Educación

Apuntes para que tu próxima charla TED salga a pedir de boca

Claves para que una charla TED salga a pedir de boca

El manejo del lenguaje corporal, el uso del storytelling, el sentido del humor o las anécdotas en primera persona son ingredientes poderosos para que una charla TED resulte exitosa y llegue al target. Estos son algunos apuntes básicos.

Vivimos en la era de las charlas TED como formato cargado de potencial para abrir mentes, llegar a miles de oídos y tornar virales experiencias de vida y mensajes reveladores. Existen TED Talks para todos los gustos, profesiones y cometidos: si buscas potenciar tu creatividad, quieres montar tu propio negocio, deseas profundizar en diversos movimientos sociales o empaparte de activismo o cumplir nuevos propósitos para 2019, Youtube y otras plataformas ponen a tu disposición y de forma gratuita charlas de grandes oradores.

10 charlas TED para freelance que necesitan inspiración

Si tú también tienes pensado dar tu propia charla TED, enumeramos algunas de claves más importantes para triunfar y llegar a tu público objetivo con un mensaje potente y bien estructurado. 

Claves para triunfar con tu charla TED

  • Cuenta una historia: Un hilo narrativo enganchará mucho más a los oyentes que un mero conjunto de datos soltados de carrerilla. Las anécdotas, las historias personales y el componente emocional te ayudarán a conectar con las necesidades e intereses de la audiencia. Puedes apostar por estructuras narrativas como inicio/nud/deselance o situación/complicación/resolución.
  • Eslogan pegadizo: Para que tu charla TED se haga viral debes construir frases inolvidables, ganar ritmo durante la presentación, incluir plot points o puntos de giro que generen un clímax en la audiencia y apostar por la repetición de lo importante.
  • Arranque fuerte: Al igual que en el caso de una gran película o un estupendo libro, el principio es esencial para cautivar, generar curiosidad y prometer beneficios  a la audiencia de escucharte. Una pregunta que induzca a la reflexión, una historia personal, un chiste, un problema colectivo o un dato curioso son elementos potentes para saltar al ruedo.
  • Call to action: Igual que en el caso de las newsletter o de las tiendas online, acabar con una llamada a la acción -ya sea social, de cambio de mentalidad, de reflexión, de ánimo- es importante para que los tentáculos de la charla TED se prolonguen más allá de la duración de la misma.
  • Juega con tu voz y con tu cuerpo: Modula el volumen, tono y ritmo de tu voz según el momento de la TED Talk, usa la segunda persona, imprime pasión y exprésate con las manos, manteniendo una postura segura y cercana y asegurando el contacto visual con tu público. Es ideal que los gestos sean naturales y que sincronices tus expresiones faciales con tu mensaje.
  • No olvides practicar antes pidiendo feedback, apoyarte en diapositivas sencillas si es necesario -aunque lo ideal es dar la charla sin apoyo visual- y revisar bien el guion antes de la versión final.

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.