Educación

La educativa es la revolución posmoderna pendiente

educacion-transformacion-digital
Escrito por Ana Muñoz

La Fundación Orange ha presentado esta mañana un estudio sobre la transformación digital en la educación, y hay una conclusión clara: la educativa es la revolución posmoderna pendiente.

La investigación ha analizado el proceso de transformación digital en el ámbito educativo sobre la base de cuatro ejes estratégicos: Cloud, Mobile, Internet de las Cosas y Social, destacando en cada uno de ellos una serie de buenas prácticas y casos de éxito cuyo nexo común es la innovación.

En este sentido, Manuel Gimeno, director general de la Fundación Orange, no ha querido dejar pasar la oportunidad de comunicar a los presentes que la educación es la “revolución posmoderna pendiente”. Así, ha destacado la necesidad de una nueva formación efectiva que personalice los contenidos a las necesidades del alumno.

Por ello, las nuevas tecnologías podrían facilitar este proceso gracias a los datos analizados de cada uno de los estudiantes.

“La transformación digital sólo tiene sentido si hay un peso educativo detrás“, ha señalado.

SIMO 2016: cómo acercar la tecnología a las aulas

A continuación, se han revelado las claves del estudio realizado por la Fundación Orange. La primera de ellas es la hibridación tecnológica y metodológica, un cambio disruptivo en este sector que pretende incidir en la experiencia del alumno. Así, los expertos recomiendan que hay que hacer que el alumno utilice procesos y tecnologías que le estimulen en su aprendizaje.

En segundo lugar nos encontramos con la Educación móvil o ubicua, con sus denominaciones en inglés m-learning y u-learning. Estudiar a través de Internet, sí, pero también hacerlo en cualquier sitio y en cualquier momento.

Y ahí se incluye la entrada de los dispositivos en el aula, que bajo las siglas BYOD (bring your own device) se refleja como otra de las tendencias reconocibles, en esa conexión con contenidos cada vez más visuales e interactivos.

Gracias a las tecnologías de big data y learning analytics, que permiten hacer uso de la información que genera el alumno en sus actividades educativas online, la enseñanza se personaliza de forma más precisa.

Se percibe, a su vez, un aumento de las iniciativas en los entornos virtuales de aprendizaje y redes sociales, cuya estructura es óptima para actividades formativas, facilitando la colaboración, describiéndose dos modelos en auge: redes sociales educativas sin ánimo de lucro y cuyo objetivo es facilitar la comunicación entre los agentes del sistema educativo, y unos marketplaces a la búsqueda de consolidar su modelo de negocio ofreciendo entornos virtuales de aprendizaje  con todo tipo de formación, contenidos y materiales.

Las mejores páginas de MOOCs en inglés

Por otra parte, los MOOC se están convirtiendo en una de las estrellas de este nuevo entorno, apoyados en la variedad de temas que se pueden estudiar, la facilidad de acceso y su oferta gratuita. Un entorno en el que destaca el auge de la formación inmersiva, gracias, en parte, al abaratamiento del coste de los dispositivos y plataformas de realidad virtual que impulsan productos y servicios en esta línea.

Otro concepto estrella es el de la cultura maker, relacionado con los espacios de innovación digital en los que la robótica, la impresión 3D o la programación son las “asignaturas” más conocidas. Esta cultura no sólo ofrece un ámbito de aprendizaje colaborativo en espacios alternativos, sino que, cada vez más, también se incluye en las propias aulas.

Un pacto educativo común

Marcial Marín, Secretario de Estado de Educación, tampoco ha querido perderse la presentación de este estudio. Además de agradecer la realización de este informe a la Fundación Orange, el político ha destacado la necesidad de llegar a un pacto común que no varíe con cada cambio de legislatura.

“Lo que planteamos desde el Gobierno es que la educación no puede ser un proyecto que cambie cada cuatro años. Nos toca dialogar para llegar a un consenso entre todas las partes implicadas”, ha señalado Marín.

Así, el político ha finalizado el encuentro con una máxima: “Hay que hacer un pacto común por la transformación digital en la educación“.

Sobre el autor de este artículo

Ana Muñoz

Licenciada en Periodismo. Tecnoadicta, apasionada por los wearables y las pelis de superhéroes.