Educación

Bill Gates y Steve Jobs criaron a sus hijos sin tecnología: ¿Acierto o error?

steve jobs y bill gates
Escrito por Ana Muñoz

Al contrario de lo que muchos puedan imaginar, Bill Gates y Steve Jobs criaron a sus hijos sin tecnología. Te contamos si esto es un acierto o un error, en función de los distintos estudios y expertos que han hablado sobre el tema.

La psicología está aprendiendo, cada vez más rápido, los efectos que tiene la tecnología en el cerebro de los niños y, más concretamente, en el de los adolescentes.

Los últimos estudios demuestran que el riesgo de que un joven de 12 o 13 años sufra depresión aumenta un 27% cuando utiliza las redes sociales de forma frecuente. Además, los que usan un smartphone más de tres horas al día tienen muchas más posibilidades de cometer suicidio.

Ésta es sólo una de las investigaciones que aparecen en el libro Screen Schooled: dos profesores veteranos exponen cómo el uso excesivo de la tecnología hace que nuestros niños sean más tontos (Screen Schooled: Two Veteran Teachers Expose How Technology Overuse Is Making Our Kids Dumber), escrito por Joe Clement y Matt Miles, que pone de manifiesto cómo ha evolucionado este tema en la sociedad y qué repercusiones puede tener a día de hoy.

La conclusión a la que llegan es bastante interesante, ya que los expertos hablan de que no hay que criar a los niños sin tecnología, como hicieron Bill Gates y Steve Jobs, sino evitar los efectos nocivos de la misma. Sin embargo, la pregunta que nos viene inmediatamente a la cabeza tras conocer este dato es: ¿Qué saben estos ejecutivos sobre el efecto de sus productos que un consumidor medio desconoce? La respuesta es simple: el poder de adicción que ejerce sobre los más jóvenes. 

No se debe eliminar, sino limitar

horas television menores

Bill Gates siempre ha estado dispuesto a hablar sobre el uso que deben darle los niños a la tecnología. De hecho, ha comentado en varias ocasiones que su hija no tuvo móvil hasta los 14 años (la edad media a la que un niño obtiene su primer smartphone es 10). Incluso, ha llegado a decir que le tuvo que limitar el acceso a determinados dispositivos porque se percató de que se estaba convirtiéndo en adicta a un videojuego.

Por su parte, Steve Jobs declaró en una entrevista al NYT que sus hijos tenían prohibido utilizar el iPad (que, por aquel entonces, acababa de lanzarse al mercado), ya que el uso de la tecnología en su casa estaba muy limitado.

Pero no sólo eso. El cocreador del iPod, Tony Fadell, dijo hace unos años que, si el padre de Apple siguiera vivo, lucharía por hacer ver a la sociedad el peligro que supone la adicción a la tecnología. “Seguramente diría: Tenemos que hacer algo con este tema”, declaró.

¿Por qué los niños japoneses son los más sanos del mundo?

Según los autores de Screen Schooled, el problema real de que los niños sufran una adicción a la tecnología es que mata su creatividad y limita las relaciones sociales que puedan mantener. Por esta razón, muchos padres de Silicon Valley cada vez restringen más cualquier dispositivo a sus hijos.

Sin embargo, teniendo en cuenta tal y como está constituida la sociedad hoy en día, tanto Clement como Miles se atreven a decir que, si Jobs siguiera vivo, sus hijos habrían utilizado mucho más la tecnología en el aula que en su propia casa.

Tecnología sí, pero no a todas horas

Plataformas-para-que-los-niños-aprendan-a-programar-en-Arduino-y-Scratch.Bill Gates ha hablado en varias ocasiones de que la tecnología puede ofrecer una serie de beneficios a los estudiantes en los entornos educativos. Lo cierto es que el multimillonario se ha interesado mucho por el mundo del aprendizaje a través de ciertos dispositivos. Y es que ha destacado en varias ocasiones que se puede utilizar para crear planes de personalizados para los alumnos.

Así, los docentes actúan como una especie de “coach” cuando los estudiantes se encuentran atascados en algún punto.

En estos casos, la tecnología se usa de la manera más específica posible, y de una forma que Gates reconoce que es útil para el desarrollo de los estudiantes, aunque hay que tener precaución con ella. Es decir, tecnología sí, pero no a todas horas.

Vía | BI

Sobre el autor de este artículo

Ana Muñoz

Licenciada en Periodismo. Tecnoadicta, apasionada por los wearables y las pelis de superhéroes.