el resultado no es el esperado.

Si lo analizamos bien muchas de las grandes innovaciones han sucedido por una experiencia que ha tenido una persona o un conjunto de personas que se han atrevido a pensar distinto o hacer algo de manera diferente. Muchas veces esa experiencia vivida es la que conlleva al aprendizaje. Los fallos, los obstáculos, las estrategias que no funcionaron y las que sí son las que hacen que toda esa información y situaciones se nos “adhieran en el ADN” y crean el aprendizaje.

Una estrategia nunca va a ser una ciencia exacta pues pueden existir miles de ellas dependiendo de la situación y el contexto donde sea válida o no o tenga éxito o no. Por esa razón cuando existe una situación y aplicamos lo que dice “el libro” muchas veces no obtenemos el mismo resultado o simplemente fallamos.

Por eso el mejor aprendizaje es la experiencia propia, los errores cometidos nos hacen más grandes y vividos, nos cierra una puerta de todas las que tenemos que abrir y los éxitos encontrados van a ser productos de muchos conocimientos, fallos y aprendizajes que vamos teniendo en el camino.

Las experiencias ajenas nos hacen estar mucho más alerta, nos hace pensar en factores y situaciones que quizá no habíamos pensado, nos puede hacer abrir los ojos y darnos cuenta de muchas cosas. El conocimiento adquirido por generaciones actuales y pasadas marca la evolución humana pero nunca podemos dejar de pensar en si existe una mejor manera de hacer algo porque ahí es cuando se innova, se optimiza, se crea, se replantea y se cambian las reglas.

Cuando algo sea así siempre piensa que puede ser diferente y por supuesto, para mejor.

 

Oswaldo Álvarez @ozalvarez es un emprendedor con más de 10 años de experiencia en la web e internet apasionado por los startups siendo su especialidad desarrollo de software, planificación estratégica y modelos de negocios en internet. Leer más sobre Oswaldo..

 

Sobre el autor de este artículo

Oswaldo Álvarez

Oswaldo Álvarez es Co-Fundador y CTO de wind2share, la red social de negocios. Es un emprendedor con más de 10 años de experiencia en la web e internet apasionado por los Start-ups siendo su especialidad desarrollo de software, internet marketing y planificación estratégica.