Educación

Las creencias más extrañas que existían hasta los años 60

secreto al oido animacion pop art

Hace alrededor de 50 años los médicos les recetaban cigarrillos a las embarazadas, ¡surrealista pero cierto! Te contamos algunas de las creencias más extrañas que existían hasta los años 60, la tecnología no es lo único que ha cambiado en las últimas décadas.

Si pudiéramos viajar en el tiempo la década de los 60 en EEUU sin duda sería una época interesante. Sin duda sería interesante para ver cómo ha evolucionado la tecnología en los últimos 50 años, y los empleos que existían por aquel entonces frente a los que han surgido en tiempos recientes.

No obstante, pese a que de primeras nos impactaría no ver a nadie con un smartphone pegado a la mano, hasta los años 60 existían algunas creencias extrañas que hoy en día nos dejan boquiabiertos.

Para empezar, lejos de estar prohibido fumar durante el embarazo, los médicos les recetaban cigarrillos a las embarazadas. Así, no sería raro entrar en un quirófano y ver un picahielo sobre la mesa de utensilios.

Veamos cuáles eran algunas de las creencias más raras que existían hasta los años 60:

  • La lobotomía cerebral se llevaba a cabo con un picahielo: En 1946 el psiquiatra Walter Freeman llevó a cabo su primera lobotomía cerebral con un picahielo, y no es que le diera ningún uso diferente al que tenía. Al igual que se usaba para picar hielo, atravesaba el craneo del paciente hasta el cerebro, mientras seguían despiertos. El psiquiatra creía que era la solución a la depresión ya que cortaba la conexión emocional con el cerebro. A veces incluso operaba a sus pacientes como si fuera un espectáculo. En 1967 le causó una hemorragia cerebral a una mujer causándole la muerte y se puso fin a esta práctica.
  • Médicos aseguraban que fumar aliviaba el estreñimiento durante el embarazo: Hoy en día esta prohibido fumar durante el embarazo por los devastadores efectos que podría tener sobre el feto, pero en los años 60 los médicos les recetaban cigarrillos a las embarazadas. Supuestamente aliviaba el estreñimiento durante el embarazo, según alegaba el autor Alan F Guttmacher, que también mantuvo que el consumo moderado de alcohol durante el embarazo no tenía por qué prohibirse. Así, también recomendaba una estricta dieta, incluso saltarse comidas, para ganar el mínimo peso posible.
  • La alimentación de tu bebe podía influir en su ideología en un futuro: Según el doctor Walter W. Sacker Jr. si querías evitar que tu bebe fuera comunista en un futuro debías cuidar su alimentación. Recomendaba darles cereales de comer a los dos días de nacer, a los 10 días verduras y a las nueve semanas beicon y huevos – o lo que comiera el resto de la familia. Ah, y café solo a los 6 meses. Así, si tu bebe lloraba por la noche lo mejor es que le ingoraras y no intentaras tranquilizarle si no querías que se convirtiera en un comunista.
  • Viajaríamos en túneles bajo la tierra: Olvídate de aviones o trenes de alta velocidad, a partir del año 2000 científicos predecían que viajaríamos en tubos bajo la tierra – estilo Mario Bros – capaz de transportarte de una ciudad a otra en menos de 42 minutos. Esta creencia era algo surrealista, pero no tan lejos de la realidad si pensamos en los túneles subterráneos que está construyendo Elon Musk para transportar nuestros vehículos a alta velocidad.
  • En primaria los niños aprendían a usar pistolas: En los colegios estadounidenses los niños de primaria con tan solo 6 años aprendían a usar una pistola. Eso si, se trataba de una lección para mejorar la seguridad y evitar accidentes. Es una locura que impartieran clases para usar una pistola, pero es aún más descabellado el hecho de que niños de 6 años jugaran con pistolas haciendo necesarias tales medidas.

Las peores predicciones tecnológicas de la historia

  • Las citas entre adolescentes eran un tanto diferentes: Planear muchas actividades para una cita entre adolescentes era fundamental por dos razones: en primer lugar para evitar la tentación de mantener contacto físico, y en caso de no poder resistirse debían hacerlo en un lugar público e iluminado para sentirse avergonzados; además cuantas más actividades más podrían evitar mantener una conversación.
  • Las azafatas de vuelo tenían que jubilarse a los 32 años: Al representar a la aerolínea las azafatas debían cuidar su imagen. Había indicaciones sobre vestimenta, peinados, maquillaje y forma física. Y si una azafata se quedaba embarazada, se casaba o cumplía 32 años ya no era apta para el puesto.
  • Las mujeres: correctas, sigilosas y encargadas del hogar: Entre las responsabilidades de la mujer estaba hacer las tareas del hogar con el fin de que el hombre pudiera tener la mayor tranquilidad posible al volver del trabajo. Así, para mantener esta calma, la mujer debía hablar en tonos suaves y bajos y dejar que fuera el hombre el que guiara la conversación, decidiendo si le apetecía o no mantenerla. En 1962 se hicieron algunos avances en este campo al publicarse un libro sobre las mujeres solteras y el sexo; sin embargo, tristemente uno de los consejos era que fueran a buscar hombres en las reuniones de alcohólicos anónimos.

Vía | Grunge

Sobre el autor de este artículo

Christiane Drummond

Graduada en Periodismo y redactora en TICbeat. ¿Qué me interesa? La innovación, la actualidad, la tecnología y, sobre todo, las personas.

2 Comentarios

  • Hablar de aquello de que se conoce es el mejor modo de evitar quedar en ridículo.
    Me temo que no tienes ni idea de cómo eran las cosas en los años 60.

  • Repasar lo escrito antes de darle a “enviar” también ayuda bastante a no
    hacer el ridículo. Por supuesto mi intención era escribir “Hablar de aquello que se
    conoce” no “Hablar de aquello de que se conoce.”