Educación

¿Cuál fue la primera institución de educación a distancia de España?

Escrito por Marcos Merino

La Internacional Institución Electrotécnica, fundada en 1903 en Valencia por un inventor español a quien se atribuye la paternidad real de la radio, fue el primer proyecto para impartir formación a distancia en España. Pocos años después, impartía incluso títulos oficiales de enseñanza superior.

Julio Cervera Baviera fue un militar, ingeniero e inventor español nacido en 1854, uno de esos genios olvidados tan frecuentes en la historia moderna de nuestro país. Muchos le atribuyen haberse adelantado a Guillermo Marconi (del que fue colaborador) en la transmisión de la voz humana mediante telegrafía sin hilos; en definitiva, lo que hoy llamamos radio. Si fue así, esta histórica primera retransmisión habría tenido lugar en 1902 entre Jávea e Ibiza.

Pero de Cervera sí sabemos con seguridad dos cosas: que fue el inventor del antecesor del mando a distancia (como demuestra su patente del telemando de equipos y sistemas) y que fundó la primera institución de educación a distancia de nuestro país (y posiblemente la primera fuera de los EE.UU): la Internacional Institución Electrotécnica, fundada en Valencia en 1903. El propio Cervera elaboraba el material didáctico, y su propuesta fue tan bien recibida que el primer año contaba ya con más de dos centenares de estudiantes matriculados.

Con ocasión de la presencia de la misma en la Exposición Regional Valenciana de 1909, el diario ABC dedicó un artículo a “este notable centro de enseñanza con centenares de alumnos en toda España y en el extranjero”, abordando específicamente su particular propuesta de educación a distancia: “Es en nuestra patria este centro de cultura único en su clase, y el sistema de enseñanza consiste en que el alumno, en su misma casa y sin necesidad de trasladarse a Valencia, pueda perfectamente, por medio de textos impresos exactamente detallados, estudiar las asignaturas y resolver infinidad de problemas que verifica con profundo conocimiento de las materias estudiadas. Salta a la vista la inmensa ventaja del sistema que tanta aceptación tiene en el extranjero, y particularmente en América del Norte, pues el alumno no está sujeto no a tiempo fijo ni a horas de clase”.

Las mejores universidades para sacarse la carrera online

Según explicaba la propia escuela 10 años después en un anuncio publicado en la revista ilustrada Mundo Gráfico, el centro impartía 4 títulos de enseñanza superior (había sido “legalmente autorizado por el Ministerio de Instrucción Pública y Bellas Artes” en 1906): Ingeniero Electricista, Ingeniero Mecánico, Ingeniero Mecánico-Electricista e Ingeniero Agrícola. Junto a estos, se ofrecía toda una serie de títulos propios “especializados” y “económicos”, que iban desde Maquinista a Técnico de Enología, pasando por Práctico Agrónomo o Geómetra-Geodesta.

En la misma publicidad, se destacaba que la enseñanza proporcionada era “práctica y completa”, y destacaba el nivel de empleabilidad de la misma: “habiendo obtenido sus 300 ingenieros colocaciones muy lucrativas”. Proclamaba contar entonces con 300 alumnos en España, América y resto de Europa. “La Escuela remite gratuitamente información completa de la misma a quien lo solicite”. Sólo faltaba en el anuncio el formulario con los campos de ‘Nombre’ e ‘e-mail’ para dejar claro lo poco que ha cambiado el marketing en un siglo.

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Diseñador web y docente de educación no formal, imparte cursos de informática en el medio rural porque las brechas están para cerrarlas. Desde que le nombraron director de la revista de su colegio, no ha dejado de escribir.