Educación

Los niños madrileños disfrutarán del préstamo gratuito de libros a partir de 2018

Escrito por Lara Olmo

Hasta 300 euros por niño se podrán ahorrar las familias madrileñas gracias a la nueva ley que regula el préstamo gratuito de libros y que entrará en vigor el curso 2018-2019.

El año pasado la Asamblea de Madrid sometió a votación una nueva ley que pretendía dotar de un sistema de préstamo gratuito de libros de texto a los alumnos de los colegios públicos de lar región, pero no salió adelante por la abstención del PP. 365 días después, y con algunas modificaciones, va a ser por fin aprobada por todo los grupos políticos.

La nueva norma, que entrará en vigor a partir de 2018, beneficiará a las familias de los más de 615.000 alumnos de enseñanza Primaria y Secundaria y de FP básica que cursan estudios en colegios públicos o concertados de la Comunidad de Madrid.

Quienes se inscriban al sistema de préstamo gratuito de libros se ahorrarán entre 250 y 300 euros por niño.

La nueva ley, propuesta y redactada por Ciudadanos, defiende los principios de universalidad y voluntariedad. Es decir, la gratuidad de los libros de texto podrá disfrutarla cualquier alumno de centros sostenidos con fondos públicos de Primaria o Secundaria y las familias que participen lo harán de forma voluntaria (y no obligada, como ocurre en otras regiones).

Las familias que quieran beneficiarse del sistema sólo tendrán que inscribirse en el programa y, al acabar el curso, ceder los libros (en buenas condiciones) a un banco de libros, para que otro niño los utilice, y del que se recogerán los libros para el curso siguiente, de forma gratuita.

10 blogs sobre las TIC educativas que entusiasmarán a profesores y alumnos

En todo caso el curso que viene (2017-2018) se organizarán campañas divulgativas en los colegios para que los padres conozcan en profundidad el funcionamiento del sistema y puedan inscribirse.

A día de hoy se desconoce el coste exacto que tendrá para las arcas públicas madrileñas este programa de préstamo gratuito de libros. Los libros que se cedan y que estén muy deteriorados tendrán que ser sustituidos por otros hasta cubrir la tasa de reposición, sin coste (directo) para las familias.

Vía | ABC

Sobre el autor de este artículo

Lara Olmo

Periodista 2.0 con inquietudes marketeras. Innovación, redes sociales, tecnología y marcas desde una perspectiva millenial. Vinculada al mundo startup. Te lo cuento por escrito, en vídeo, con gráficos o como haga falta.