Educación

Cómo hablar con niños de violencia o terrorismo, según la psicología

hablar-nino-violencia-terrorismo
Escrito por Ana Muñoz

Los últimos episodios de Barcelona o Las Vegas han puesto encima de la mesa una gran pregunta: ¿Cómo debemos hablar con niños de violencia o terrorismo? Te contamos qué dice la psicología.

El mundo se ha vuelto loco. No sólo estamos viviendo una época en la que el terrorismo abre casi todos los días los telediarios, sino que ahora también parece que la violencia es la justificación a todo acto rebelde.

Nosotros podemos tener una opinión clara sobre el tema pero, ¿y los más pequeños? ¿cómo se les explica una situación así?

Cómo afectaría una hipotética independencia de Cataluña al sector TIC

Como sabemos que es algo difícil, hoy queremos mostraros qué dice la psicología sobre cómo hablar con los niños sobre la violencia o el terrorismo, ya que este tipo de situaciones parecen estar a la orden del día.

1. No dejes que vean imágenes violentas

nino triste

Son muchos los medios de comunicación que, debido a su objetivo de aumentar su audiencia, difunden vídeos violentos. Eso por no hablar de las famosas cadenas de WhatsApp aderezadas con alguna imagen perturbadora.

Así que si está saliendo por la televisión o Internet alguna instantánea de este tipo, deberías cambiar de canal. De la misma forma, si en la radio están hablando con algún testigo del suceso que habla en tono exaltado, te recomendamos apagarla.

Y es que, aunque pienses que tus hijos no están prestando atención, los niños son como esponjas, y absorben cualquier información que les rodea.

2. Si encuentras a tu hijo viendo la TV con imágenes de un atentado, mantén la calma

mejor-serie-tv-desde-2000-segun-critica

Es posible que estés en la cocina o acabes de llegar a casa y encuentres a tu hijo viendo imágenes perturbadoras de un atentado o un acto violento. Si es así, lo mejor que puedes hacer es mantener la calma y no asustarle.

De esta forma, en vez de decirle algo del tipo: “No deberías estar viendo esto”, cámbialo por: “Vamos a descansar un poco de la televisión. Cuéntame qué has hecho hoy en el cole y qué te ha dicho la seño”.

3. Si tu hijo representa una tragedia, “juega” con él hasta que todos estén a salvo

Por ejemplo, si tu hijo está jugando con bloques de LEGO y de repente los rompe al grito de: ¡Bomba!, lo mejor que puedes hacer es echarle una mano a reconstruir esos bloques y hacerle ver que hay que “salvar” a todos los muñecos hasta que estén a salvo.

Una de las cosas que más preocupan a un niño es sentirse seguro y querido, por eso hay que reforzar esa emoción a través de abrazos y cariño.

4. Si tus hijos son mayores, pregúntales qué han visto/oído

adolescente

Si tienes hijos en una etapa adolescente y ha ocurrido un acto terrorista, lo más normal es que hayan visto algo sobre ello en sus redes sociales.

Por eso, toma como introducción algo que haya salido en la televisión o una noticia de Internet y pregúntale: ¿qué es lo que la gente dice sobre ISIS en el colegio? O, si quieres ser más preciso, pregúntale directamente sobre qué ha visto/oído/leído sobre el tema.

Si su respuesta es “nada”, no le fuerces a hablar, ya que se sentirá presionado. Hablará contigo cuando esté preparado.

Y, si te dice algo del tipo: “Pepe dice que ISIS le cortó la cabeza a un chico”, debes estar receptivo y pendiente de tres cosas: miedos, malentendidos y preguntas.

5. Normaliza el miedo

Si están asustados, explícales que muchos niños y adultos tienen miedo de este tipo de situaciones y que no deben avergonzarse por decirlo. Además, tienes que demostrarles que no tienen nada qué temer.

6. Protección

policia

Cuando ocurre una tragedia y tu hijo está preocupado, tienes que enseñarle que hay personas que están para protegernos, como la policía o los miembros de seguridad del estado.

De hecho, si hay una noticia sobre un héroe que ha ayudado a la gente y ha salido en las noticias, ponle de ejemplo para mostrarle que hay que tener fe en la humanidad.

7. Pon distancia

Los países con las economías más competitivas del mundo [Infografía]

Otra forma de disipar el miedo de un niño es mostrarle la distancia entre dónde ha ocurrido un atentado y tu casa. Por ejemplo, si hay un acto violento en Siria, coge un globo terráqueo y señálale dónde está él y dónde está el país asiático.

8. Posibilidad VS probabilidad

adolescentes smartphone

Si tus hijos ya son relativamente mayores y son capaces de entender conceptos abstractos, puedes hablarles de la diferencia entre la posibilidad y la probabilidad de algo.

Así, puedes explicarles que la mayoría de los actos violentos o terroristas abren los telediarios porque son algo extraordinario, es decir, es probable que ocurran, pero no es lo normal.

9. Recuérdale que la mayoría de la gente es buena

Aunque parezca que la violencia es la tónica habitual de cada día porque es con lo que abren los telediarios, tienes que enseñarle que hay mucha gente buena en el mundo. Así, explícale que los terroristas son sólo una ínfima parte de la población.

10. Corrige los malos entendidos con cuidado

mujeres arabes coche

Es importante que prevengas a tus hijos sobre temas de xenofobia o prejuicios contra algún tipo de raza, sexo o etnia.

11. Identifica el miedo

miedo-nino

En ocasiones, los niños nos hacen preguntas en las que se intuye que tienen miedo. No es raro que, después de un acto violento o terrorista, te pregunten: ¿Podría pasar aquí? 

Por eso es esencial que les expliques que hay cientos de personas en el mundo que trabajan día a día para mantenernos a salvo. Así, como te hemos comentado antes, es importante que les recalques que ellos están seguros.

12. Adolescentes

voluntario-adolescente

Los adolescentes y preadolescentes son lo suficientemente mayores para tener consciencia de lo que ocurre en el mundo. Por eso, es normal que se pregunten por qué hay gente “mala” que es capaz de hacer eso.

Si ocurre esto, pregúntales si quieren ayudar a la causa con parte de sus ahorros o participando como voluntarios ante alguna catástrofe. Hazles ver que ellos también pueden ayudar.

Sobre el autor de este artículo

Ana Muñoz

Licenciada en Periodismo. Tecnoadicta, apasionada por los wearables y las pelis de superhéroes.