Educación

Cómo elegir qué estudiar después de Selectividad

Cómo elegir qué estudiar después de Selectividad

Esta semana han dado comienzo las pruebas PAU 2018, más conocidas como los exámenes de Selectividad o pruebas de acceso a la Universidad. Si todavía no sabes qué hacer cuando sepas los resultados, no dejes de leer.

Nos encontramos en pleno período de la Selectividad 2018 y son miles los alumnos españoles nerviosos e ilusionados ante estas importantes pruebas educativas, cuyos resultados seguramente determinen en gran medida el futuro de sus estudios o sus próximos movimientos en el ámbito profesional. Después de hincar los codos para preparar lo mejor posible esta tanda de exámenes es probable que todavía no sepas qué estudiar o en el caso de no hacerlo, cómo encaminar tu trayectoria laboral tras finalizar la etapa del Bachillerato.

11 preguntas que puedes hacerte para decidir qué estudiar

Puede que tu futuro venga de la mano de la especialización mediante una FP de grado medio o superior -una modalidad que, según datos de Adecco ofrece mejores condiciones laborales y salarios-, que estés esperando la nota de corte del grado que sueñas con hacer desde pequeño o que por el contrario, quieras optar por lanzar tus propios proyectos, tomarte un año sabático para viajar por el mundo gracias a iniciativas como el wwoofing, el volunteering, el crewing o el housesitting, o te inclines por la formación autodidacta gracias a la amplia variedad de cursos online gratis y formación en la red.

El abanico es muy amplio: desde empezar a echar CV desde el preciso instante que salgas por la puerta de Selectividad para trabajar en verano a buscar financiación para emprender, esperar a que salgan las notas de corte, buscar los grados que hay en tu ciudad o echar un ojo a la diversidad existente en Formación Profesional. A continuación, lanzamos al aire un puñado de consejos para resolver algunas de tus dudas y ayudarte a elegir qué estudiar después de Selectividad. 

Consejos para elegir qué hacer después de Selectividad 2018

  • Rastrea tu vocación: Una porción del alumnado sabe qué desea estudiar desde hace semanas, meses o años, pero otro segmento se encuentra perdido ante la gran cantidad de grados existentes, que se suman a las presiones familiares, influencias externas o ansiedad y miedo ante un futuro laboral más incierto, cambiante y flexible que el de generaciones anteriores. Es importante ser proactivo, dedicar tiempo a anotar pros y contras de las diferentes alternativas, olvidarte de la formación y pararte a pensar donde te gustaría estar en cinco, diez, veinte o treinta años, en qué disfrutas más en tu tiempo libre, cuáles eran tus sueños de infancia o cuáles son las cosas que mejor se te dan y tus principales habilidades.
  • No te quedes con la primera opción: Es importante tener paciencia a la hora de tomar una decisión óptima tras atravesar los exámenes de Selectividad 2018. Aunque que obtengas unos resultados brillantes no tienes que cursar uno de los grados con la nota de corte más alta, ni adaptarte a las expectativas que otros han depositado sobre ti. Tampoco debes quedarte con la opción geográficamente más cercana, que implica menos esfuerzos o que únicamente tiene un nivel más alto de empleabilidad. Los dos criterios más importantes deben ser la calidad y las expectativas de futuro en relación a tus aspiraciones, valores, plan vital y competencias personales. Te recomendamos echarle un vistazo al ránking de las 15 mejores universidades españolas, según el CSIC o al listado publicado por el Ránking de Shangai o en el caso de que ya hayas decidido el área -por ejemplo negocios, idiomas o programación web-, te formes acerca de los mejores centros de cada ámbito, avalados por organizaciones especializadas. Y no te olvides de revisar las oposiciones disponibles convocadas en España en 2018, ya que puede ser una opción muy atractiva.
Cómo elegir qué estudiar después de Selectividad

Fuente | Statista

  • Ir a la Universidad no es obligatorio: Como ya analizamos de forma exhaustiva en este artículo, no todo el mundo, ya sea por razones económicas, profesionales o personales debe cursar un grado, sino que existen muchas alternativas a las que atender y de hecho, cada vez hay menos alumnos en las universidades españolas. Sin ir más lejos, el 26,8% de los titulados de máster declara percibir un sueldo que no sobrepasa a 1.000 euros mensuales, dos años después de terminar estos estudios de postgrado en la Universidad. De ellos, un 8,8% cobra menos de 600 euros, según el Barómetro de empleabilidad y empleo universitarios. Edición máster 2017 realizado por el Observatorio de Empleabilidad y Empleo Universitarios. Si decides ir a la Universidad, algunas posibilidades que te puedes plantear es estudiar a distancia a través de la UNED -algo muy útil si quieres trabajar y estudiar a la vezo el doble grado. También hemos recopilado cuáles son las mejores universidades para sacarse la carrera online.
  • Internet puede tener la llave: Si por tu carácter o tus ambiciones de futuro decides tener un perfil más autodidacta, los MOOCs y cursos online gratis, disponibles a patadas en plataformas como Udemy, EdX, Coursera, Miríada X o Tutellus, y avaladas por universidades de prestigio como Harvard o Princeton así como por escuelas de negocio de alta calidad, constituyen una gran alternativa. Puedes iniciarte en disciplinas muy demandas dentro del tejido empresarial actual como ciencia de datos, programación o desarrollo web, así como en muchas otras, desde idiomas a humanidades, negocios o medio ambiente. Si estás indeciso sobre qué estudiar, formarte a través de cursos online gratis en verano puede ayudarte a decidir qué estudiar tras Selectividad.
  • ¿Y un bootcamp?: Si estás deseando incorporarte al mundo laboral, una de las modalidades más recientes, prácticas y efectivas son los bootcamps, formaciones prácticas de 9 semanas que responden a las necesidades actuales de las empresas y que no exigen título académico previo, solamente ganas de aprender y unos mínimos conocimientos. Son formaciones muy especializadas e intensivas, que en dos meses te forman en las tecnologías punteras demandadas por el mercado actual. En España te recomendamos Ironhack, el tercer bootcamp mejor valorado del mundo según el ránking de referencia Coursereport o Neoland, del que te hablamos en profundidad en este post.

  • Las ventajas de la Formación Profesional: Los datos recientes nos indican que a la Formación Profesional le corresponde el 32,8 % de la oferta de trabajo en España, por lo que hacer un ciclo medio o superior se trata de una opción de peso para introducirte en el mercado laboral. Además, jasta 2020, cerca de dos tercios del crecimiento de empleo tendrán lugar en la categoría de FP. Algunas de las titulaciones con más salida en este terreno son el grado medio en gestión administrativa, el grado medio en auxiliar de enfermeria, el grado superior en marketing y publicidad o el ciclo medio en sistemas microinformáticos y redes, en desarrollo de aplicaciones web o un grado superior en desarrollo de aplicaciones multiplataforma. Recuerda que si estás trabajando, puedes cursar la Formación Profesional a distancia.
  • Repetir Selectividad: Si finalmente tienes muy clara tu vocación y el grado que quieres cursar pero tras salir las notas de corte, no te llega, puedes optar por repetir las asignaturas específicas y/o examinarte de otras asignaturas de bachillerato que ponderen más en la carrera finalmente elegida. Puedes dedicar un año a preparar la parte específica y además, trabajar a la vez, sacarte el carnet de conducir, formarte en idiomas o estudiar algún curso práctico con gran orientación profesional, como primeros auxilios.

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.