Educación

Blabelia, la red para poner en contacto a profesores y alumnos de idiomas

blabelia_idiomas
Escrito por Marcos Merino

Esta plataforma, fundada por 3 emprendedores españoles, ofrece también herramientas para facilitar la gestión y el pago de las clases.

En el actual mundo globalizado, resulta fundamental contar con una adecuada formación en idiomas. Y en éste, como en los demás campos del conocimiento, Internet representa un constante proveedor de nuevas herramientas para facilitar un aprendizaje de idiomas sencillo e interactivo, basado en la colaboración y en la desaparición de las barreras geográficas.

Una de estas herramientas es el portal de enseñanza colaborativa Blabelia, lanzado por 3 emprendedores españoles el pasado mes de abril. Blabelia facilita la tarea de encontrar profesor del idioma deseado, proporciona las herramientas para gestionar las clases (online o presenciales), para impartirlas y para pagarlas.

¿Qué ofrece Blabelia?

Desde TICbeat nos hemos puesto en contacto con Javier Fuentes, responsable de dirección empresarial, marketing y desarrollo de producto en Blabelia, para que nos detalle los pormenores de su proyecto.

“La idea es muy sencilla”, asegura, “es una plataforma en la que conectamos a profesores y alumnos de idiomas de todo el mundo. ¿Qué ofrecemos? Una solución más barata más flexible y más global para la tarea de encontrar profesor. ¿Cómo lo hacemos? Proporcionamos a profesores y alumnos todos los medios (desde el contacto inicial hasta el pago) para que concierten sus clases de una forma rápida, segura y sencilla”.

“Somos 3 socios”, nos cuenta: el propio Javier, Miguel García Casarrubios (director técnico) y Fernando García-Casarrubios (director de operaciones). “Dos somos ingenieros de telecomunicación que llevamos años trabajando en consultoría, y el tercero es un profesor de inglés que el año pasado nos señaló que existía una oportunidad de negocio en dar solución a los obstáculos que encontraban los alumnos de idiomas para encontrar profesores (y viceversa)”. Así nacía Blabelia, y poco después obtenía el premio a la mejor aplicación en SIMO Educación 2014.

Posiblemente, uno de los elementos diferenciadores de Blabelia sea el de la verificación de los títulos de los docentes presentes en su plataforma: “Muchos profesores son titulados, y nosotros validamos personalmente que cuentan con una determinada titulación contactando directamente con las entidades educativas que la expiden”. Estos docentes aparecen con la leyenda “Certificado” en el buscador de la plataforma.

10.000 usuarios, la expectativa para 2016

Pero, ¿en qué punto se encuentra la implantación de Babelia en el mercado? “Ahora mismo estamos centrados en España y en países cercanos de Europa (Reino Unido, Francia, Alemania)” nos explica Javier, “pero a medio plazo nos planteamos expandirnos al resto del continente, y también a Latinoamérica y Estados Unidos”.

A día de hoy, Blabelia cuenta con más de 200 profesores de 25 países distintos. En cuanto a los alumnos, la cifra supera los 550 tras 5 meses creciendo al 23% mensual. Éstos provienen “fundamentalmente en España, que es el mercado en el que nos hemos centrado por ahora y en el que hemos llevado a cabo nuestras principales acciones de marketing”. ¿Y de cara al futuro cercano? “Nuestras expectativas de usuarios para cuando cumplamos 12 meses en el mercado, de acuerdo con nuestra planificación, ascienden a los 10.000”.

Todo esto se sostiene sobre un modelo de negocio muy simple, que Javier define como ‘transparente’: “se basa en la retención al profesor de un porcentaje fijo (del 15%) por cada clase impartida que haya sido gestionada dentro de la plataforma. Las clases son abonadas por adelantado por el alumnos y el pago es realizado al profesor 48 horas después de la celebración de la clase siempre y cuando no haya habido reclamación por alguna de las partes”.

Blabelia_Founders

Los fundadores de Blabelia.

 

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.