Emprendedores

4 razones para virtualizar una startup

Escrito por Martin Cattaneo

Para empresas con cientos de empleados y equipos, el coste de la virtualización de su infraestructura tecnológica puede resultar bastante elevado y dramático.

Para pequeñas compañías, los beneficios pueden ser menores, pero no por ello menos importantes. En todo caso, este proceso puede ser más valioso para las startups y pequeñas compañías con menos gente y menos dinero para invertir.

La principal razón: el ahorro de costes. Como se mencionaba antes, una de las grandes ventajas que conlleva la virtualización es la gran cantidad de gastos que puede evitar la compañía a lo largo de un año. La reducción de hardware físico como servidores propios, no solo conlleva una menor inversión inicial sino que también el precio de mantenimiento, seguridad y la refrigeración de esos equipos se reduce.

Aunque algunas soluciones basadas en el cloud computing pueden parecer excesivamente caras, hay una enorme variedad de servicios más asequibles y, en la mayoría de casos, los gastos a los que hay que hacer frente son menores que para los equipos relacionados con las TIC, los servidores físicos, el hardware y el mantenimiento a tiempo completo.

Mejorar el grado de eficiencia y flexibilidad

Cuando se virtualizan los sistemas, el control y el mantenimiento pueden ser desempeñados desde un solo punto, con una única interfaz de administrador. Esto hace que estas tareas vinculadas a las TIC sean más sencillas de realizar, permitiendo a los equipos técnicos centrar sus esfuerzos en proyectos de mayor complejidad.Para algunas empresas, esta posibilidad facilita el trabajo a distancia, realizando actualizaciones o solucionando errores sin estar físicamente en el mismo lugar donde se encuentran los servidores o el equipo del usuario.

Pero quizás lo más importante de no tener una vinculación excesiva a la presencia física de equipos, es que muchas star-ups son más flexibles y están en mejor posición para responder a los retos y los cambios que se den en su entorno competitivo.

Mayor estabilidad y menor tiempo de respuesta

Dependiendo el tipo de negocio y la infraestructura, los fallos técnicos y el tiempo de inactividad que se derive de ellos pueden resultar fatales. En los casos más graves, puede dañar la relación con clientes y usuarios, enfadar a socios de negocio o , incluso, tirar por tierra la viabilidad de la empresa. La eficiencia extra y la estabilidad ofrecidas por la virtualización de las TIC puede reducir estos problemas y mantener el tiempo de inactividad al mínimo.

En un entorno en el que estas herramientas estén virtualizadas, recuperarse de estos problemas y dar una respuesta efectiva resulta mucho más rápido y económico para muchas startups, que no se pueden permitir tener un sistema de servidores físicos que les permita hacer un respaldo de todo y recuperar esa información en un corto periodo de tiempo.

Un funcionamiento más ecológico

Además del ahorro de costes que supone y las ventajas técnicas que ofrece, esta decisión resulta más eficiente y, por tanto, hará que una startups o una pequeña empresa resulta más ecológica, que es un aspecto cada día más importante para los consumidores. Naturalmente, un servidor con doce participaciones virtualizadas va a emplear menos energía que doce servidores independientes en la sede de la empresa.

Para ciertos negocios, esta conducta ecológica no tiene gran impacto en la cuenta de beneficios. Sin embargo, ayuda a mejorar la reputación de la empresa y un mensaje que se puede transmitir a tus potenciales compradores.

Sobre el autor de este artículo

Martin Cattaneo