Educación

La tecnología cobra cada vez un mayor protagonismo en la vuelta al cole

estudiante con un ordenador

Ya ha arrancado el curso escolar 2018/2019 en muchos colegios, una vuelta al cole que destaca por ser más digital que nunca. Los padres optan por el ecommerce para comprar material escolar y la tecnología es un medio cada vez más popular para formar a los más jóvenes.

Hoy colegios por toda España han vuelto a abrir sus puertas y, mientras que las dificultades para madrugar y retomar la rutina probablemente sean iguales a las de cursos anteriores, este año la vuelta al cole destaca por ser cada vez más tecnológica.

No solo nos referimos a las propuestas tecnológicas que llegan al aula para formar a los más jóvenes. Incluso los preparativos para la vuelta al cole son cada vez más digitales.

Este año más de un 65% de los padres han recurrido al ecommerce para comprar el material escolar para este curso 2018/2019; esto supone un aumento del 13,2% si lo comparamos con 2017, y un 24,3% con respecto a 2016, informa economiadehoy.es.

No es de extrañar que los padres opten por las compras online, ya que el ahorro que supone es considerable. No obstante, los precios más reducidos no son el único motivo: ahorrarse el viaje a una tienda física para después tener que cargar con todos los libros es otro punto a favor del ecommerce.

Nuevas propuestas tecnológicas para formar a los más jóvenes

Cada vez más colegios cambian el cuaderno y bolígrafo por tablets y ordenadores.

Entre las distintas propuestas tecnológicas que llegan al aula, una de las más llamativas es bMaker, una plataforma digital elaborada conjuntamente por BQ y Macmillan enfocada a niños de entre 8 y 15 años. Lanzaron

bMaker es 100% digital, reemplazando los libros por contenidos interactivos. No obstante, el objetivo de BQ no solo es que los más jóvenes aprendan usando tecnología, sino que directamente aprendan a crear tecnología.

Así, se convierte en una solución integral que también incorpora kits de robótica para que niños de primaria y secundaria aprendan a construir un robot; después, también pueden darle vida programándolo usando herramientas como Scratch o Bitbloq.

¿Cómo será el nuevo sistema educativo basado en la tecnología?

La plataforma de BQ se basa en la gamificación; es decir, incorporar elementos del juego en las actividades de aprendizaje. Consideran que es especialmente fructífero por convertir la tarea en un reto, motivando a los alumnos y llevándoles a pasar de ser usuarios a creadores.

BQ no es la única empresa apostando fuerte por la gamificación, también gana cada vez más importancia en el aprendizaje de idiomas. Cambridge Assessment English, el departamento sin ánimo de lucro de la Universidad de Cambridge detrás de los exámenes como el First, Advanced y Proficiency, cada vez amplían más su gama de productos digitales basados en la gamificación y la inteligencia artificial para facilitar el aprendizaje del inglés, dadas las enormes ventajas que supone.

Los colegios que dicen no a la tecnología

5 claves para combatir la nomofobia y dejar de ser adicto al móvil

Mientras que la vuelta al cole destaca por ser cada vez más digital en la mayor parte de Europa, en Francia ocurre lo contrario. Este año la gran noticia es que el uso los móviles estará prohibido para los estudiantes menores de 15 años. El veto es absoluto: no podrán usarlo en el recreo ni a la hora de la comida, informa Business Insider.

Argumentan que el móvil es una gran distracción para los alumnos, y también aluden a una creciente preocupación: la adicción de los más jóvenes a sus smartphones.

Mientras que la tecnología en el aula puede hacer maravillas, parece cada vez más importante asegurar que los alumnos lo usen meramente como herramienta educativa, aprovechando para desconectar de las redes sociales en horario escolar.

Sobre el autor de este artículo

Christiane Drummond

Graduada en Periodismo y redactora en TICbeat. ¿Qué me interesa? La innovación, la actualidad, la tecnología y, sobre todo, las personas.