Educación

Esto es lo que el ingreso básico universal ha supuesto en una aldea de Kenia

iniciativa dar dinero mensual aldea kenia

Durante los últimos 14 meses, un grupo de 95 personas en una aldea de Kenia recibió 22 dólares de una organización como prueba de lo que el ingreso básico universal puede conllevar. Esto es lo que supuso para la aldea esta compensación económica.

Sí, el dinero no compra la felicidad. No se puede comprar amor, no sé puede comprar (toda) la salud. Quizá la alegría, las relaciones sociales, el espíritu optimista no sean cuestión de dinero. Sí, quizá el dinero no de la felicidad, pero lo que está claro es que esa frase solo ha podido salir de boca de quien lo tiene para comprobarlo.

Quién puede disfrutar de la emoción de un poema si no ha tenido ahorros con los que aprender a leer. O disfrutar de la despreocupación que proporcionan los viajes si no tiene dinero ni para un billete de autobús.  Quién podría dejarse llevar por explosión emocional de estar enamorado, si el matrimonio solo aparece en el horizonte como una imposición para una situación mejor y no como una opción.

Parece que el dinero no da la felicidad, pero la comida, la vivienda, la educación o las relaciones libres sí. Y eso sí que puede tenerse con ahorros.

Renta básica, la solución de Elon Musk para contrarrestar la robotización del empleo

Durante los últimos 14 meses, un grupo de 95 personas en una aldea de Kenia recibió alrededor de 22 dólares al mes de la organización  GiveDirectly. Un dinero que sí bien está lejos de parecer un sueldo digno es dado a los aldeanos sin condiciones previas y estos son libres de utilizarlo como quieran.

La propuesta forma parte de un experimento dentro del conocido como Ingreso Básico Universal o UBI (por sus siglas en inglés), cuya  idea central es ofrecer una solución ante la pobreza radical que muchos pueblos y aldeas experimentan.

Y para ello se centran en la creencia de que al otorgar una cantidad estándar de dinero de forma regular se consigue elevar el bienestar social de una comunidad.

“Las vidas de las personas han cambiado. Ya no tenemos conflictos. Hay paz en este pueblo porque las personas se miran a sí mismas como si fueran iguales”, comenta al portal Business Insider Peres Riako Onywero Obambo, de 75 años, una de las personas que ha disfrutado de esta iniciativa.

iniciativa salario unico en kenia

Peres Riako Onywero Obambo |Foto: Chris Weller/Business Insider

Para ella, que debe encargarse de dos niñas huérfanas y de su hijo adulto que sufre una enfermedad mental la asignación de un dinero mensual ha supuesto un cambio radical a su situación. Ya no debe depender de su hija para mantenerse y de esta manera su hija, que trabaja en Nairobi, puede al mismo tiempo contar con más ahorros para cuidar y formar a sus hijos.

Por su parte, Margaret Abagi, de 70 años, ha tenido dificultades durante mucho tiempo para atender su granja y encontrar alivio a los dolores de estómago que padece. Gracias a los ingresos básicos ahora tiene la capacidad de dejar de pedir dinero a su hijo.

Con la ayuda de su cuidador, ahora puede viajar a la ciudad para ir al hospital o pagar por los materiales si parte de su casa de barro comienza a desmoronarse.  El dinero como a todos le ha traído optimismo:”Sé que voy a mejorar porque hay dinero que voy a usar para la factura del hospital”, comenta Abagi.

Creación de esperanza

En general lo que ha supuesto el ingreso básico ha sido una cadena de mejoras que no cesa. Cuando alguien puede mantenerse por sí mismo y deja de depender de otro, ese otro también consigue ahorrar más y por ello aspirar a una mejor situación. Y así sucesivamente.

Pero no todo ha sido desarrollar la situación de personas dependientes o en avanzada edad. Anyango  tiene tan solo 30 años, es joven y fuerte, pero los  22 dólares que recibe al mes también han supuesto un nuevo horizonte en su vida.

A pesar de su edad ya debe cuidar de una familia. Ahora con este dinero, puede aprovechar los escasos ahorros de sus trabajos de mano de obra manual para cubrir costes  como las tarifas de preescolar de uno de sus hijos, y darse”caprichos” como un colchón nuevo, un armario y cojines de mejor calidad para su sofá.

¿Y si la energía solar solar fuera el recurso que necesita el tercer mundo?

Su familia también puede comprar leche regularmente. En definitiva el dinero se ha diversificado y ahora pueden aspirar todos los días a algo que antes solo podían pagar un par de veces al mes o pensar en cosas que antes les resultaban imposibles.

En cuanto a las mujeres, como comenta Monica Atieno Aswan, el dinero les permite convertirse en personas más independientes. 

“Este dinero realmente ha cambiado mi vida”, dijo Aswan de tan solo 28 años de edad. Ahora no depende tanto de su marido e incluso aunque no sea mucho dinero sabe que  puede pedir prestado a otros sabiendo que obtendrá más tarde lo necesario para pagar la deuda.

iniciativa dar dinero mensual aldea kenia

Edwin Odongo Anyango| Foto: Chris Weller/Business Insider

Y es que como el portal relata, es común en las aldeas de Kenia que los maridos sientan una gran presión y frustración si su día de trabajo no rinde lo suficiente para su familia. En el caso de Maurice Owiti, él y su esposa lucharon mucho en el pasado para poder pagar alimentos y la educación de su hijo mayor. A menudo, esa escasez de dinero provocaba tensiones y peleas en la familia.

Ahora que obtiene un ingreso básico, Owiti y su esposa tienen un matrimonio más feliz porque según cuentan no discuten tanto sobre el dinero, dijo. Dado que su esposa también recibe esta compensación, ambos se sienten más libres que antes. “Ahora todos somos muy pacíficos”, declaraba.

Las 8 economías más desiguales del mundo

La propuesta puesta en marcha por GiveDirectly fue ampliada en noviembre de 2017,  de 95 personas a un estudio mucho más amplio de 16,000 personas, que recibirán dinero durante los próximos 12 años.

Como vemos quizá la frase: el dinero no compra la felicidad, está simplemente mal construida. El dinero no compra o da la felicidad, solo traza el camino para alcanzarla. Para poder perderse en los placeres de una vida plena.

Y es que como declara Anyango, “lo que este dinero hace es crear esperanza. Y cuando las personas tienen esperanza, son felices”.

Vía | Business Insider

Foto de portada: Business Insider

Sobre el autor de este artículo

Cristina Fernández Esteban

Licenciada en periodismo. Entusiasta de la tecnología, la literatura y el café.