Educación

Drones para enseñar matemáticas, física o geografía

Te contamos cómo los drones cambiarán el mundo en 5 años

¿Quieres saber todo lo que pueden enseñar los drones a los estudiantes de muy distinta especialidad? Te lo contamos.

¿Quién no se ha enfrentado a la ardua tarea de diseccionar una rana en clase de biología? ¿O de tener que mezclar distintos elementos ‘a lo loco’ en el laboratorio de química? Pues bien, a partir de ahora los alumnos se van a tener que acostumbrar a un nuevo objeto de estudio: los drones.

Compuestos por un microordenador central, magnetómetros, giróscopos, barómetros, acelerómetros, herramientas de precisión, baterías, emisores y receptores de radio para su control, estos pequeños autómatas volantes son toda una fuente de conocimiento al concentrar gran cantidad de avances tecnológicos que se han desarrollado durante los últimos años en un solo objeto. Además, llaman mucho la atención por lo que permiten al profesor captar la atención de los alumnos desde el primer momento.

¿Qué se puede aprender con los drones?

El aprendizaje a través de drones tiene muchos beneficios en la educación de los alumnos del siglo XXI. Gracias a ellos se puede aprender los siguientes conceptos en una enseñanza a adaptada a la innovación y las nuevas tecnologías:

  • Matemáticas y trigonometría. Aprender el teorema de Pitágoras o las relaciones entre los elementos triangulares y esféricos ya no resulta tan tedioso. Las figuras y los casos teóricos saltan de la pizarra a los drones a través de los cuales los alumnos podrán aprender y retener mejor los conocimientos.
  • Diseño, tecnología y electrónica. Cada día más se incluyen en los currículos académicos asignaturas relacionadas con el diseño, la aplicación de nuevas tecnologías en las aulas y el aprendizaje de nuevos contenidos de electrónica. La electrónica y el estudio de nuevas tecnologías permite involucrar activamente al alumno en su propio aprendizaje y desarrollar la intuición científica y de ingeniería.
  • Topografía y geografía. Una de las muchas aplicaciones de los drones reside en el aprendizaje de geografía y topografía. Es más, son ahora una de las herramientas clave que están utilizando los profesionales para desarrollar planes de urbanismo, medioambiente, agricultura y, por supuesto, para la creación de nuevos mapas para navegadores.
  • Programación y robótica. Estas disciplinas permiten un aprendizaje activo, el desarrollo de las habilidades de investigación, la resolución de problemas y potencian las cualidades autodidactas de los alumnos.
  • Trabajo en equipo. El aprendizaje a través de los drones está formulado para desarrollarse por equipos. Estos robots, al estar formados por miles de piezas y que implican áreas de conocimiento separadas como el aeromodelismo, la impresión 3D, electrónica y robótica, necesitan de un grupo coordinado para la construcción de un dron. Esto permite afianzar las capacidades del trabajo en equipo y desarrollar estas aptitudes de cara al futuro.

Por el momento, la institución educativa Brains International Schools ya ha anunciado que impartirá sus primeras clases con drones los próximos 21, 22 y 23 de febrero.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.