Educación

Sé ingeniero por un día: conoce U-tad y el Grado de Ingeniería de Software

Escrito por Redacción TICbeat

La personalización de la enseñanza y la amplitud de miras son los dos atributos que mejor describen la filosofía del Grado de Ingeniería de Software de U-tad. Diego Rojo, dinamizador de la comunidad de Big Data en este centro, nos lo explica.

Según la Unión Europea, en los próximos años serán necesarios alrededor de 900.000 profesionales más para cubrir toda la demanda que generará la economía digital. De estos perfiles, una gran parte serán ingenieros de software: los encargados de diseñar y optimizar toda la base sobre la que se sustente nuestra sociedad hiperconectada.

En ese camino, la formación cobra un papel esencial, ya que la industria viene quejándose desde hace tiempo de la falta de trabajadores bien cualificados en habilidades digitales y capaces de afrontar los retos tecnológicos que nos aguardan. Surgen así centros universitarios especializados en cubrir esta demanda, con un especial hincapié en la integración laboral de los estudiantes, como el caso de U-tad.

Esta institución cuenta, de hecho, con un grado en Ingeniería de Software, el Grado en Ingeniería en Desarrollo de Contenidos Digitales, que es el ejemplo perfecto del tipo de estudios y carrera profesional que nos depara la transformación digital.

“El software no te limita a un campo en concreto, no define tu profesión. Si estudias medicina o derecho está más acotado; pero si eres ingeniero de software puedes hacer muchas cosas, desde crear herramientas de marketing hasta videojuegos, pasando por cualquier app o solución de analítica de datos”, explica Diego Rojo, Dinamizador de Big Data en U-tad. “En U-tad tenemos gente que ha hecho desde un wearable para medir el rendimiento al esquiar hasta alumnos desarrollando videojuegos de terror o estrategia. Dentro del software todo tiene cabida”.

Quién gana más: un atleta profesional o un ingeniero de software

Esa es quizás la premisa que mejor describe cómo es un día a día en la vida de un ingeniero de software formado en U-tad: la personalización de su formación hacia los sueños particulares que persigue. “Nuestro objetivo es ayudar a cada alumno para que enfoque lo que está aprendiendo a sus gustos, que pueda estar contento con lo que hace y que encuentre lugar a todas las enseñanzas en algo que le apasione”, añade Rojo.

En este marco de abrir campos al software para que los jóvenes elijan su camino se engloban las numerosas actividades con las que U-tad complementa la enseñanza curricular y que suponen el verdadero catalizador del cambio frente a otras universidades.

“Tenemos la mayor cantidad de actividades posibles. Hace poco tuvimos, por ejemplo, un datathon junto a Microsoft en el que ganaron alumnos de tercero del Grado de Ingeniería de Software, superando incluso a estudiantes de postgrado de otras universidades.

Juan Corro (U-Tad): “El software es la base de toda la transformación digital que estamos viviendo”

También, en primero y segundo, todos los viernes aprenden cosas no vehiculares, como animación en 3D, scripting para modelado o Photoshop. “Son herramientas auxiliares que seguramente no usen en su día a día pero que les ayudan a ver más allá”, afirma orgulloso Rojo.

Todo esto sin olvidar el extraordinario papel que juegan las comunidades de U-tad y la implicación del sector privado en la enseñanza práctica del grado: “Tenemos cuatro comunidades centradas en Ciberseguridad, Realidad Virtual, Big Data y Desarrollo más general. Para todas ellas organizamos Master Classes una vez cada dos semanas -la última sobre Project Tango-, concursos de algoritmos, talleres de introducción a la ciberseguridad, etc.”, explica el profesor. “La intención es siempre abrir el campo lo máximo posible, charlar de lo que les interese a los jóvenes, con las miras siempre puestas en su salida profesional”.

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.