Educación

Twitter inaugura un centro en el que enseñará código a los vecinos de San Francisco

san_francisco
Escrito por Redacción TICbeat

NeighborNest está situado cerca de las instalaciones de la compañía, pero también de uno de los barrios más pobres de la ciudad.

Esta semana se han abierto las puertas de NeighborNest, el centro comunitario de aprendizaje que Twitter ha creado en San Francisco, muy cerca del lugar donde la compañía que dirige Dick Costolo tiene sus cuarteles generales.

Según informa la web especializada en tecnología Recode, NeighborNest acogerá clases de informática, computación y código, que serán impartidas por los empleados de Twitter, y promoverá el acceso del vecindario a ordenadores y equipos tecnológicos. También ofrecerá un espacio a ONG locales para realizar sus actividades. El centro, que le costará a la compañía 3 millones de dólares durante los próximos 4 años, se ubica cerca de Tenderloin, una zona de la ciudad californiana con altos índices de pobreza y población desfavorecida.

El centro fue inaugurado este miércoles por Dick Costolo y por el alcalde de San Francisco, Ed Lee.

Twitter no es, sin embargo, la primera tecnológica que lleva a cabo una iniciativa de estas características en San Francisco. Y tampoco lo ha hecho de forma totalmente altruista y desinteresada. El gobierno de la ciudad está firmando acuerdos con algunas de las grandes compañías que tienen sus oficinas en su área metropolitana, mediantes los cuales les “perdona” el pago de ciertos impuestos –que, en el caso de Twitter, serían de decenas de millones de dólares por año- si desarrollan iniciativas comunitarias de este tipo.

Otras firmas tecnológicas, como Zendesk (que desarrolla software de atención al cliente) y Zoosk (un portal de citas online), han firmado convenios similares con las autoridades de la ciudad del norte de California. San Francisco y Silicon Valley han sido ‘tomadas’ desde hace años por un nutrido grupo de empresas y startups tecnológicas que sitúan a veces a la ciudad en una encrucijada. A un lado, el volumen de negocios que el sector es capaz de mover; al otro, la imparable subida del coste de vida, con especial hincapié en los precios de los alquileres, que se ha traducido en un aumento de la desigualdad social y económica en la zona y en el cabreo de algunos vecinos, que incluso han organizado ya escraches ante la puerta de las casas de directivos de estas corporaciones. Hay quien ve el NeighborNest no solo como una forma solidaria de implicarse en la vida de su ciudad o una manera de ahorrarse tasas, sino también como un intento de Twitter de congraciarse con los vecinos de San Francisco que más descontentos puedan estar con los supuestos efectos perniciosos de su presencia.

 

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.