Educación Seguridad

Ciberseguridad y ficción: hasta donde llega la realidad

Escrito por Redacción TICbeat

Series como ‘Mr. Robot’, ‘CSI: Cyber’ o ‘Scorpion’ han hecho de la ciberseguridad un reclamo recurrente en sus tramas. Pero, ¿es cierto lo que plantean en la pequeña pantalla?

La ciberseguridad sigue siendo un territorio misterioso para muchas personas, rodeado de un halo de secretismo y una dosis de peligrosidad que atrae y aterra a partes iguales. La imagen del hacker con su sudadera con capucha, ‘picando’ código en la penumbra de su habitación sigue acompañando el imaginario colectivo sobre los delincuentes cibernéticos, aunque la realidad no dista mucho de la ficción que nos muestran series como ‘Mr. Robot’ o ‘CSI: Cyber’.

Y es que la ciberdelincuencia hace tiempo que dejó de ser el pasatiempo de unos jóvenes hackers sin buenas intenciones que querían destruir a gobiernos corruptos o luchar contra el sistema para convertirse en un negocio más que lucrativo. En ese sentido, varios estudios reflejan cómo los atacantes informáticos manejan un mercado de más de 1.000 billones de dólares, el equivalente al 1% del PIB mundial.

Entonces, ¿hasta dónde llega la realidad de una actividad económica -ilícita- aburrida y orientada a beneficios y cuáles son los factores de ese encanto transmitido por Hollywood que se cumplen en la vida real?

Todos estamos expuestos

Uno de los giros argumentales más frecuentes en las ficciones que tratan sobre ciberseguridad es su amplio espectro de públicos expuestos a los hackers: desde ataques indiscriminados a toda la población hasta infecciones que dejan inoperativo un hospital o, las más recurrentes amenazas que se infiltran en los sistemas policiales para robar información o borrar archivos clave en determinadas investigaciones.

Este punto no está lejos de la realidad que vivimos ya que, cada vez más, las ciberamenazas afectan de forma más masiva a todas las empresas y particulares. Si antaño predominaban los ataques dirigidos contra compañías clave, ahora cualquiera puede ser objeto de infección.

Hackers inteligentes vs profesionales poco preparados

Otro de los reclamos que solemos ver en las series y películas es que los hackers, esos de la sudadera y la penumbra, se enfrentan a empresas y organismos en los que no hay responsables de seguridad o, si los hay, están poco preparados o son incapaces de hacer frente a las ciberamenazas que les plantean sus rivales.

La realidad no es exactamente así. La formación en ciberseguridad ha mejorado mucho en los últimos años, gracias a programas exigentes como el Máster Indra en Ciberseguridad que se imparte en U-tad. Además, las puertas giratorias también existen en el mundo de la seguridad TI: cada vez más hackers se pasan al bando corporativo, atraídos por las jugosas nóminas de las grandes consultoras y proveedores de servicios de seguridad.

Virus que entran por cualquier resquicio

En un capítulo de ‘Scorpion’, los protagonistas se enfrentan a un edificio inteligente que se ha vuelto loco a causa de un virus, secuestrando a todos los ocupantes y amenazando su supervivencia. ¿Y cuál fue el vector de entrada de esta amenaza? Ni más ni menos que un ligue de una noche del personaje principal de la serie, que introdujo el virus en una unidad que, posteriormente, él conectó ilusamente al centro de control del edificio.

Aunque ese caso es ficción, lo cierto es que alrededor de dos terceras partes de las fugas de datos que sufren las empresas se deben a errores humanos y a problemas surgidos en los sistemas de información. Por ello, es clave que los trabajadores sepan las políticas y mejores prácticas en materia de seguridad, llevando a cabo comportamientos responsables en su entorno profesional.

TICbeat para U-Tad

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.