Educación

Trump extiende su veto migratorio a Corea del Norte, Venezuela y Chad

nueva-medida-contra-inmigrantes-donald-trump

Donald Trump ha ampliado su veto migratorio prohibiendo la entrada en EEUU a nacionales de Corea del Norte y Chad, e imponiendo algunas restricciones a Venezuela.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha presentado un nuevo veto migratorio extendiendo la prohibición de entrada a EEUU a Corea del Norte, Chad y Venezuela. Las nuevas restricciones entrarán en vigor a partir del 18 de octubre, elevando a ocho el número de países afectados por el veto migratorio de Trump.

Las restricciones para los pasajeros de Corea del Norte y Chad es casi absoluta, implicando que la gran mayoría no podrán entrar en el país. En el caso de Venezuela se trata de una prohibición parcial, que sólo afectará a un grupo concreto de miembros del gobierno y sus familiares.

Somalia, Yemen, Siria, Libia e Irán siguen la lista de países vetados en EEUU; Trump ha decidido eliminar las restricciones impuestas a Sudán, y los habitantes iraquíes tendrán que pasar por una inspección de seguridad adicional, pero podrán entrar en el país.

Como presidente, tengo que actuar para proteger la seguridad e intereses de EEUU y sus habitantes”, declaró Trump. “Hacer que América sea segura es mi primera perioridad. No permitiremos que entren en nuestro país aquellos que no podamos escrutar con certidumbre“, manifestó en su cuenta de Twitter.

El nuevo veto migratorio en EEUU se diferencia también del anterior por carecer de un límite temporal. Es el tercer intento de Trump por eliminar la entrada de visitantes musulmanes por completo.

Una exagente de la CIA quiere comprar Twitter… ¡para expulsar a Donald Trump!

El Tribunal Supremo de Estados Unidos escuchará a dos grupos que han denunciado las políticas de Trump, alegando que su veto migratorio excede su autoridad legal y ataca directa y deliberadamente a los musulmanes. El hecho de que las restricciones ahora también se amplíen a países sin mayoría musulmana tendrá cierto impacto en el caso.

Jonathan Smith, el director legal de Muslim Advocates, una de las partes opuestas a Trump en el juicio, ha pedido que no nos dejemos engañar por los trucos del gobierno estadounidense. “La administración está, una vez más, introduciendo cambios artificiales en la prohibición musulmana, con la esperanza de que encaje en la definición de cualquier otra cosa; pero han fracasado de nuevo“.

Por su parte Naureen Shah, de Aministia Internacional, afirmó que la prohibición no debería sostenerse de ninguna manera: “Por el mero hecho de que prohibición original fuera especialmente indignante, no implica que tengamos que aceptar otra versión más de discriminación – declaró Shah – Carece de sentido y es cruel vetar nacionalidades enteras de personas que normalmente están huyendo de la violencia que el gobierno de EEUU quiere mantener fuera“.

Vía | The Guardian

Sobre el autor de este artículo

Christiane Drummond

Estudiante de Periodismo y Derecho en la Universidad Rey Juan Carlos, realizando una beca en Axel Springer conectada siempre con la actualidad e innovación!