Educación

Cómo ahorrar hasta un 25% en libros de texto para niños

como-ahorrar-libros-texto
Escrito por Ana Muñoz

¿Quieres saber cómo puedes ahorrar hasta un 25% en los libros de textos del colegio de tus hijos? Te adelantamos que la clave está en comprarlos por Internet.

La vuelta al cole y los libros de texto en particular suponen un fuerte varapalo para la economía familiar.

Tratar de ahorrar dinero y exprimir al máximo el presupuesto disponible es el objetivo de la mayoría, viendo en internet una buena vía de escape.

Según datos del comparador online de libros, Textolibros, adquirir los libros de texto en internet es hasta un 25% más barato que comprarlos en una tienda física.

De hecho, cada vez son más las familias que prefieren comprar los libros desde casa por el ahorro y comodidad que implica en detrimento de los establecimientos de toda la vida.

El auge de las ventas por internet ha propiciado que algunas de las principales tiendas online como Amazon o la Casa del Libro hayan adaptado su oferta e incluso mejorado los precios de las grandes superficies con el envío a domicilio incluido, impulsando aún más esta tendencia a la compra online.

textolibros

Tanto es así que, según las previsiones, todo apunta a que la compra de libros por Internet aumentará un 30% en la campaña del curso 2017-2018 y su tendencia es a seguir creciendo de manera exponencial cada año.

Una de las webs donde podemos encontrar libros de texto a un precio económico es Textolibros. Pero, ¿Cómo funciona? Los familiares pueden buscar los artículos que necesiten por título o código ISBN y comparar los precios en distintas librerías online para ahorrarse dinero.

La diferencia de precio puede llegar a ser de entre un 5% y un 25% respecto a las tiendas físicas, tal y como se desprende del estudio realizado por la plataforma.

Para llegar a esa conclusión, el comparador ha hecho una prueba real escogiendo una lista de 12 libros de un curso de 2º de ESO de un colegio de Madrid.

Tras realizar la búsqueda de todos los libros en la plataforma, en la que algunos ejemplares llegaban a tener hasta el 25% de descuento, el precio total más bajo encontrado en este caso fue de 285,07€.

Al mismo tiempo se procedió a llevar a cabo la misma búsqueda en una librería física. El resultado en esta ocasión para la misma lista de libros fue de 351,96€. En este ejemplo, el ahorro de comprar online los libros de texto es de 66,91€ que las familias pueden aprovechar para el resto del material escolar necesario.

Los niños madrileños disfrutarán del préstamo gratuito de libros a partir de 2018

“Esa diferencia de precio viene sujeta a que una librería o tienda física tiene una cantidad de gastos fijos que una tienda online no soporta y esto hace que el precio sea algo superior para poder cubrir los gastos del negocio”, comenta Alejandro Contreras, director general de Textolibros.com.

Otra de las ventajas de Internet frente a la compra física es el tiempo y la comodidad. Si nos remitimos al ejemplo anterior, la búsqueda online consistió únicamente en introducir los códigos ISBN de cada libro, empleando algo más de un minuto.

Además, había stock de todos los ejemplares y el envío a domicilio estaba garantizado en 24 horas. No ocurrió lo mismo con la búsqueda en la librería. Sólo en el desplazamiento a la tienda se emplearon ocho minutos y otros cinco esperando a ser atendidos.

Tras preguntar por el listado de los 12 libros y siete minutos de búsqueda en el almacén, solo había stock de nueve mientras que para los otros tres libros se necesitaba al menos 72 horas para recepcionarlos.

En total se emplearon algo más de 30 minutos en la tienda y tres días después hubo que regresar a recoger el resto de libros que faltaban.

Así, parece que Internet se presenta así como la opción para aquellos que busquen ahorrar y que con solo unos clicks pueden tener todos sus libros en casa. En cambio, aquellos que optan por las librerías de toda la vida gozan de un servicio mucho más personalizado.

Sobre el autor de este artículo

Ana Muñoz

Licenciada en Periodismo. Tecnoadicta, apasionada por los wearables y las pelis de superhéroes.